martes, julio 16, 2024

La decisión del FOMC determinará el destino de las acciones esta semana

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

La decisión que tome el comité de establecimiento de políticas monetarias del banco central estadounidense, el FOMC, esta semana, será crucial para los mercados. La reunión correspondiente al mes de abril se efectuará entre el martes y el miércoles. El último de estos días se dará a conocer los resultados.

Se da por hecho que las autoridades aplicarán una nueva subida de 25 puntos básicos al precio del dinero. Esto dejaría la tasa de fondos federales en el margen de 5%-5,25% y a los mercados en mayor grado de ansiedad. Vale la pena mencionar que la probabilidad de que la FED suba 25 puntos básicos a los tipos es de 84%. Para marzo, la probabilidad del respectivo aumento era del 47% y, a pesar del clima en el sector bancario, se llevó adelante.

Ese dato insinúa que ahora la FED no tiene obstáculos para aplicar un nuevo incremento. La certeza de la subida es más fuerte dado a los datos de inflación (índice PCE) publicados esta semana. Según estos, el índice de precios de consumo personal (el favorito de la FED) se redujo, pero no en consonancia con el fuerte retroceso del PIB en el primer trimestre (1,1%). En corto, sería sorpresivo si la Fed no sube la tasa.

Podría presentarse una decisión pasiva en el FOMC

Es poco probable que el FOMC tome una decisión pasiva o de aplazamiento de su política monetaria. La inflación se mantiene más fuerte de lo deseado y el mercado laboral retrocede lentamente. Con respecto a esto último, la disminución notable del número de nuevas nóminas no concuerda con el aumento promedio de los salarios.

En marzo se agregaron 236.000 nuevas nóminas a la economía, pero se espera que ese número baje a 180.000 en abril. Sin embargo, la escasez de mano de obra especializada mantiene los salarios en una alta cotización (1,2% arriba en el primer trimestre). Esto permite a las personas mantener el consumo y, con ello, evita que la inflación se enfríe al ritmo que requieren las autoridades.

Con este contexto, a cuestas, se afianza la posibilidad de un nuevo anuncio de incremento de tipos este miércoles. No obstante, también hay esperanzas de que los halcones se vean obligados a contener el impulso de subidas. Las mismas se basan en la situación que atraviesa el First Republic, la cual pudiera dar algunos coletazos al sistema bancario.

Así, una decisión de subir los tipos por parte del FOMC podría llevar a cerca de dos centenares de bancos al borde del precipicio. La amenaza de un colapso de tales magnitudes podría funcionar como un disuasivo para los halcones de la Reserva Federal, al menos eso piensan los más optimistas. Cabe destacar que este último escenario llevaría a un repunte en los mercados financieros, algo que la FED tampoco desea.

Bajar la inflación a toda costa

En repetidas oportunidades, las autoridades del banco central destacaron que están dispuestas a bajar la inflación, pase lo que pase. Según datos recientes, el último año que terminó en marzo, la inflación PCE se colocó en 4,6%. Asimismo, el IPC se ubica en 5,0%. En ambos índices, la presión de los precios se encuentra lejos del objetivo del 2% de la Reserva Federal. De esto se puede decir que las autoridades no se distraerían de su meta de bajar la inflación y por ello el aumento de tipos es seguro.

Pero un aspecto esencial a tener en cuenta es el tono del presidente de la FED, Jerome Powell. De acuerdo a lo que diga el funcionario, dependerá el rumbo de los mercados en las próximas semanas. Esto último lo apunta el profesor de Wharton Business School, Jeremy Siegel, durante una consulta en CNBC.

Sea como sea, existe un riesgo real para el sector bancario. Una tasa en el 5,25% podría provocar una subida de los rendimientos de las letras del Tesoro y de los fondos del mercado monetario. El resultado inmediato de todo esto, es que los clientes de los bancos procederían a un peligroso retiro de depósitos de las instituciones financieras.

Las autoridades de la FED no esperan que este año la inflación baje al objetivo del 2%. De allí que moderar su política no sería la mejor opción, al menos en este momento, opina Siegel. La decisión que tomará el FOMC en su encuentro de esta semana, una vez más, es casi seguro que será de alza de 25 puntos básicos.

Se espera una nueva decisión alcista del FOMC sobre las tasas de interés.
Las miradas están puestas en la rueda de prensa del FOMC este miércoles. Fuente: Yahoo Finance

¿Qué pasará con las acciones esta semana?

En una situación alternativa, es decir, que la FED anuncie una paralización temporal de las subidas de tipos, habría una reacción positiva de las acciones. En ese caso, las autoridades propondrían una pausa para evaluar el desarrollo del ambiente financiero y económico. Bajo esas circunstancias, las acciones pueden superar el rango reciente que viene limitando al S&P 500 cerca de los 4180 puntos durante los últimos seis meses.

Otro elemento que genera incertidumbre a la decisión de la FED de esta semana es la buena salud de las ganancias corporativas. En ese sentido, los beneficios empresariales durante el primer trimestre del año superaron en líneas generales las expectativas del mercado. Esto «añade más atención y dramatismo a lo que la FED va a hacer«, apunta a propósito Gina Bolvin, presidenta de Bolvin Wealth Management, consultada en el mismo medio.

Cualquier señal de debilidad de las autoridades del banco central podría ser interpretado por los mercados como una opción para avanzar. Los inversores podrían volcarse hacia los activos de riesgo, lo que daría más respiro a la inflación.

Esto último implica que durante la rueda de prensa del FOMC posterior a la decisión de subida de tipos, Powell debe ser tajante. Incluso esto podría significar dar señales de halcón sobre la próxima reunión que se celebrará en 6 semanas. De producirse una subida de tipos en ese encuentro del 13-14 de junio, el ambiente quedaría mucho más caldeado.

Viendo la próxima reunión del FOMC

El 13 y 14 de junio, el FOMC se reunirá nuevamente para tomar una decisión correspondiente a la política monetaria. Se espera que la subida de tipos de esta semana sea la última. No obstante, desde el Deutsche Bank opinan que no se puede descartar una nueva subida que deje la tasa de fondos federales en el rango 5,25%-5,5%.

Según en CME FedWatch, las posibilidades de que la FED no aplique subidas en ese encuentro son del 66%. En tanto, las posibilidades de un incremento de 0,25% ascienden a un 23%. Vale mencionar que hasta hace poco las previsiones de subidas para junio eran del 0%.

«Si bien nuestro caso base sigue siendo que el aumento de mayo será el último de este ciclo a medida que la economía responde al ajuste hasta la fecha, vemos que los riesgos se inclinan hacia otro aumento en junio«, escribió en una nota a los clientes Matthew Luzzetti, economista jefe del Deutsche Bank. Después de junio, el ambiente sería más complicado, dado que para esa fecha se dará la batalla por el techo de la deuda, pero ese es otro tema.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -