sábado, agosto 13, 2022

Caso Thodex: Exchange de criptomonedas se «desvanece» con el capital de miles de usuarios en Turquía

David Fuentes
Estudiante de Relaciones Internacionales y Derecho en la Universidad Central de Venezuela. Interesado en el estudio de la economía internacional, así como del desarrollo y aplicabilidad de los derechos de Propiedad Intelectual a nivel global.
- Publicidad -

Te puede interesar

Sin lugar a dudas, ha sido una semana difícil para el mundo de las criptomonedas. En esta oportunidad, el mundo se asombra con el caso Thodex: el servicio turco de exchange de criptodivisas que súbitamente desapareció de Internet, llevándose el capital de una cantidad aún indeterminada de inversores. Desde EnQuéInvertir te contamos.

Caso Thodex: Un fraude multimillonario

Durante el día de hoy, la plataforma de Thodex dejó atónitos a sus clientes. La confusión reinó dentro de los entusiastas de las criptomonedas cuando usuarios del exchange se percataron que la página repentinamente había desaparecido. Horas después, Thodex anunciaba de la noche a la mañana que «carecía de la solidez financiera para seguir operando».

La sospechas de fraude fueron confirmadas cuando los abogados de la compañía reportaron que Faruk Fatih Ozer, CEO del exchange; había huido del país hacia un paradero desconocido. Aunque sus abogados afirman no saber su ubicación, la agencia de noticias Demiroren informó que Faruk pudo haber tomado un vuelo a Albania; uno de los Estados parte del Convenio Europeo de Extradición de 1957 aun en vigor.

El caso Thodex es por mucho el peor fraude dentro del mundo de las criptomonedas en Turquía. Vale decir que aunque aún no existe un monto oficial para definir las perdidas monetarias; el periódico local Haberturk estima que la cifra podría rondar los 2.000 millones USD. En cuanto al número de usuarios afectados, un memorándum compartido por el mismo Ozer habla de unos 30.000; sin embargo, Oguz Evren Kilic, representante jurídico de una importante cantidad de víctimas; afirma que «el cierre de la plataforma ha dejado los activos restantes de unos 390.000 usuarios irrecuperables».

Las autoridades turcas investigan el crimen

Los tribunales penales de Turquía ya conocen del incidente. Así, durante el jueves, la policía de Estambul procedió al allanamiento de la sede del exchange; todo con el objetivo de conseguir información relevante de cara a la acusación ante la corte.

Es importante señalar que el caso Thodex llega en un momento delicado para las monedas digitales en la región. Así, es necesario recordar que el pasado 16 de abril, Turquía se unió a la creciente lista de países que prohíben las criptomonedas como método de pago; todo mientras el volumen de comercio en los mercados de criptomonedas turcos se triplicaba a más de $ 1.2 mil millones con respecto a la semana anterior.

De esta forma, la estafa multimillonaria de Thodex sigue alimentando el motor de las regulaciones dentro del país. En consecuencia; Cemil Ertem, asesor económico de alto nivel del presidente Erdogan comenta:

«El gobierno turco debería tomar medidas lo antes posible. Se están estableciendo esquemas piramidales. Turquía, sin duda, llevará a cabo una regulación que esté en línea con su economía, pero también siguiendo los desarrollos globales».

Promesas que no pueden ser cumplidas

Durante el mes de marzo, el exchange emprendió una campaña en la pretendía captar nuevos usuarios a través de la consignación gratuita de Dogecoins; sin embargo, pese a que la plataforma afirmó haber asignado al menos 4 millones de unidades del criptoactivo, las quejas de los usuarios no se hicieron esperar. Así, el abogado de la firma comenta que «Hubo una disminución de los activos de Thodex; cuando demasiados usuarios exigieron que se les devolviera el dinero, la empresa fue incapaz de satisfacerlos».

Por su parte; Faruk Fatih Ozer expresa arrepentimiento en su memorándum divulgado desde la clandestinidad; así, el antiguo CEO del exchange afirma:

«Cuando la compañía tuvo problemas financieros, pensé en suicidarme o en entregarme a las autoridades; pero ambas opciones significaban que los activos de los clientes nunca serían recuperados. Así que decidí seguir con vida y luchar, trabajar y pagar mis deudas. El día que pague toda mi deuda, regresaré a mi país y me entregaré a la justicia».

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -