viernes, diciembre 9, 2022

¿Qué es el patrón monetario?

Belén Alfonsi
Belén Alfonsi
Futura internacionalista. Apasionada de la economía global y de todos los avances tecnológicos y sociales del mundo, orientados hacia las tendencias actuales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La implementación de un sistema evoca la necesidad de una organización. Y cuando el primer sistema económico de la sociedad surgió, nuevas estructuras de la economía surgieron, como el acuerdo de Bretton Woods. Por ello, aquí EnQuéInvertir, te explicaremos, ¿Qué es el patrón monetario?

El patrón monetario es la medida de valor por la que se rige un sistema monetario. Este régimen depende de las necesidades de la sociedad en un momento dado.

De esta manera, podemos entender que se trata del valor a la que se refieren todas las monedas o medios de pago de una economía, y que sirve para determinar y respaldar su valor último.

Así, el oro cumplió con estas funciones a la perfección desde el principio. A esto se le conoció como «el patrón oro», y aunque el oro no fue el único metal que cumplió con este esquema de paridad, si ha sido uno de los que más ha perseverado en el tiempo.

Un breve repaso histórico: el origen del patrón de oro

El patrón oro, fue el primer patrón monetario existente. Este era el respaldo de los billetes en determinada cantidad de oro. Se usó entre 1870 y 1913.

Los gobiernos y las entidades bancarias autorizadas, sólo podrían poner en circulación papel moneda en proporción a sus reservas de metales preciosos (oro y plata). Lo que actuaría como un freno para evitar sobre emisiones y sus consecuencias perniciosas de inflación y desorden económico.

Así, el patrón oro condujo a una expansión considerable del comercio mundial. Pues, el comercio exterior de Inglaterra y de Francia se multiplicó durante el siglo XIX. Permitió también un flujo de inversión extranjera a una escala hasta entonces desconocida.

Naturalmente, el balance no fue del todo positivo: el sistema favoreció más la estabilidad, que el crecimiento y el empleo.

Se tomaron varias medidas para paliar la insuficiencia de metal. Cuando la libra, devaluada respecto al oro, volvió a ser convertible en 1925, los billetes no pudieron ser convertidos más que en lingotes y el banco central no los recompraba si el poseedor no tenía al menos para 400 onzas.

Por eso el sistema reestablecido en 1925 es conocido bajo el nombre de Gold Bullion Standard (bullion: lingote). De la misma forma, la exportación de oro fue prohibida y los bancos tuvieron que ceder al Banco de Inglaterra sus reservas.

Con todos estos cambios, prohibiciones y regulaciones, se hizo imperante reorganizar el sistema económico.

El acuerdo de Bretton Woods

La Conferencia de Bretton Woods fue el mayor hito de ese proceso. Esta conferencia se realizó con un único objetivo: Crear un sistema de reglas que ordene las relaciones monetarias, financieras y comerciales entre las naciones del mundo, modificando el patrón monetario anterior.

La visión de todos los delegados partía de la misma idea: Las dos guerras que habían marcado la primera mitad del siglo XX fueron consecuencia de una competencia política y económica.

Una competencia descarnada entre las grandes potencias. Por eso, resultaba imperioso establecer un marco regulatorio que ayude a prevenir conflictos de esa envergadura.

De esta manera, se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo. La Conferencia de Bretton Woods trató de poner fin al proteccionismo del período 1914-1945, que se inició en 1914, con la Primera Guerra Mundial.

Se pensaba que, para llegar a la paz, tenía que existir una política librecambista, donde se establecerían las relaciones con el exterior. Una nueva visión que modificaría el sistema económico como se conocía. Pues los autores clásicos, consideraban que la expansión del comercio a uno internacional era una idea descabellada.

Dos posturas distintas: Keynes vs Dexter White

Los principales diseñadores del nuevo sistema impuesto en Bretton Woods fueron el inglés John Maynard Keynes, asesor del Tesoro británico y Harry Dexter White, economista internacional jefe del Departamento del Tesoro de los EE.UU.

Keynes, uno de los economistas más prestigiosos de la época (y en la actualidad), defendía la creación de una gran institución internacional. Esta estaría dotada de recursos y autoridad suficiente, para poder intervenir en tiempos de crisis. Y que a su vez tuviera la capacidad necesaria para hacer frente a la aparición de desequilibrios económicos.

El plan Keynes giraba en torno a la creación de un banco central global que sería el responsable de emitir una nueva moneda internacional, dejando atrás el patrón oro, que sería empleada para resolver los posibles desequilibrios internacionales.

En el caso del plan del economista White, abogaba por la creación de una nueva institución monetaria llamada el Fondo de Estabilización. Que, en lugar de emitir una nueva moneda, estaría financiado por distintas monedas nacionales y oro.

Esto significaba que el dólar se iba a convertir en la moneda de referencia para las restantes divisas. Mientras que cada onza de oro se fijaba en un valor de 35 dólares. De este modo, los Bancos Centrales podían cambiar oro por dólares y viceversa a través de la Reserva Federal.

Finalmente, White impuso su punto de vista en el Acuerdo de Bretton Woods y el dólar estadounidense se consagró como nueva moneda de reserva mundial.

Así fue cómo se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, usando el dólar estadounidense como moneda de referencia internacional. Ambas organizaciones empezaron a funcionar en 1946 y siguen vigentes en la actualidad.

Un nuevo patrón monetario: El dólar como la moneda internacional

Las políticas económicas y monetarias estadounidenses provocaron que la enorme cantidad de dólares circulantes en el extranjero, ya no estuvieran garantizados por el oro de sus reservas, de forma que no podían cumplir con la obligación de canjearlos por oro, al precio establecido.

Así que el 15 de agosto de 1971, el presidente Richard Nixon puso fin a la convertibilidad del dólar en oro, de forma unilateral. Fueron tres grandes medidas las que tomó el presidente norteamericano:

  1. Suspender la convertibilidad oro del dólar.
  2. El establecimiento de un arancel del 10% a las importaciones.
  3. Una disminución de la ayuda externa en un 10%.

Esto significaba el fin del sistema anterior que establecía que una onza de oro equivalía a 35 dólares. Los dólares ya no estaban respaldados por el oro, pasando a ser dinero «fiat».

En otras palabras, que el dólar comenzó a estar respaldado por la autoridad que lo emitía. Ya no había un metal que respaldaba las emisiones de dólares.

De esta manera, un nuevo sistema monetario internacional había llegado, dejando atrás el acuerdo de Bretton Woods. Al no estar el dólar liado al oro, las divisas pasaron a fluctuar libremente en los mercados bajo la vigilancia de los bancos centrales. En la actualidad aún actúan como autoridad monetaria.

Una ventaja que presenta este sistema monetario es la posibilidad de crear dinero para introducir estímulos en la economía. Por el contrario, con este nuevo sistema, surgió la inflación de dinero.

¿El patrón oro podría regresar?

En los últimos años, el debate se ha reavivado. Pues muchos analistas económicos consideran necesario que el patrón oro vuelva a ser instaurado en la economía mundial. Pues, el dólar está dejando de ser una divisa a la cual fiarse.

Ya que, dado que hoy en día Estados Unidos podría emitir tanto dinero como quiera. En este sentido, el aumento del techo de deuda de los Estados Unidos puede terminar por dar lugar a una nueva burbuja económica.

Sin embargo, los analistas más pragmáticos con esta propuesta defienden que no hay suficiente oro para respaldar el elevado nivel de deuda pública de Estados Unidos. También agregan a sus argumentos el actual comportamiento del oro en los mercados.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -