sábado, septiembre 25, 2021

Morgan Stanley pronostica una suba del dólar para Argentina en 2022

Samantha Jimenez
Periodista freenlance, venezolana curiosa. Me complace trabajar con el periodismo digital e impreso.
- Publicidad -

Te puede interesar

Morgan Stanley, el banco de inversión y una de las entidades más influyentes dentro del Wall Street compartió un reciente informe realizado por el economista Fernando Sedano y el equipo de research. En el informe, Morgan Stanley pronostica una subida en el precio del dólar en Argentina para el próximo año. Asimismo, en el detalle del documento recomendaron a su cartera de clientes, la compra de bonos argentinos en dólares.

A lo largo de su historia, Argentina se ha caracterizado por numerosos episodios inflacionarios e hiperinflacionarios. Siendo un caso de estudio en todo el mundo por la frecuencia e intensidad que estos han presentado. Por esta razón, y manteniendo esta misma línea, la firma, subrayó en el informe, que resulta «improbable que la solución» sea mantener quieto el tipo de cambio hasta las elecciones presidenciales de 2023.

En el documento, la multinacional financiera advirtió que sostener el tipo de cambio «requiere un aumento constante de las restricciones a la importación y al capital. Lo que podría ahogar la actividad y limitar así el capital político».

En el informe también describen, que las próximas elecciones de este domingo. Es decir, las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) junto con las elecciones legislativas de noviembre tendrán un potencial suficiente para generar reacción en los precios de los activos en el país.

Imposible sostener el muddle-through

Sin embargo, también destacaron que sin importar cuál sea el resultado. Es decir indistintamente a quienes favorezcan los resultados electorales la subida del dólar en el país podría ser gradual o escalonada.

Todo ello, debido a las condiciones macroeconómicas de la Argentina. El informe resaltó su hipótesis en el cual detalla que, dichas condiciones macro y el nivel de apoyo que tiene el Gobierno van a hacer imposible sostener la estrategia de muddle-through, (lo que traducidamente al español sería «aguantar») o ir emparchando la economía para llegar, en este caso, a las elecciones de 2023. Y que, superada la visita a las urnas, el margen para políticas heterodoxas se va a ver limitado.

En el informe compartido por Morgan Stanley se lee

«Habíamos anticipado la estrategia de muddle-through del Gobierno, (evitar un reordenamiento macro antes de las elecciones) mucho antes de las noticias sobre la asignación de los derechos especiales de giro del FMI. Estos dos factores exógenos han reforzado la justificación de la estrategia, que creemos que debería durar al menos hasta las elecciones de noviembre. Y, probablemente incluso hasta finales de año». Sostuvo el análisis del Morgan Stanley.

«Y aunque los ajustes no se han hecho (y probablemente no se harán) antes de las elecciones. La caída del 10% del PIB del año pasado y la difícil dinámica de Covid (en términos de casos, muertes por millón y progreso de la vacunación) deberían limitar el apoyo a la actual combinación de políticas». Agregó.

«También podría limitar aún más la financiación del mercado. Lo que llevaría a una monetización persistente del déficit y a presiones inflacionarias y cambiarias cada vez mayores. Por lo tanto, creemos que es probable que se firme un acuerdo de facilidades extendida del FMI a finales del primer trimestre de 2022. O a principios del segundo». Sostuvo Morgan Stanley.

En torno a este escenario altamente convulsivo que vive el país, la recomendación en cuestión por parte del economista Sedano y el resto del equipo es que, a la hora de invertir se focalicen sobre bonos soberanos en dólares regidos por la Ley de Nueva York. Y no tanto en acciones de empresas argentinas.

¿Y el dólar en qué parará después de las elecciones?

Ahora bien, por otra parte, la firma sostuvo que luego de las elecciones. Y a partir del 10 de diciembre de este año, la composición del congreso «tendrá importantes implicaciones para las perspectivas políticas y normativas».

«No estamos de acuerdo con los que esperan que una eventual derrota de la coalición gobernante. Bueno, (si se produce) sea el desencadenante potencial de una profundización significativa de la combinación de políticas poco ortodoxas».

Pero, sí consideran que aquellos que lo hagan de la peor manera en las elecciones intermediarias terminaran teniendo más dificultades en los próximos años.

Entre tanto, los expertos consideran que en el país va a continuar sumergido en un contexto inflacionario, acompañado de restricciones de precios entre otro tipo de regulaciones.

Advertencias pasadas por el Morgan Stanley

Ahora bien, anteriormente, Morgan Stanley, había compartido un informe en 2018. Donde pronosticó la caída del PIB y más inflación de la que en ese entonces había. Asimismo, realizó un trabajo del peso argentino. El cual estimó que caería en una recesión del 2.3% y con una inflación de 41.4% para finales de ese año.

Hoy, de acuerdo a datos correspondientes al último informe de índice de precios al consumidor (IPC) la variación porcentual mensual a nivel nacional aumentó un 3% respecto al mes anterior. Mientras que, la variación interanual a nivel nacional aumentó a un 51,8% durante el mes de julio de 2021.

Es decir, que, el Nivel general del Índice de precios al consumidor (IPC) registró en julio de 2021 un alza mensual de 3,0% y un aumento interanual de 51,8%. El IPC de la República Argentina mide la evolución de los precios de un conjunto de bienes y servicios representativos del gasto de consumo de los hogares en el país.

Los setenta y los ochenta: de la alta inflación a la hiperinflación

Como podemos observar, el tema inflacionario de Argentina ha bordeado al país casi siempre. Después de fallecimiento de Perón en 1974. El país se vio sumergido en una profunda inestabilidad económica y social. En un contexto de crisis de la deuda latinoamericana. En términos del nivel de precios, esta conflictividad produjo que en el año 1989 se alcanzara la máxima tasa de inflación del país, bajo la presidencia de Raúl Alfonsín.

La variación de precios promedio de ese año fue de 3079%. Registrándose también una devaluación histórica (el tipo de cambio registró un aumento de 4771% anual con respecto al dólar). Según un informe de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios.

La pérdida de valor de la moneda fue tal que durante este período se realizaron dos cambios de símbolo monetario: en el año 1983 se reemplazó el peso Ley por el Peso Argentino, y en 1985 este último fue sustituido por el Austral. El presidente que registró una mayor inflación anualizada durante el período fue Reynaldo Bignone con un 401,7%.

Datos de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios

¿Y la deuda con el FMI?

Aunado a todo este dato histórico, tenemos a una Argentina con una relación infinita con el FMI: Sí, una deuda que no parece tener fin. Después de que Argentina incumpliera el año pasado con su deuda soberana por novena vez, los inversores han estado esperando que el gobierno avance con el Fondo Monetario Internacional en un acuerdo para reestructurar alrededor de 46.000 millones de dólares en deuda.

Pero, el banco de inversión Morgan Stanley paralelamente, estimó que la Argentina podría concretar una devaluación más acelerada del peso a inicios de 2022, tras las elecciones legislativas.

Sin mencionar un porcentaje, la entidad financiera cree que se podría repetir la estrategia de 2014. Cuando el extitular el Banco Central, Juan Carlos Fábrega, permitió un ajuste del 15% en el tipo de cambio apenas tres días.

Morgan Stanley, espera cualquier movimiento único del tipo de cambio oficial se produzca a principios de 2022, antes de un eventual programa del FMI.

Finalmente, el Wall Street podría estar apuntando a una combinación de factores para volverse un poco más optimista (o algo menos pesimista, dependiendo de la óptica en la que lo mires) con la Argentina.

Por una parte, manteniendo quizá la certeza de un futuro acuerdo con el FMI post elecciones. Y, por otro, al margen de una expectativa en cuanto a un resultado electoral en el que el Gobierno no resulte rotundamente victorioso.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -