viernes, octubre 22, 2021

Asia duplicará sus gastos en producción de alimentos para el año 2030

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Durante un informe publicado este martes por parte de Rabobank, PoW y Temasek, se afirma que Asia duplicará sus gastos en comida en 10 años. Ese incremento cercano a los $4 billones de dólares, deja una oportunidad a los inversores para colocar sus propuestas. El reporte destaca que las inversiones de mayor éxito serán las enfocadas en comidas saludables.

En el Asia Food Challenge Report 2021, se puntualiza que para inicios de la década de 2030, el gasto en alimentos será de $8 billones. Se destaca que gran parte de la demanda de estos nuevos recursos, viene de los cambios de hábitos alimenticios de las poblaciones de ese continente.

Pero el punto más importante en relación con la creciente demanda de inversiones en comida, es el crecimiento de la población. Se trata del continente con mayor población en todo el mundo y el de mayor proporción y proyección de crecimiento de la clase media. Según medios, en esa región se encuentra más del 65% de la clase media de todo el mundo.

¿Con qué medios duplicará Asia sus gastos en alimentos durante esta década?

El hecho de Asia duplicará sus gastos en inversión para aumentar la productividad de alimentos, es de esperar. Esto último, resalta el ya destacado auge en el crecimiento poblacional de la región. Solo China y la India tienen en sus fronteras casi 3 mil millones de habitantes. Estas poblaciones comienzan a ser más conscientes de la necesidad de alimentación sana.

En otras palabras, las viejas formas de producir alimentos, no solo será insuficientes, sino también inadecuada para la demanda. En ese sentido, cobra especial importancia la aplicación de las nuevas tecnologías al desarrollo de formas aceleradas y sanas de producción de comida.

De esta manera, la región se consolidará como indiscutible líder en el mercado de alimentos y bebidas de todo el mundo. En lo que respecta al crecimiento poblacional, se espera que el continente asiático tenga una cantidad de habitantes de 4.500 millones al iniciar la década de 2030.

Este último factor empuja a que Asia duplicará, de forma obligada, sus gastos en la producción del sustento de su demografía. Entre estos focos mayor población, se debe tener en cuenta el espacio geográfico. En otras palabras, existen países como China que tienen gran población, pero abundante espacio y tecnología. Por otro lado, países como Singapur, con población creciente, pero fronteras limitadas.

La proyección de la demanda de alimentos por países, muestra que, más que una estrategia, el hecho de que Asia duplicará sus gastos en esa área, es una necesidad. Fuente: The Asia Food Chalenge
La proyección de la demanda de alimentos por países, muestra que, más que una estrategia, el hecho de que Asia duplicará sus gastos en esa área, es una necesidad. Fuente: The Asia Food Chalenge

El foco de atención se posa sobre China

De la misma manera que en el corto plazo toda la atención es dirigida hacia China por asunto financieros, en el largo plazo esta también es protagonista. La población de ese país es la más grande de toda Asia, pero su crecimiento es lento debido al obstáculo que representan los grandes monopolios.

Las familias en China optan por no procrear ante los obstáculos de las denominadas «tres montañas», que son educación, salud y vivienda. Ante ello, Pekín hace esfuerzos desesperados por aupar el crecimiento poblacional. De tener éxito, China daría un mayor impulso del esperado al mercado de alimentos en el continente.

En lo concerniente a India y el sudeste asiático, la proyección al aumento de la inversión en alimentos también es monumental. La tasa anual de crecimiento de estas zonas es de 5.3% y 4.7% en ese orden respectivo.

Teniendo todo este panorama en cuenta donde Asia duplicará sus gastos en comida, se abre un océano de oportunidades de inversión. Según el reporte, las opciones para invertir, presentan unos $1.5 billones de dólares. Esto está sujeto a un frágil ecosistema de producción agrícola y un despiadado crecimiento de la demanda.

Se debe destacar que el mismo reporte pero de 2019, estimaba que la necesidad de inversión alcanzaría $700 mil millones de dólares. Sin embargo, la realidad parece exigir más de lo esperado con $800 mil millones adicionales.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -