jueves, agosto 5, 2021

Estados Unidos se convierte en el primer destino para los minadores de Bitcoin del mundo

David Fuentes
Estudiante de Relaciones Internacionales y Derecho en la Universidad Central de Venezuela. Interesado en el estudio de la economía internacional, así como del desarrollo y aplicabilidad de los derechos de Propiedad Intelectual a nivel global.
- Publicidad -

Te puede interesar

Por muchos años, el minado de Bitcoin ha sido un proceso llevado a cabo principalmente por los entusiastas de las criptomonedas chinos. Hoy esto parece ser una historia en transición; y es que tal como datos publicados por la universidad de Cambridge sugieren, Estados Unidos se convierte en el principal destino de minadores de criptomonedas del mundo.

Estados Unidos: Un nuevo hogar para los minadores de criptomonedas

Según datos ofrecidos por la prestigiosa universidad de Cambridge, para el mes de abril, el 17% de la minería total de la criptomoneda más importante del mundo provino de los Estados Unidos. Pese a que la cifra podría parecer discreta, esto representa un aumento del 151% con respecto a lo visto en septiembre del 2020.

Vale acotar que, pese a lo que podría pensarse en un primer momento, las recientes regulaciones impuestas por las autoridades chinas solo aceleraron un proceso que ya  se daba previamente; y es que según informa Darin Feinstein, fundador de Blockcap y Core Scientific, el desplazamiento de mineros hacia Norte América viene dándose de manera exponencial desde 18 meses atrás.

Dada estas cifras, las estimaciones arrojan que, de continuar esta tendencia, Estados Unidos será el epicentro del 40% del hashrate de todo el minado de Bitcoin para finales del 2022.

Una infraestructura que crece

La infraestructura de minado de Bitcoin en los Estados Unidos, ha estado creciendo durante los últimos años. Luego de lo que fue la depreciación del activo en 2017 (que por demás marcó el inicio del «invierno de Bitcoin»), los entusiastas de la criptomoneda aprovecharon la caída en los precios, para realizar inversiones de cara a lo que sería su eventual resurgimiento. Esto es un hecho que se refleja en el creciente hashrate observado dentro de la potencia americana.

Del mismo modo; Estados Unidos resulta por ser además un lugar deseable para los minadores que buscan escapar de la persecución del gobierno chino en torno a los criptoactivos.

El primer factor a considerar es que la potencia americana es sede de algunos de las fuentes de energía más económicas del mundo; todo mientras la agenda de gobierno de Joe Biden invita a pensar en un mayor desarrollo de fuentes renovables, que permitirían hacer del minado de criptomoneda una actividad más rentable. Este es precisamente el caso del estado de Texas, el cual el 20% de su suministro eléctrico proviene de fuentes de alimentación eólicas.

Así mismo; aunque para las autoridades americanas Bitcoin sigue siendo un factor incómodo para la economía nacional, los indicios muestran una mayor tendencia a la regulación que a la prohibición, algo que incluso podría beneficiar a la consolidación del Bitcoin en un futuro cercano.

China: La otra cara de la moneda

Ya que Estados Unidos se convierte en el primer destino para los minadores de criptomonedas del mundo, valdría la pena indagar en el statu quo imperante dentro la primera nación en términos de minado del planeta. Lo primero que vale la pena señalar es que para septiembre del 2019, el 75% del hashrate mundial de Bitcoin se generaba en la potencia asiática. Pese a esto, estudios revelan que en la actualidad, esta cifra alcanza solo el 46%.

Aunque provincias como Xinjiang, Sichuan y Yunnan destacan por sus muy económicas fuentes de energía, vale decir que el esquema de regulaciones china (que han afectado al menos a la mitad de los minadores de Bitcoin del mundo), ha motivado lo que algunos expertos llaman «El éxodo de los minadores».

Vale decir que para Nic Carter, socio de la firma Castle Island Ventures, es factible proyectar el desplazamiento de al menos el 50% de los minadores fuera de las fronteras chinas en los próximos años; una realidad ya perceptible en regiones como la Mongolia Interior.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -