lunes, noviembre 29, 2021

Estados Unidos sugiere un impuesto global mínimo del 15% para las empresas

David Fuentes
Estudiante de Relaciones Internacionales y Derecho en la Universidad Central de Venezuela. Interesado en el estudio de la economía internacional, así como del desarrollo y aplicabilidad de los derechos de Propiedad Intelectual a nivel global.
- Publicidad -

Te puede interesar

Dado que ya ciertos países empiezan a contemplar una realidad post-pandémica; muchos de ellos indagan en la manera de volver a llenar sus arcas y atender a una deuda externa que creció a niveles históricos durante el 2020. Para esto, Estados Unidos sugiere a la comunidad internacional, una tasa impositiva de al menos el 15% para las sociedades mercantiles.

Lo que Estados Unidos sugiere al mundo

La llegada de Joe Biden ha representado un giro de 180 grados dentro de la política exterior de los Estados Unidos. Y es que la Casa Blanca retoma la agenda del multilateralismo; un elemento fuertemente ignorado dentro del accionar de la otrora administración Trump.

De cara a lo que es la recuperación económica, el debate sobre los niveles de impuestos a sociedades mercantiles se reactivó a nivel internacional. Dicho esto, vale la pena recordar que la deuda pública global alcanzó niveles que rozan el producto mundial bruto durante el 2020; una preocupante realidad que la comunidad internacional esta llamada a abordar.

Para atender a esta realidad, Estados Unidos sugiere colocar un impuesto global mínimo del 15% a las empresas; una cifra bastante rezagada con respecto a lo propuesto para los beneficios de las empresas estadounidenses en el extranjero.

La Secretaria del Tesoro Janet Yellen, considera necesario que la comunidad internacional abandone su «carrera hacia la baja» en materia impositiva corporativo; todo de cara al nuevo status quo impuesto por la pandemia. En consecuencia, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos declara:

«Es imperativo trabajar multilateralmente para poner fin a las presiones de la competencia fiscal de las empresas y la erosión de la base imponible de las empresas. El 15% es un piso, por lo que las discusiones deben continuar siendo ambiciosas y empujar esa tasa más alta».

¿Qué dice la comunidad internacional al respecto?

Aunque Estados Unidos sugiere tomar esta medida desde el multilateralismo, es justo decir que algunos países no simpatizan con los lineamientos propuestos por la Casa Blanca. Tal es el caso de Irlanda; país que en la actualidad posee una tasa impositiva de solo el 12,5% para sus empresas. Del mismo modo, el Reino Unido ha manifestado sus preocupaciones frente a lo que podrían ser gravámenes demasiado elevados al largo plazo.

Es necesario tener en cuenta que la sugerencia de los Estados Unidos, coincide directamente con la estrategia de ciertos Estados que buscan hacerse atractivos para el sector corporativo; partiendo de bajos requerimientos en materia de gravámenes. Del mismo modo, habría que considerar además el ambiguo marco jurídico internacional en materia de doble tributación; un elemento especialmente problemático para empresas como Apple, y que la medida sugerida por la Casa Blanca estaría llamada a agravar.

Pese a todo esto, Japón ha mostrado su simpatía por los lineamientos del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, considerando estos como un «avance» con vistas a futuras negociaciones. Del mismo modo, otros países con economías desarrolladas como Francia, también han manifestado su aquiescencia al proyecto.

El statu quo interno americano

Tal como en el área internacional; las tasas impositivas también son objeto de debate dentro de los Estados Unidos. Vale decir que el partido Demócrata se prepara para retomar las presiones en el Congreso buscando imponer impuestos del 28% a las empresas; todo con la finalidad de ayudar a amortizar los gastos del paquete de estímulos de Joe Biden.

Sin embargo, la iniciativa demócrata encuentra fuerte oposición por parte del partido Republicano; el cual es testigo de un claro desprendimiento de las políticas benignas para el sector empresarial, impuestas en su momento por Donald Trump. De esta forma, el miembro de la Cámara de Representantes por el estado de Texas Kevin Brady expresa:

«Es realmente importante que la secretaria Yellen no regale nuestra base impositiva en estas discusiones. Me preocupa que ella suplique a otros países que suban sus tipos impositivos porque Estados Unidos se está haciendo voluntariamente poco competitivo».

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -