lunes, diciembre 6, 2021

Crisis actual de energía podría ser la primera de esta era de transición

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La actual crisis de escasez de energía, podría ser la primera de una serie de problemas que enfrentará la sociedad en los próximos años. Aunque la energía limpia terminará suplantando a las viejas formas de generación con combustible fósil, esto será un parto doloroso. El proceso de transición hacia un mundo de energía limpia estará acompañado de caídas, crisis e incluso retrocesos.

Actualmente, la primera crisis obliga a un retroceso. Eso es provocado por lo que podría ser un fuerte invierno que abarcaría a buena parte de la población global. De esta manera, los gobiernos están aumentando las importaciones de gas, carbón y petróleo para llenar los vacíos energéticos.

Debe considerarse que durante los últimos años, las firmas explotadoras de carbón disminuyeron de manera significativa sus actividades. Pero el ritmo con el que se sale de las formas viejas no es el mismo con el que estas se sustituyen por formas más amigables con el ambiente. El resultado es y serán repetidas crisis parecidas o peores que la actual.

Habrá crisis de energía peores que la actual

La transición de las viejas formas de generar energía hacia otras renovables, será larga por lo que las crisis como la actual, serán comunes. Podían ser décadas en que se estabilice la situación de la generación de energía, explica el portal Bloomberg.

Esto se debe principalmente a que la energía no es un elemento que se pueda almacenar como las materias primas. La misma se usa o se pierde, ya que hasta el presente no existe en la práctica la tecnología capaz de hacer ese trabajo. En consecuencia, la misma se encuentra en una fase temprana de desarrollo y consta de la utilización del hidrógeno para generar y almacenar gran cantidad de energía.

Esta última, según el citado portal, podría comenzar a usarse en una o dos décadas. Mientras tanto, un fuerte invierno se aproxima, el cual amenaza con golpear de manera particular a Europa y Asia. Se debe recordar que las reservas de gas en Europa se encuentran en uno de los niveles más bajos en años. En China, las autoridades mantienen una carrera desesperada por comprar carbón «a cualquier precio».

De esta manera, la actual crisis de escasez de energía promete ser un adiestramiento en un fenómeno muy nuevo. Los gobiernos, las empresas y las personas comunes deberá estar preparados para que esto se convierta en parte de la vida en lo sucesivo.

La energía basada en carbón podría revivir esporádicamente debido a la crisis actual de generación eléctrica. Fuente: Forbes
La energía basada en carbón podría revivir esporádicamente debido a la crisis actual de generación eléctrica. Fuente: Forbes

Carbón: todos lo odian, pero todos lo necesitan

Ahora los combustibles fósiles, a pesar de ser los más odiados por el nivel de contaminación, se convierten nuevamente en los más demandados. Gran parte de las naciones de Europa y China desmantelaron importantes centros de explotación de carbón para avanzar hacia una generación más limpia de energía.

Pero la energía renovable demuestra ser más inestable o volátil. Por ejemplo, en Europa y Rusia, así como en algunas provincias de China, los caudales de los ríos son tan bajos que disminuyen la generación de energía. La generación de electricidad solar y eólica tampoco las ha tenido todas consigo. En palabras sencillas, las mismas fuentes hoy pueden producir mucho y mañana no tanto.

Esto obliga a que la humanidad sea dependiente quiéralo o no del carbón. Este commodity es una de las formas más estables, ya que de acuerdo a su cantidad, se puede determinar el tiempo que pueda durar la energía. La actual crisis relacionada a la energía, se agrava con la llegada del invierno.

Asimismo, la recuperación económica luego de la fuerte sacudida que representó la pandemia, se ralentiza debido a la mencionada situación energética.

Energía nuclear como la mejor alternativa

Otra de las alternativas que podría hacer más sostenible el período de transición, es el uso de la energía nuclear. No obstante, esta representa grandes peligros que traerían más contaminación que el propio carbón.

Por ejemplo, la energía nuclear puede ser infinita, abundante y totalmente limpia. Pero un desastre natural como el ocurrido en Fukushima, Japón, podría repetirse, haciendo que los niveles de contaminación afectasen a todo el ambiente de manera trágica.

Los expertos consultados en el citado trabajo de Bloomberg, aseguran que de cualquier manera el período de transición sería complejo. Toda época de cambio, sobre todo de cambios tan revolucionarios como el que se aspira, no pueden llegar sin generar problemas.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -