miércoles, diciembre 8, 2021

Los bonos corporativos en el mercado de valores

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Este trabajo tiene por objetivo explicar qué son los bonos corporativos y su diferencia con otros tipos de inversiones en el mercado de valores. Se trata de una de las formas de inversión más populares en las economías desarrolladas. El atractivo de esta forma de inversión, es que acorta los canales, eliminando la necesidad de los bancos.

En palabras sencillas, un bono corporativo (Corporate bond), es un préstamo de un inversor hacia una institución, bien sea privada o del Estado. Para tomar un ejemplo comparativo con las Common Stocks, estas constituyen la propiedad de una parte de la empresa por parte del inversor. Por su parte, con los bonos, el comprador se hace acreedor (lender) de una deuda. La institución que vende el bono, en tanto, se convierte en deudora.

Esta es la principal diferencia entre las populares Acciones Ordinarias (Common Stocks) y los Corporate Bonds. Actualmente, los segundos son comerciados entre grandes inversores tradicionales, ya que sus ganancias son más seguras, pero más lentas. En tanto, otra rama de grandes, medianos y pequeños inversores, optan por las acciones. Las mismas ofrecen ganancias más rápidas, pero su margen de riesgo es mayor.

¿Por qué existen los bonos corporativos en la economía?

Existen múltiples razones para que compañías determinadas opten por los bonos corporativos en lugar de pedir préstamos a bancos. Una de las principales, es evitar el desangre crediticio que se puede sufrir con un tercero confiable. Estas son las cuatro razones para vender bonos:

  1. La venta de bonos permite a las corporaciones acceder a capital sin perjudicar a los tenedores de acciones.
  2. Las compañías acceden a importantes sumas de dinero pagando bajas tasas de interés. De tal modo, no quedan expuestas a las tasas de los bancos. El proceso de «préstamo» se convierte menos costoso y más eficiente.
  3. El mercado de bonos ofrece una vía eficiente de acceso a préstamos a largo plazo con tasas fijas de interés.
  4. Los bonos permiten a compañía elegir entre una enorme variedad de compradores. Esto, sin la necesidad de realizar negociaciones por separado. Esto se debe a que la venta de bonos es idéntica para todos los interesados en comprarlos.

Este último punto, es de gran importancia. Se le puede ilustrar con un ejemplo de una compañía que desea adquirir un préstamo de $2000 millones de dólares. Para acceder a esa cantidad, existen tres bancos que ofrecen $1.000, $500 y $500 millones cada uno. En ese caso, deberá negociar las condiciones con cada uno, y los intereses serán diferentes, lo que la deja en desventaja.

En contraste, con los bonos corporativos, muchos compradores pueden hacer fluir ese capital con un mismo modelo de condiciones (Bond Indenture). Los potenciales compradores que no estén de acuerdo con esas condiciones, pasan. Se trata de un modelo de «lo tomas o lo dejas».

Los bonos corporativos se cuentan entre las formas de recaudación más económicas y directas en el mercado. Fuente: Corporate Finance Isntitute
Los bonos corporativos se cuentan entre las formas de recaudación más económicas y directas en el mercado. Fuente: Corporate Finance Isntitute

Acercando el zoom para ver más detalles

Para entender el mecanismo en el que se basan los bonos corporativos, se puede seguir con el ejemplo anterior. Así, la empresa en cuestión necesita $2.000 millones de dólares y está dispuesta a pagarlos en un plazo de 10 años con una tasa de interés del 7%. Esa negociación será válida, tanto para un individuo que compre un bono como para una transnacional que esté dispuesta a comprar 5.000.

Si los inversores encuentran atractiva la oferta del 7%, accederán a comprar, de lo contrario, no lo harán. Por otra parte, si la empresa no consigue suficientes compradores de bonos, podrá hacerla más atractiva.

Esta oferta, Bond Indenture es la que estudiarán los potenciales inversores antes de colocar sus capitales. El mismo, contiene toda la información sobre las condiciones que ofrece la compra de los bonos corporativos en determinada empresa o Estado. En el mismo figuran:

  • La cantidad de dinero que la compañía está solicitando en préstamo.
  • La tasa de interés que la compañía está dispuesta a pagar.
  • El colateral por el préstamo (en caso de exista).
  • Cuando realizará la compañía los pagos de intereses.
  • Si la compañía tiene alguna limitación al momento de lanzar deuda adicional.
  • Cuando la compañía devolverá el monto total de los bonos, es decir, cuándo van a madurar los mismos.
  • Si los inversores o la compañía podrían tener la opción de acortar el tiempo de maduración de los bonos.

Debe tenerse en cuenta que, para que la compañía cumpla con las condiciones del Bond Indenture, debe ser monitoreada por un Corporate Trustee (banco comercial). Este último, es el responsable de velar por los derechos de los tenedores de bonos.

Otras descripciones básicas

Antes de poner sus capitales en el mundo de los bonos corporativos, el inversor debe poner sus ojos. Es decir, como afirma Stuart R. Veale, «familiarizarse con la nomenclatura y la jerga usada para identificar y describir los distintos tipos de bonos».

Actualmente no es necesario conocer a pleno detalle las papeletas que se ofertaban antes de la era informática. Sin embargo, algunas «mañas» se conservan hasta en los brokers digitales más modernos. En este caso, resaltan las 4 normas básicas universales. Estas son: nombre del vendedor, la fecha de los pagos de interés, la tasa de interés y el año de maduración del bono.

Estas compras profesionales no son tan sencillas como el mercado de acciones donde, previo análisis, se compra al alza o a la baja. Algunos bonos, como se ve, pueden durar años en madurar, por lo que requieren inversores experimentados. En Estados Unidos, se destacan algunas de las más populares, como la compra de bonos del Tesoro.

Actualmente, no todos recomiendan este tipo de inversiones debido a las bajas ganancias en intereses. Otras formas de inversión como las criptomonedas o acciones de empresas tecnológicas, pese a ser más arriesgadas, dan mayores ganancias en tiempos reducidos.

Las distintas categorías de los Corporate Bonds

Los bonos corporativos, se dividen en distintas categorías, las cuales varían de acuerdo al tipo de compañía y el respaldo colateral de sus bonos. En ese sentido, se destacan cuatro tipos de compañías ofertantes:

  1. Utilities
  2. Industrials
  3. Transportation
  4. Bank and Finance companies

Ante la pregunta de por qué se dividen los bonos en ese tipo de categorías de acuerdo a quien oferta, la respuesta es bastante sencilla. A menudo esas categorías se rigen por distintos convenios contables, métodos de análisis u otro tipo de tratamiento financiero. Por tal motivo, categorizándolos es más fácil analizarlos antes de comerciar con ellos.

Existe otra forma de categorizar los bonos corporativos y es de acuerdo al respaldo colateral. De la misma manera, categorizarlos de acuerdo al colateral, también hace más fácil el análisis y comercio con los bonos. Las distintas categorías de acuerdo a su respaldo colateral son las siguientes:

  • First Mortgage Bonds
  • Second Mortgage Bonds
  • Third Mortgage Bonds
  • Collateral Bonds
  • Equipment trust Bonds
  • Senior Debentures
  • Subordinates Debentures
  • Income Bonds

Por razones de espacio, el análisis de esta última categoría de bonos, se analizará a fondo en otro trabajo.

Riesgos en este tipo de inversión

Aunque en el mercado e los bonos, los riesgos suelen ser menores en comparación con el mercado de acciones, eso no significa que no existan. Por ello, los inversores siempre deben prestar estricta atención al Bond Indenture, para evitar peligros como el Call Risk.

Así, si ciertos bonos corporativos son «calables», esto quiere decir que la compañía puede liquidarlos antes de tiempo. En otras palabras, es lo que se conoce como «refinanciamiento de deuda». Esto consiste en eliminar la anterior negociación y lanzar nuevamente los bonos con tasas de interés más bajas.

El Event Risk, consiste en un imprevisto que le suceda a la compañía emisora de los bonos corporativos. Se destacan, por ejemplo, los cambios regulatorios, incendios, entre otros. De suceder esto, se produce una aguda baja en la calidad del bono. Se podría enumerar desde baja de las tasas de interés hasta la completa liquidación.

Aunque existe otra serie de riesgos, estos son los más extremos. Por tal motivo, es recomendable, nuevamente, estar atentos a la oferta inicial o Bond Indenture, o buscar asesoría de expertos. Lo recomendable para los inversores, es comprar bonos corporativos de instituciones tradicionales y confiables radicadas en países de economías sólidas.

Resumen en datos

  • Los bonos corporativos, son una manera distinta de acceder al capital por parte de una institución privada o del Estado.
  • A diferencia de lo que sucede con las Common Stocks, los tenedores de bonos no son accionistas de una parte de la empresa, sino prestamistas.
  • La ventaja para una compañía que vende bonos, es que puede acceder al capital deseado con una sola negociación. En este caso se excluye al tercero confiable o banco.
  • De esta manera, el ofertante de bonos se libra de las altas tasas de interés de los bancos, sobre todo en préstamos a largo plazo.
  • Los compradores de bonos, por su parte, pueden elegir entre distintas ofertas y comprar la que mejor tasa de interés les ofrezca.
  • Existen distintas categorías de bonos de acuerdo a la naturaleza del remitente.

Este trabajo es un material de uso exclusivamente educativo e informativo. De ninguna manera se constituye en una oferta o invitación a invertir en la compra de bonos de ninguna empresa o institución.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -