martes, diciembre 7, 2021

El petróleo, el COVID y una guerra: ¿A dónde se dirige el precio?

Andreina Iglesias
Estudiante de Economía, apasionada por las criptomonedas y la Blockchain.
- Publicidad -

Te puede interesar

Este martes el precio del barril de petróleo sufrió una importante caída a medida que las noticias sobre la lejanía del aplanamiento de la curva de casos de infección de COVID-19 ocupaban las primeras planas en todo el mundo. Esto impactaría aún más al golpeado comercio internacional, y por consiguiente al petróleo; el cual es el principal combustible, aún, de la humanidad.

Esta serie de malas noticias han sido un duro revés para todos los mercados bursátiles, pues las posibles vacunas del Coronavirus estaban a la vuelta de la esquina. Y, como era de esperarse, el mercado del oro negro no ha sido la excepción, además el comienzo de la guerra Armenia – Azerbaiyán (donde atraviesa un importante oleoducto) no ha hecho otra cosa que empeorar todo.

El COVID golpea nuevamente al petróleo

Tanto el Brent como el WTI observaron importantes descensos en el transcurso del martes, – 3,97% y – 3,63% respectivamente.

La caída ocurre en un escenario donde el COVID-19 vuelve a ser el protagonista, en específico, a medida que se incrementan las preocupaciones de que las restricciones globales puedan afectar la demanda del petróleo. La razón es que la pandemia podría nuevamente afectar el movimiento y la actividad industrial en todo el mundo.

Pero, un dato de interés es que la caída ocurrió a pesar del anuncio de la OPEP donde extendieron los recortes de la producción de petróleo hasta diciembre.

Asimismo, el día de hoy el Instituto Estadounidense del Petróleo (API) publicó una disminución en sus inventarios (stocks) de 831.000 barriles para la semana que finalizó el 25 de septiembre. No obstante, la caída en los precios del barril de petróleo ya había ocurrido previo al anuncio.

«El panorama de COVID en evolución es un enorme riesgo a la baja para los precios del crudo», señaló Craig Erlam, analista senior de OANDA, de acuerdo con Reuters.

Un contexto geopolítico al rojo vivo

Como bien es conocido, o más bien, desconocido, el precio del petróleo depende de infinitos factores que, a veces, pueden variar para bien o para mal. Este es el caso de la reactivación del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán; dos antiguas repúblicas soviéticas que luchan por un territorio, Nagorno Karabaj, que, según la ONU, pertenece a Azerbaiyán.

Sin embargo, lejos de tomar una posición en esta nueva guerra, lo importante para el precio del petróleo es que, por el medio de estas dos repúblicas, atraviesa un importante oleoducto. Y los riesgos de una posible interrupción de su flujo o las sanciones internacionales para el comprador de dicho petróleo, han puesto al mercado al rojo vivo.

¿En qué concluirá dicho enfrentamiento? ¿El precio del petróleo aumentará? O, por el contrario, ¿disminuirá?

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -