miércoles, diciembre 8, 2021

Pugna entre la OPEP+ y los consumidores se agudiza

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El agudo conflicto entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+) y los países consumidores, parece escalar. Los segundos, encabezados por Estados Unidos, China y la UE, presionan fuertemente para que el cartel aumente el ritmo de producción. Por su parte los exportadores rechazan proceder en ese sentido.

Debe tenerse en cuenta que la organización acordó a mediados de año aumentar la producción de manera escalonada. De acuerdo a este plan, cada mes se agregarían 400.000 barriles diarios a los envíos. Con ese ritmo, la producción alcanzaría los niveles previos a la pandemia para finales del primer trimestre de 2022.

Para los países consumidores, esta tasa de aumento es inaceptable dado que la demanda alcanzó y superó desde hace bastante los niveles de 2019. Tal déficit provocó la escalada de los precios del crudo y las presiones para que la OPEP vaya más rápido. Sin embargo, el cartel se mantiene firme en sus acuerdos y viene rechazando las peticiones de los países importadores de este recurso natural no renovable.

Nuevo episodio entre la OPEP+ y los consumidores

Recientemente, un nuevo actor se unió a la pugna entre la OPEP+ y los países consumidores. Se trata de la Agencia Internacional de Energía (IEA en inglés). En palabras de su presidente, Fatih Birol, la agencia pidió a Rusia y Arabia Saudita que aumenten de inmediatos la producción para llevar los precios a un «monto razonable».

El funcionario remarcó que Rusia está en condiciones de aumentar en 15% la producción para proveer este commodity a Europa. Con esto, afirmó, se aliviaría el problema de la inflación en la mayoría de los países, tanto desarrollados como no desarrollados. Teme que los actuales precios pongan en peligro la ya frágil recuperación de la economía mundial.

Las presiones por parte de países como Estados Unidos y Reino Unidos son constantes en contra de la organización. A estos se suman China, Japón, la UE e India. En ese sentido, durante la reciente reunión virtual de los mandatarios de EE.UU. Joe Biden y de China, Xi Jinping, estos habrían evaluado liberar las reservas estratégicas. Con esta jugada, a la que se sumaría Reino Unido, buscan inundar el mercado de petróleo para presionar el precio del barril de petróleo a la baja.

Por su parte, los países de la OPEP+ no ven con buenos ojos la presión de los consumidores y advierten de posibles contramedidas.

La OPEP+ se mantiene firme en el cumplimiento de sus acuerdos internos, mientras los países consumidores piden que aumente la producción. La tensión entre ambos bloques aumenta junto con los precios del crudo. Fuente: Gestion.pe
La OPEP+ se mantiene firme en el cumplimiento de sus acuerdos internos, mientras los países consumidores piden que aumente la producción. La tensión entre ambos bloques aumenta junto con los precios del crudo.

La respuesta de los exportadores de crudo ante la presión

Frente a la presión de los países exportadores, entre las que se cuentan fuertes declaraciones del presidente Biden, la OPEP no se quedó pasiva. Así, los países más fuertes del cartel amenazan de responder a la presión con un congelamiento temporal del actual aumento de la producción.

En otras palabras, si la táctica de liberar las reservas estratégicas amenaza con provocar la caída de los precios, la OPEP respondería. Se trataría de una reducción proporcional al número de barriles de petróleo liberados por las reservas de los países compradores.

De esta manera, el conflicto de intereses entra la OPEP+ y los consumidores parece no tener un acuerdo a la vista y se basa en la fuerza de la presión. En un caso extremo, las naciones compradoras aplicarían sanciones a la OPEP. De llegar a este escenario, la respuesta del cartel sería mucho más radical, suspendiendo los envíos a los países que apliquen las sanciones.

Mientras crece el conflicto, los precios del crudo se mantienen altos y amenazan con seguir subiendo. Según datos actuales, el barril de petróleo Brent se cotiza en $82.20 dólares. En tanto en el índice WTI, el precio es de $78.18 dólares por barril. La cesta OPEP se cotiza en $78.90.

Las amenazas de Estados Unidos

Pero quizá el peor de los elementos que se suman a este tenso ambiente, fueron las fuertes amenazas del presidente estadounidense. Biden amenazó con serias consecuencias a la OPEP+ si no cumplían su orden de aumentar la producción. «Lo que estamos considerando hacer. Me niego a decirlo antes de hacerlo», advirtió. La OPEP, por su parte, no hizo ningún gesto para aplacar la ira de Washington y a otros consumidores. En lugar de ello, respondieron con un tajante no.

Asimismo, Biden afirmó tener a su disposición una amplia gama de herramientas para forzar a la organización de productores. Sin embargo, algunos analistas consideran que Estados Unidos tienen pocas posibilidades de éxito.

Entras las opciones, las más fuertes serían demandar a la OPEP por comportamiento de cartel. En segundo término, liberar las reservas estratégicas, con las cuales podría aguantar un año sin comprar crudo. La otra carta, sería prohibir la exportación de petróleo para que este quede en casa. Sin embargo, todo esto no cuenta con las respuestas de la OPEP+ frente a las acciones de los consumidores.

Una disminución aguda de la producción podría ser las herramientas que desbarate las acciones de la Casa Blanca.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -