martes, diciembre 7, 2021

China relajará estímulos para disminuir riesgo de estanflación

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El Banco Popular de China (BPC), relajará las medidas de estímulos a la economía para evitar llegar a la estanflación. Dentro de esta institución, las preocupaciones aumentan y son reflejadas en declaraciones recientes de funcionarios. Uno de ellos, el primer ministro de esa nación, Li Keqiang, aseguró que existen muchos desafíos.

Este último, durante un seminario el pasado viernes, se mostró cauto, aunque resaltó que las metas planteadas seguramente se cumplirán. En tanto, el responsable del comité económico del BPC, dijo en un foro el domingo que la nación está peligrosamente cerca de la estanflación.

En esas condiciones se encuentra el panorama de esta potencia económica, donde los reportes oficiales dejaron de usar algunos eslóganes. Uno de ellos es «política monetaria normal». En su lugar, fueron más puntuales en señalar que harán todos los esfuerzos por «controlar la válvula de oferta monetaria». Asimismo, trabajan para «no inundar la economía con estímulos».

Medidas de estímulos podrían llevar a China a un callejón sin salida

El hecho de que todo indica que China relajará las medidas de estímulos para evitar caer en una situación estructural negativa, llama la atención. En ese sentido, las autoridades podrían iniciar los trabajos de inmediato para disminuir la dependencia del sector inmobiliario. Por otro lado, la inflación sigue causando daño, aunque los oficiales consideran que es un tema menos problemático.

Esto último, podría estar relacionado con el poder comercial y productivo de la nación asiática, lo cual determina la capacidad para enfrentar los precios altos. En otras palabras, al ser un país autosuficiente en prácticamente todos los rubros, es más fácil enfocarse en la lucha frente a la subida de precios en el mercado de materias primas.

«La preocupación por la desaceleración del crecimiento está claramente aumentando entre los tecnócratas de diferentes agencias gubernamentales», expresó Larry Hu de Macquarie Group citado en Bloomberg. Sin embargo, considera que el asunto clave es si los altos dirigentes comparten la misma preocupación. Con respecto a estos, se refiere a las altas esfera del gobernante Partido Comunista.

En consecuencia, en diciembre se llevarán a cabo dos importantes actividades de esa organización marxista. Una de ellas, es la reunión del Buró Político y la otra es la Conferencia de Trabajo Económico. En estas, se dirá la palabra definitiva de sí China relajará los estímulos para controlar el peligro.

La creciente preocupación en funcionarios de China, indica que ese país relajará los estímulos para evitar caer en una situación de estanflación. Fuente: Bloomberg
La creciente preocupación en funcionarios de China, indica que ese país relajará los estímulos para evitar caer en una situación de estanflación.

Se espera un fuerte debilitamiento del crecimiento

Ahora que China se convirtió en la nación más rica de todo el mundo, su impacto y concatenación con el mercado mundial aumenta. Según previsiones recogidas por Bloomberg, el debilitamiento del crecimiento económico de ese país podría bajar al 5% el próximo año.

Esto último, estaría convirtiéndose en una prueba para la determinación de las autoridades de disminuir la dependencia del mercado inmobiliario. Debe destacarse que la economía del país está anclada a este sector debido al fuerte apalancamiento del mismo.

Son numerosos los factores que debe enfrentar China para evaluar si relajará y cuándo, los estímulos para salir del atolladero. Así, en el más reciente informe trimestral, el BPC resaltó que la recuperación económica enfrenta importantes restricciones. Se trataría de «factores temporales», tanto estructurales como cíclicos, que han hecho difícil mantener una economía estable.

Cuatro son los factores principales a los que se deben atener las autoridades para transitar un año que no se ve fácil económicamente para Pekín. Al ya mencionado problema inmobiliario, se une el de la moneda. En lo externo, los impactos de las políticas de la FED y la inflación.

Como ya se resaltó con respecto a la inflación y propiedad, las autoridades trabajan en la segunda, mientras afirman que la primera no representa un peligro latente. Por otra parte, con la moneda, las autoridades se muestran inconformes con el rally del yuan. Por ello, llaman a los bancos a limitar la especulación en el mercado cambiario. Sobre las acciones de la FED, subrayan que mantendrán su política autónoma hasta donde sea posible.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -