martes, diciembre 7, 2021

Precios del gas natural se incrementan hasta en 1.000%

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El reciente incremento de los precios del gas natural, parece indicar que la era de esa fuente de energía barata terminó. Según analistas citados en algunos portales, esa tendencia podría prolongarse a mediano y largo plazo. La razón detrás de esto, ha sido el incremento de la demanda de este recurso.

Por primera vez en una década aproximadamente, la demanda superó la oferta en este terreno. El interés de este recurso se incrementa debido a que es el vehículo para la transición hacia nuevas formas de generación de energía. La generación de energía por medio de gas, genera 50% menos emisión de gases de efecto invernadero que la energía a base de carbón.

Por ello, decenas de empresas hacen el giro hacia su uso frente a la presión de algunas administraciones de reducir la emisión. Asimismo, se destaca que este recurso es el de menos impacto entre los combustibles fósiles. Otro tanto que se destaca es que, a pesar de los recientes aumentos, la energía a base de gas natural sigue siendo más económica que la de carbón.

Por qué se disparan los precios del gas natural

Tras una década donde los precios del gas natural se contaban entre los recursos más económicos, ahora los mismos se incrementan de manera resaltante. Lo importante de este hecho, es que podría pegar coletazos a otros sectores de la economía. En otras palabras, se crearía un efecto dominó que afectaría otros sectores.

Como dicta la experiencia, el aumento de los combustibles para la movilización afecta los precios de toda la cadena de circulación mercantil. Así, todos los productos que requieran ser movilizados, ajustan sus precios de acuerdo al aumento del combustible. Aunque el gas natural no tiene el mismo peso que el petróleo en el comercio internacional, su uso no se limita a movilidad de mercancías.

En consecuencia, este recurso se usa para variados fines, lo cual empeora la posibilidad del impacto que pueda tener. Los primeros en sufrir las consecuencias, serán los sectores de bajos recursos. Por ejemplo, en zonas populares de Estados Unidos, los habitantes deberán limitar la compra de gas para calefacción.

Lo mismo se puede decir en países en vías de desarrollo que basan parte de sus políticas sociales en los bajos precios del gas natural. Sea como sea, se trata de una realidad a la que hay que adaptarse, puesto que la misma es inevitable de acuerdo a los analistas del citado medio.

Tras ser uno de los recursos más baratos en el mundo, los precios del gas natural se incrementan de manera desproporcionada. En Europa, los mismos alcanzan hasta un 1.000%. Fuente: BNamericas
Tras ser uno de los recursos más baratos en el mundo, los precios del gas natural se incrementan de manera desproporcionada. En Europa, los mismos alcanzan hasta un 1.000%.

Demanda alcanza límites históricos en Asia

Otro aspecto que no se puede pasar por alto, es que la demanda de gas en Europa alcanza altos niveles. Lo mismo sucede en Asia, donde el envío de este producto alcanza topes históricos. Lo resaltante del caso es que, pese al aumento provocado por el incremento de la demanda, esta última no se va a detener.

La demanda de gas natural se mantendrá en constante aumento a pesar de los niveles alcanzados por sus precios, explica uno de los analistas. «Es muy probable que el precio del gas se mantenga elevado en el mediano plazo. Asimismo, en el largo plazo seguirá subiendo», explica Chris Weafer.

Alimentar importantes fábricas como las petroquímicas, será más costoso debido a la pronosticada subida progresiva del costo del gas. Así, los productos asociados expresarán precios más elevados. Se trata de un hecho que hace temer en una espiral de inflación en los precios de multitud de mercancías.

Para quienes usan el gas licuado para mantener calientes sus casas en invierno, resultará más económico darse baños con agua caliente.

¿Crisis energética a la vista?

Otro tanto de no menos importancia, es el hecho de que las alternativas al gas, o no existen o están en una etapa de desarrollo muy baja. El hecho de que los precios del gas natural sigan subiendo y la alternativa de carbón sean más altos aun, es de preocupación.

Aparte de estas dos fuentes de energía, son pocas las opciones disponibles, explica Mark Gyetvay de la rusa Novatek PJSC. «No nos dirigimos hacia una era de transición. Vamos inevitablemente por el camino hacia una crisis energética», advierte.

Por otra parte, considera que la subida de los precios se debe tanto al crecimiento de la demanda, pero también a otro factor. Se trata de la falta de inversión. Aparte de las de Qatar, explica, son pocas las empresas que han renovado su capacidad debido a los bajos precios traídos por la pandemia. El resultado, es un corte de la oferta.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -