viernes, diciembre 3, 2021

Acuerdo de fusión entre NVIDIA y Arm podría ser prohibido

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El multimillonario acuerdo de compra de Arm por NVIDIA, podría ser vetado por parte del gobierno de Gran Bretaña. En una polémica en la que está involucrado el propio primer ministro Boris Johnson, las autoridades británicas están dispuestas a llegar hasta lo último. Para agudizar aún más la polémica, otras empresas tecnológicas califican el acuerdo como competencia desleal.

El pasado 13 de septiembre de 2020, se conoció la fusión entre las dos firmas dedicadas a la industria de chips semiconductores. En ese entonces, se informó que el acuerdo entre las dos empresas fue de $40.000 millones de dólares. De esta manera, se cerraría una importante fusión, hasta que los reguladores británicos calificaron la compra como «un atentado para la competencia».

Ahora se abre un nuevo capítulo en este polémico intento de compra. La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA por sus siglas en inglés), manifestó su preocupación de que NVIDIA pudiera restringir el acceso a la propiedad intelectual de Arm. Ahora Londres deberá tomar la decisión de proceder o no con la fase dos de la investigación.

¿Qué podría poner en peligro el acuerdo de fusión entre NVIDIA y Arm?

Al tiempo que ya se daba por concretada la fusión entre NVIDIA y Arm, se conoce que esta podría ser vetada por las autoridades inglesas. En ese sentido, la CMA considera que la firma norteamericana podría lesionar seriamente la competencia con su adquisición.

De esta manera, esa autoridad regulatoria anunció haber enviado sus hallazgos iniciales sobre la adquisición al Secretario de Estado para asunto digitales, Oliver Dowden. En ese reporte, la CMA asegura encontrar serias y preocupantes amenazas para la competencia.

En otras palabras, según el ente regulador, NVIDIA tendría la intención de restringir la propiedad intelectual. Además, la empresa norteamericana podría «perjudicar la interoperabilidad entre productos relacionados». Con tal accionar, la competencia en distintos mercados podría quedar «seriamente lesionada».

Entre los mercados afectados por la fusión entre NVIDIA y Arm, se podría contar el de suministro para centros de datos. Al mismo tiempo, entre los sectores perjudicados también se contaría el de los softwares para vehículos y consolas de videojuegos, de acuerdo al mencionado ente regulador.

Cambios en el modelo de negocios

Mientras las autoridades regulatorias británicas se mantienen preocupadas y amenazan con medidas represivas el acuerdo, NVIDIA considera que no hay motivos de preocupación. Así, los voceros de la firma tecnológica aseguran que no está en sus planes realizar cambios en el modelo de negocios de Arm.

«Esperamos tener la oportunidad de abordar las opiniones iniciales del CMA y resolver cualquier inquietud que pueda tener el gobierno», afirmo un vocero de NVIDIA. En declaraciones al portal CNBC, ese mismo directivo resaltó que mantienen la confianza en que la transacción se llevará a cabo. La misma, explicó, «será de beneficios para Arm, sus socios, la competencia y el gobierno de Reino Unido».

Pero las palabras del vocero de la firma tecnológica no parecen calmar el nerviosismo de las autoridades. Lo que podría pasar como un simple acuerdo de fusión entre NVIDIA y Arm, ahora forma parte de un asunto de seguridad nacional en Reino Unido.

Esto último mete en la jugada al propio primer ministro de Gran Bretaña, Boris Johnson, quien ahora tienen la presión de su parte. En esta escala, el Secretario de Estado inglés para asuntos digitales, pidió un informe a la CMA sobre las implicaciones de la compra. De esta manera, el gobierno ratificó que habrá que tomar una decisión de pasar o no a la segunda fase de investigación del caso.

Otras empresas involucradas en la polémica

Como se reseñó al inicio, otras firmas participaron en la agudización de la polémica por la fusión entre NVIDIA y Arm. En este caso, se trató nada menos que de algunas gigantes tecnológicas como Google, Qualcomm y Microsoft. Estas empresas se habrían quejado de que el acuerdo podría lesionar la competencia en la industria de semiconductores.

Las quejas de estas firmas no se quedaron en simples declaraciones. Las mismas fueron introducidas ante el organismo regulador antimonopolios de Estados Unidos.

De acuerdo al portal Business Standard, un informante clave en calidad de anonimato, aseguró que estas empresas están presionando fuertemente a esa autoridad regulatoria norteamericana. La fuente aseguró que más de una empresa tecnológica «quiere ese acuerdo muerto».

La preocupación de estas empresas, es que la compra de Arm por NVIDIA podría dar a esta última un control importante sobre este proveedor crítico. Debe tenerse en consideración que podría disponer de las licencias de tecnología de chips a empresas como Apple, Intel, Samsung, Amazon y la asiática Huawei.

Para tener una idea, se debe decir que la empresa británica Arm, es conocida como la «Suiza de la industria de los chips». La firma otorga licencias de diseños de semiconductores y códigos de software relacionados a todos los interesados en lugar de competir con otras empresas. En tanto, si NVIDIA se apodera de esa compañía, podría limitar el acceso a la tecnología a sus rivales o aumentar el costo del acceso.

Acciones de NVIDIA en la bolsa cerraron imperturbables ante la noticia de que la CMA de Inglaterra podría anular su acuerdo de fusión con Arm. Fuente: Yahoo Finance
Acciones de NVIDIA en la bolsa cerraron imperturbables ante la noticia de que la CMA de Inglaterra podría anular su acuerdo de fusión con Arm. Fuente: Yahoo Finance

Reacción en la bolsa

Este cataclismo que podría derivar en medidas represivas contra la compra de Arm por parte de NVIDIA, repercute en las acciones de esta última. El pasado 16 de agosto cuando se conoció la noticia de la demanda del acuerdo por parte de las mencionadas empresas tecnológicas, las acciones de NVIDIA comenzaron a bajar.

Desde $202.87 dólares el precio de las acciones por unidad, bajó hasta $194.53 dólares. Para el pasado miércoles 18 de agosto, las mismas descendieron hasta $190 dólares. Al día siguiente, bajaron aún más hasta los $187 dólares. No obstante, comenzaron a recuperarse para subir hasta los $204 dólares.

Este viernes, la recuperación parece haberse ejecutado por completo y se ubica en los $208 por acción momentos antes del cierre.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -