jueves, junio 17, 2021

El mercado de valores y sus distintas categorías de acciones

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Las inversiones en el mercado de valores son muy populares en los países desarrollados, principalmente en Estados Unidos. En esta nación el porcentaje de personas mayores de 25 años que invierte en la bolsa, es elevado. Por su parte, se destaca que existen categorías de acciones favoritas y otras no tanto.

Se debe destacar que las acciones (Stocks), se dividen en varias categorías, de las cuales, las más importantes son las acciones ordinarias (Common Stocks). Otras de las categorías conocidas son las Preferred Stocks, Growth Stocks, Value Stocks, Income Stocks, entre otras.

Como ya se señaló, la inmensa mayoría de los inversores optan por las Common Stocks, debido a que estas ofrecen mejores retornos. Asimismo, dentro de esta categoría de acciones, existen sub categorías, entre las cuales los inversionistas eligen de acuerdo a su interés a la hora de invertir sus fondos. En este trabajo se repasan los 5 principales tipos dentro de las Common Stocks.

¿Por qué son tan populares las Common Stocks en el mercado de valores?

En el mercado de valores, los distintos tipos de acciones se adaptan a las preferencias o conveniencias de los inversores. En ese sentido, las Common Stocks, como la categoría más popular, se divide en varias ramas a las cuales acuden las personas interesadas en invertir.

Existen numerosos tipos de Common Stocks, pero en este trabajo se repasan las cinco acciones que históricamente han sido las más importantes:

  • Utility
  • Blue Chips
  • Stablished Growth
  • Emerging Growth
  • Penny Stocks

En este trabajo se analizan cada uno de estos tipos de acciones ordinarias o Common Stockcs. Antes de esto, es importante tener claro por qué es esta la categoría más popular entre los inversores en el mercado de valores.

Debe resaltarse que esta categoría de acciones consiste básicamente en la participación proporcional en los intereses de una compañía. En otras palabras, cuando un inversor compra una acción (share) de una empresa, pasa a convertirse en poseedor de una parte de la misma.

Por ejemplo, si una firma enlistada en el mercado de valores ofrece 1.000 acciones, quien compra 1 acción ahora posee 1/1.000 de la empresa. Esto último puede variar de acuerdo a la adición o quema de acciones por parte de la firma en cuestión. Así, si la empresa lanza 200 acciones más, quien compró 1 acción ahora posee 1/1.200 de participación. En el otro extremo, si la empresa quema 250 de sus acciones, quien compró 1 acción, ve aumentar su participación en 1/750.

Algunas regulaciones limitan el número de acciones para evitar la devaluación de la participación de los inversores.

Existen numerosas categorías y sub tipos de acciones en el mercado de valores. La más popular de todas son las acciones ordinarias o Common Stocks. Fuente: Cedice Libertad
Existen numerosas categorías y sub tipos de acciones en el mercado de valores. La más popular de todas son las acciones ordinarias o Common Stocks. Fuente: Cedice Libertad

Algunas de las ventajas de las Common Stocks

Para tener una idea de porqué la mayoría de inversores en el mercado de valores opta por las acciones ordinarias, es importante evaluar sus ventajas. En ese sentido Stuart R. Veale en su libro «Investments and their markets», resalta algunos puntos esenciales. «Las razones para invertir en estas acciones son las mismas por las cuales las personas se dedican a establecer sus propios negocios», manifiesta. Al tiempo, enumera tres principales:

  • Buscan dividendos: esto significa que esperan que el negocio genere ingresos que se puedan distribuir entre los propietarios.
  • Buscan ganancias capitales: es decir, esperan que el negocio pueda crecer en valor. De esta manera puede ser capaz de vender sus intereses a un precio mayor del que les costó su inversión en el mismo.
  • Buscan beneficios fiscales: esto se traduce en que los códigos de impuestos puedan beneficiar a los propietarios.

Para estar bien establecido en el mercado de valores, es importante que los intereses del inversor determinen las ventajas en estos tres beneficios. Como es natural, los capitales de las personas buscarán aquellas acciones que garanticen crecimiento. No obstante, existen inversores arriesgados que optan por acciones de las cuales no existe mayor claridad a futuro.

Así se presentan los distintos tipos de Common Stocks frente a los inversores

Como ya se resaltó más arriba, en el mercado de valores existen distintas categorías de acciones. Entre ellas, las más populares son las acciones ordinarias o Common Stocks. Paralelamente, dentro de estas, existen distintos tipos, las cuales varían en potencial y son elegidas por los inversores de acuerdo a su capacidad de riesgo.

Estos tipos de acciones ordinarias son 5 principales, las cuales se enumeraron más arriba. Ahora, se hará una breve descripción de cada una de ellas.

Utility Stocks

Estas acciones representan la propiedad de intereses en utilidades públicas. Su característica fundamental es que las grandes compañías a las cuales pertenecen son monopolios regulados. Esto se traduce en que el riesgo de que la empresa pueda desaparecer del negocio es bajo. La acción es ideal para inversiones a largo plazo.

Entre las características negativas, se puede nombrar la posibilidad de un aumento de las tasas de interés. Esto podría hacer los dividendos menos atractivos en comparación con otras opciones de inversión. Así, al hacerse menos atractivas, su tendencia puede ser al decline de su valor.

Pese a ello, las Utility Stocks son consideradas las acciones menos riesgosas de todo el mercado de valores.

Blue Chips Stocks

Se trata de las acciones pertenecientes a las compañías más grandes de Estados Unidos. Sus nombres son bien conocidos y han estado en el mercado por prolongados períodos de tiempo, esperando que esa tendencia se mantenga. Estas empresas están firmemente establecidas y pensar en su desaparición, está prácticamente fuera de orden.

Una de las características de estas empresas es que sus productos tienen una larga venta en el mercado. Entre ellas se pueden destacar empresas como Apple o Microsoft. Un aspecto que se puede considerar negativo, es que su amplio mercado y grandes ventas, son difíciles de superar porcentualmente por ellas mismas.

Por ejemplo, es difícil pensar que, en el plazo de un trimestre, la cantidad de equipos vendidos por Apple pueda ser el doble al del actual. Es decir, los dividendos porcentuales para un inversor reciente no pueden ser muy altos como por ejemplo en acciones del mercado emergente. La diferencia, es que estas últimas son más riesgosas, mientras las inversiones en las primeras se pueden sostener a muy largo plazo.

Established Growth Stocks

Se trata de acciones pertenecientes a empresas firmemente establecidas en el mercado de valores. La firmeza de las mismas, se debe más a su potencial que a su tradición. Las empresas tecnológicas de Inteligencia Artificial o Blockchain, son las más vistosas en este terreno.

En palabras más sencillas, se puede afirmar que las empresas que amparan este tipo de acciones, son las mejores proyectadas a futuro. Sin importar que cuenten con unos pocos pares de años, si su potencial a crecer es evidente, las mismas se convierten en un imán para los inversores.

Entre las desventajas, se encuentra que este tipo de empresas trabaja con capital de préstamo. Esta situación convierte a sus acciones más vulnerables a caídas de valor repentinas y a la presión de la competencia. Por tanto, para mantener su ritmo de crecimiento, estas compañías deben reinvertir sus ingresos, lo que disminuye el porcentaje que ofrecen en dividendos.

Emerging Growth Stocks

Este tipo de acciones del mercado de valores, pertenecen a compañías cuyo negocio se encuentra en fase «startup». Las mismas pueden ser ventajosas, pero el riesgo es inmenso. En ellas invierten personas que poseen alta tolerancia a las pérdidas repentinas de capital.

Los dividendos obtenidos por los inversionistas en el corto plazo, son incluso más bajos que en las Established Growth. Esto se debe a que prácticamente la totalidad de las ganancias son invertidas en el establecimiento material de las compañías.

Los inversores en este tipo de acciones, deben esperar largo plazo para ver ganancias. Pero ello podría verse interrumpido ante el fracaso de la producción ofrecida por la firma en cuestión. Al ser tan débiles, estas empresas son altamente susceptibles a la competencia y la mayoría de ellas no sobrevive. Sin embargo, aquellas que logran superar esa carrera darwiniana, crecen rápidamente y ofrecen ingresos fabulosos para los inversores.

Penny Stocks

Es la última categoría de acciones en importancia y es la más peligrosa para los inversores. Las empresas que amparan estas acciones, generalmente no poseen productos, servicios o existencia propia viable o verificable. Muchas de ellas se encuentran en etapa de desarrollo.

Otro aspecto distintivo de las Penny Stock, es que siempre necesitan financiamiento adicional. Es importante tener en consideración que las empresas dentro de esta categoría no entran todas en la categoría de proyectos nuevos. Por el contrario, muchas de ellas son empresas que entraron en bancarrota y buscan la manera de revivir.

El fracaso en este tipo de inversión es porcentualmente alto y los inversores deben estar preparados para perder el 100% de su capital.

- Publicidad -

Posts relacionados

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -