jueves, mayo 30, 2024

La reacción de los mercados ante la subida de tipos de la Fed

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

En un trabajo reciente de EQI se afirmó que la subida de tipos de la Fed de esta semana sería determinante para los mercados. Aunque se esperaba ampliamente la subida de 25 puntos básicos, la posibilidad de que los mercados tomaran terreno verde estaba sobre la mesa. Todo dependería del tono que tomara el presidente del banco central, Jerome Powell.

En consecuencia, dos posibles caminos llevarían los mercados a números verdes: la no subida de tipos o un tono flexible por parte del mencionado funcionario. Pero ninguno de estos se cumplió y, por unanimidad, los participantes en la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) votaron por la subida. En la rueda de prensa posterior al anuncio, Powell formuló comentarios halcones que anularon las esperanzas de los inversores.

Del mismo modo que se esperaba una subida de 0,25% del precio de los créditos, también se suponía que era el último incremento de este ciclo. De tal modo, al quedar la tasa de fondos federales en la franja de 5%-5,25% (la más alta desde 2008) las autoridades harían una pausa para esperar que la política monetaria agresiva del último año hiciera el trabajo. Pero los comentarios del funcionario insinuaron posibles subidas adicionales.

La Fed amenaza con nuevas subidas de tipos

Ahora que la Fed hizo el ajuste de tipos tal como se esperaba, los mercados se disponían a mantener cierta moderación. Pero el tono de Powell cumplió el objetivo de enfriar los ánimos de los inversores. Vale la pena mencionar que a la Reserva Federal no le conviene que los mercados estén en terreno positivo.

De cualquier manera, Powell alertó sobre la posibilidad de que el banco central no iniciara pronto el corte de tipos. Las declaraciones dejaron abierta la puerta de nuevos incrementos sujetos al desarrollo de las condiciones económicas. En ese sentido, el décimo aumento consecutivo de la tasa podría no ser el último.

Ese escenario de halcones podría significar más problemas para los modelos de negocios de las empresas. Al enfrentarse a créditos más altos, los ingresos de las compañías se desploman y los inversores retiran sus capitales para evitar pérdidas. De allí, las acciones en los mercados bursátiles muestran caídas.

Precisamente eso sucedió con el tono agresivo de la Fed con respecto a los tipos. Los inversores, ante la posibilidad de tipos aún más altos, optaron por resguardar sus capitales lejos de las acciones de riesgo. El banco central dio algunas esperanzas de detener las subidas. Pero no hizo lo mismo con respecto a los recortes que muchos inversores esperaban para finales de año.

La Fed anunció su décima subida de tasas consecutiva.
La tasa de los fondos federales alcanzó este miércoles el mayor nivel desde 2008. Fuente: Haver Analytics

El cambio de lenguaje no significa mucho para los mercados

Durante la última declaración sobre los tipos, el presidente de la Fed retiró la guía de que un ajuste monetario adicional «sería apropiado». En su conversación con los medios dijo que el cambio de lenguaje era «significativo». Pese a ello, su institución esperaba que la inflación tardara considerablemente antes de volver al objetivo de la Fed del 2%.

«Nosotros en el comité tenemos la opinión de que la inflación va a bajar no tan rápido. Si ese pronóstico es correcto en términos generales, no sería apropiado reducir las tasas«, expresó el jefe de la Fed.

Esto se puede interpretar como una situación indeterminada para los mercados. En otras palabras, los inversores no tienen claro cuál será el camino que tomen las autoridades en su lucha en contra de la escalada de precios. El banco central parece moverse en aguas muy delicadas y por ello buscan la manera de maniobrar sin provocar malentendidos.

No se debe perder de vista que el impulso de los mercados bursátiles significa que las empresas gozan de mejor situación. Esto último lleva a que mejoren las contrataciones y los salarios de los trabajadores. Para coronar esta cadena, el consumo minorista vería números más positivos y jugaría a favor de prolongar la inflación.

Esto último explica las razones de la Fed para no dar señales de relajamiento sobre su política de tipos de interés. Los inversores buscan mensajes positivos entre líneas para volcar sus capitales y por eso las autoridades cuidan sus declaraciones en extremo.

Así recibieron las acciones a la décima subida de tipos consecutiva

En lo que respecta a la reacción de los activos bursátiles luego del anuncio de subida de tasas, como ya se dijo, esta fue negativa. Durante la rueda de prensa de Powell, las acciones tuvieron movimientos en varias direcciones, pero, al final de la jornada, la tendencia fue bajista.

El S&P 500 cerró el miércoles en -0,7% para la cotización diaria. El Nasdaq, el cual comprende en su mayoría acciones de riesgo, lo que le hace sensible a los movimientos de tasas, cayó un -0,5%. En lo que respecta a los valores del Tesoro, los movimientos de los mismos no experimentaron sorpresas y se movieron de acuerdo al ambiente.

El rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años descendió 0,09 puntos porcentuales hasta el 3,35%. Asimismo, el rendimiento de la nota a 2 años, la cual es más susceptible a movimientos de política monetaria, cayó en 0,12 puntos porcentuales hasta el 3,86%.

«Incierto parece ser la frase del día, y creo que es apropiada y un fiel reflejo de la posición [de los funcionarios de la Fed]», comentó a Financial Times a propósito, Michael de Pass, de Citadel Securities.

No se debe perder de vista que la agitación del miércoles fue una continuación de la amarga situación financiera del martes. En esa jornada, los mercados financieros se sacudieron ante las preocupaciones sobre la salud del sector bancario tras la quiebra del banco First Republic. Así, la subida de tipos de la Fed no podía ser una buena noticia para los inversores.

El índice bancario KBW había recuperado algo de terreno luego de las pérdidas del martes. No obstante, el anuncio de la Fed lo hizo retroceder nuevamente y cerró en -0,9%.

Otros mercados

Durante la misma jornada del miércoles, los precios del petróleo descendieron ente señales de enfriamiento de demanda en China y Estados Unidos. En Europa, las acciones tuvieron una jornada un poco más positiva. El Stoxx 600 subió 0,3% y el DAX alemán subió 0,6%. En tanto, el FTSE 100 avanzó 0,2%.

Se espera que en el viejo continente haya una reacción a la baja al cierre de la jornada de este jueves. El Banco Central Europeo (BCE) anunció una medida de subida de tipos idéntica en proporción a la de la Fed.

Al cierre de este trabajo, los principales índices de la bolsa estadounidense cotizan a la baja durante las primeras horas del viernes. Para hacer un seguimiento de este desarrollo, se puede acceder a Key Alerts. En ese sitio se pueden encontrar las actualizaciones necesarias en tiempo real.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -