martes, diciembre 7, 2021

Inventarios de petróleo en Estados Unidos perdieron 3.23 millones de barriles

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

De acuerdo al más reciente reporte de la Administración de Información de energía de EE.UU., los inventarios de petróleo en ese país cayeron considerablemente durante la semana que terminó el pasado 13 de agosto. La disminución de esas reservas comerciales, fue de 3.23 millones de barriles. La noticia del hecho, provocó la subida del precio de ese commodity.

Esto llevó a una considerable disminución de la media quinquenal de esa medida en más del 6% hasta los 435.5 millones de barriles. En palabras sencillas, la existencia comercial de petróleo en Estados Unidos ahora es menor y, por tanto, impulsa los precios internacionales del crudo. Se trata de una arista que puede tener una consecuencia directa en la economía de ese país. Se debe recordar que la Reserva Federal se encuentra en plena lucha contra la inflación.

El precio del combustible dentro del mercado local, sigue imparable. Esto lleva a que el índice de precios del país no pueda retroceder más de lo deseado. Por su parte, la OPEP+ manifestó su voluntad de cumplir con los compromisos de producción adoptados. Todo esto, pese al llamado de la Casa Blanca para que aumentaran la producción.

¿Por qué cayeron los inventarios de petróleo en Estados Unidos?

El impacto de la caída en el inventario de petróleo en Estados Unidos, está relacionado con una baja en la capacidad de las refinerías. En ese sentido, estos centros industriales están procesando unos 16 millones de barriles de crudo diariamente. Se trata de un número por debajo del correspondiente al de la semana inmediatamente anterior. Esta caída, es de 191.000 barriles por día.

En otras palabras, las refinerías estarían trabajando en un 92% de su capacidad. El hecho llevó a una escalada significativa en los precios de la gasolina. El otro dato relacionado con esto, es que la importación de esta materia prima por parte de EE.UU., aumentó considerablemente como consecuencia.

Durante esa última semana de registros, las importaciones se ubicaron en 6.4 millones de barriles de petróleo por día. Se trata de un monto mayor en 36.000 barriles en comparación con la semana anterior a esa.

De esta manera, el nerviosismo podría apoderarse del mercado interno debido a las consecuencias que este cambio podría tener para la economía. La caída del inventario de petróleo en esa nación, tienen unas dimensiones que podrían arrastrar a otros mercados. Asimismo, podría tener un impacto en la decisión de dar inicio al tapering previsto para dentro de tres meses.

De mantenerse esta tendencia de caída de las reservas de petróleo internas, los pronósticos sobre la inflación se tornarían más pesimistas.

OPEP anunció recientemente que no aumentará la producción de crudo pese a la presión de la Casa Blanca. Al mismo tiempo, se conoce la noticia de la caída de los inventarios de petróleo en ese país norteamericano. Se espera la subida del precio del barril. Fuente: Oilprice.com
OPEP anunció recientemente que no aumentará la producción de crudo pese a la presión de la Casa Blanca. Al mismo tiempo, se conoce la noticia de la caída de los inventarios de petróleo en ese país norteamericano. Se espera la subida del precio del barril.

Reacción del mercado internacional

Con un acuerdo vigente de la OPEP+ y la disposición del cartel petrolero de cumplirlo, por un lado. Y, por el otro, el aumento de la demanda en Estados Unidos, el resultado de todo esto es fácilmente predecible. Los precios del crudo comenzarán a subir rápidamente.

Así, el Brent experimentó un impulso hasta los $70.02 por barril durante la jornada. Pese a ello rápidamente corrigió y, al momento de escribir, se cotiza en $68.35 dólares por barril. Pese a que los gráficos muestran una prolongación de la tendencia bajista que inicio el 2 de agosto, lo ocurrido con el inventario de petróleo en EE.UU., prácticamente da por sentado el incremento próximo del precio.

En lo que respecta al otro medidor de precios referente, el WTI, en el mismo el barril de petróleo se cotiza en $65.73 dólares. Por su parte, la cesta de la OPEP, se ubica en $69.40 dólares por barril. El petróleo extra liviano de Arabia Saudita, se cotiza en $70.93 dólares. Los precios de todos los indicadores del crudo, se pueden consultar en este enlace.

Un aspecto que agrega presión, es el temor de las consecuencias de la variante delta del Covid-19 en las economías mundiales. Mientras tanto, la demanda de petróleo se mantiene fuerte y parece que los productores no están dispuestos en aumentar la oferta para aliviar el gasto de las naciones importadoras.

Precio del Brent alcanzó $70 para luego retroceder hasta los $68.32 dólares. Fuente: Yahoo Finance
Precio del Brent alcanzó $70 para luego retroceder hasta los $68.32 dólares. Fuente: Yahoo Finance

Efecto de la presión de la Casa Blanca se diluye

Recientemente, los precios del petróleo disminuyeron considerablemente, luego de los comentarios del presidente de Estados Unidos Joseph Biden. Según el primer mandatario del país norteamericano, «había dejado claro a la OPEP», que debían aumentar la producción.

Al principio parecía un gesto de mano dura. No obstante, la dirigencia de la OPEP, en un gesto administrativo desestimo lo que consideraron una «recomendación» del principal comprador de crudo. Desde entonces, el efecto de la presión de la Casa Blanca parece desvanecerse.

Los precios del crudo parecen disminuir. Sin embargo, la noticia de la caída porcentual del inventario de petróleo en EE.UU., parece tener más peso que las declaraciones del propio presidente de ese país.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -