viernes, agosto 12, 2022

Políticas de la FED son erráticas desde mucho antes de 1990, asegura inversor

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

De acuerdo al veterano inversor Jeremy Grantham, las políticas de la Reserva Federal (FED), son erráticas desde 1990 e incluso antes. Considera que los estímulos fueron excesivos en todos los períodos de dificultad, lo que trajo consecuencias terribles. En la actualidad, afirma no hay excepción y los números inflacionarios hablan por sí solos.

Por otro lado, este inversor de 82 años se manifiesta sorprendido por el nivel de fe de los inversores en el banco central. Asegura que es excepcional como la inflación más alta en 30 años no provoca una venta masiva de activos. En otros tiempos, subraya, los inversores no habrían pensado dos veces antes de buscar un refugio para sus capitales.

Ahora, continúa, la Reserva Federal dice que la inflación es pasajera y todos así lo asumen. Sin embargo, como reportó EnQuéInvertir, esta aseveración no es del todo exacta, pues los flujos de dinero hacia los ETFs relacionados con la protección, son cada vez mayores. Debe tenerse en cuenta que Grantham es uno de los bajistas más conocidos de todo Wall Street.

¿Cuál es el problema de las políticas de la FED según Grantham?

El hecho de que las políticas de la FED traigan un problema como el alto índice inflacionario en Estados Unidos, es digno de atención. Es importante considerar que las mismas evitaron el total colapso del mercado en 2020. Pese a ello, los efectos secundarios parecen ser en parte similares a lo que evitaron.

Para el mencionado analista e inversor, el problema no es la aplicación de tales políticas, sino el intentar alargarlas cuando no se necesitan. En ese sentido, este punto de vista considera que la compra de bonos del Tesoro y de deuda hipotecaria debieron ser menores y el tapering llegar mucho antes de la fecha programada por el banco central.

Lo mismo piensa en relación con las tasas de interés. Alargar la compra de deuda, habría acostumbrado a los mercados al dinero fácil y solo pensar en que esto terminará, causa ansiedad. Así, mientras más rápido se corte este flujo de dinero extra, más fácil sería superar el trauma inevitable. Con el pasar del tiempo, la costumbre se vuelve dependencia y la economía podría estar moviéndose hacia allí.

De esta manera, las políticas de la FED, al entender de este inversor están aplicadas de manera exagerada. Los inversores, dice, tienen confianza ciega en ellas, pero es una situación que podría terminar en cualquier momento debido a los números alarmantes de inflación.

Para Jeremy Grantham, cofundador de GMO, desde 1990 o antes, las políticas de la FED vienen siendo erráticas. Fuente: Moneycontroller.es
Para Jeremy Grantham, cofundador de GMO, desde 1990 o antes, las políticas de la FED vienen siendo erráticas.

Un mercado alcista con alta inflación no es muy común

Todos los mercados alcistas desde 1920, explica, se habrían dado en medio de baja inflación. «Lo que sucede ahora es algo que nunca antes había visto en Wall Street», afirma. En consecuencia, «un índice de precios al consumidor de 6.2% habría sido suficiente para que sucumbiera el mercado en cualquier época de la historia», resalta.

Debe considerarse que la experiencia de Grantham en el mercado es de amplia data. Este inversor es cofundador de la gigante Grantham, Mayo & Ottterloo (GMO). Aunque la misma tiene episodios de ganancias, también es ampliamente criticada por algunas de sus predicciones sobre activos supuestamente burbujas. En algunas oportunidades, estos pronósticos lo llevaron a perderse de importantes subidas.

Sea como sea, las políticas de la FED, al menos su aplicación, no son del agrado de este inversor, aunque él no es el único que piensa de esa manera como da a entender. La masa de inversores habría estado inyectando hasta $35.5 mil millones en los 18 ETFs dedicados a brindar cobertura frente a precios altos. Este monto equivale a 37% de los activos de esos fondos, lo que significa que triplican en rendimiento al mercado ETF en su conjunto.

Aunque ciertamente existe un gran número de grandes inversores que confían en la FED, existe otro gran bando que no.

Peligroso exceso de confianza

Por otro lado, el inversor afirma que la subida del mercado es provocada por un exceso de confianza. Los subsidios llevaron y llevan a una burbuja gigantesca que se expresa por todas partes, desde las acciones meme, hasta las criptomonedas y las SPACs.

En pocos meses, considera, el S&P 500 sufrirá una caída colosal de hasta 10%. En su análisis, expresa que una opción, es que la burbuja explote cuanto antes. Para ello, se debe apostar a acciones value baratas. Asimismo, la opción de no permitir que explote la burbuja, podría ser apostando a alternativas líquidas.

La salvación de los inversores, a su juicio, no pasa por las políticas de la FED. Al contrario, pasa por como orienten sus capitales en una burbuja que se torna peligrosa. La tercera de las opciones que presenta Grantham, es que los capitales se mantengan fuera de la burbuja.

Esto último, significa la «inversión en value en países emergentes, en pequeñas capitalizadas en Japón o en valores cíclicos». Por otro lado, mantener las apuestas en US Bancorp y Coca-Cola, sería la cuarta alternativa.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -