viernes, octubre 22, 2021

Conozca al emprendedor de 17 años que posee dos empresas exitosas en Corea del Sur

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Vale la pena recordar siempre los consejos de Warren Buffett de que nunca es demasiado pronto para aprender de economía y negocios. La certeza de esto aplica cuando se conoce la historia de Sukone Hong, un joven de Corea del Sur de 17 años que posee dos exitosas empresas.

Lo impresionante de su ascenso, es que inició con un crédito de $5.000 dólares. Ahora, una de sus firmas hizo ventas anuales de más de $1 millón de dólares. No se trata de un mago, simplemente es alguien que vio la oportunidad e invirtió en el momento justo el limitado capital que tenía a disposición.

Hong cuenta que todo comenzó como una forma de hacer algo diferente. Quería distraerse de sus problemas personales, puesto que no encajaba con sus compañeros de estudios. Explica que en algunos momentos sufrió de bullying. Por ello, busco la manera de hacer cosas distintas a las que hacían sus compañeros como ir a fiestas, paseos y otras formas de distracción.

La primera de las empresas exitosas de Hong en Corea del Sur

Tener una o dos empresas exitosas en su país, Corea, no era lo que esperaba Hong a tan temprana edad. Su primera actividad fue revender ropa de marca en el motor de búsqueda Naver. Los resultados de esto no fueron lo suficientemente grandes como para proveerle sumas elevadas de dinero. Sin embargo, abrieron su apetito y le motivaron a ir por más.

Durante una entrevista con CNBC, Hong confiesa que $150 dólares en sus bolsillos no estaba mal, pero se esfumaban muy rápido. Por ello, decidió dar un paso más allá para incrementar esos ingresos.

Con un préstamo de $5.000 dólares de sus abuelos y con la ayuda de una empresa de impresión, comenzó a dar forma a su idea. Con la creación de su sitio propio de ropa y con diseños frescos y juveniles esperaba alcanzar el éxito. De esta manera, nació Olaga Studios.

En un principio, la primera de las dos exitosas empresas de Hong no atrajo mucha atención en Corea. De hecho, confiesa que «la primera semana no sucedió nada». No obstante, el lunes de la siguiente semana recibió 15 pedidos en la mañana. En la tarde fueron 40 y en la noche 80. Así comenzó la meteórica subida de esta firma de moda.

Con el éxito de la primera, catapulta su segunda marca

Usando como trampolín su tienda de ropa, la cual se convierte en un éxito regional, Hong se embarcó en su segundo proyecto. Se trata de una marca de relojes para personas con discapacidad visual. Se debe destacar que este tipo de relojes ya existen, pero son costosos.

Algunos de ellos llegan a costar de $300 dólares en adelante. Tratando de beneficiar a las personas con este tipo de discapacidad, Hong realizó una inversión inicial de $300.000 dólares. Al no ser experto en informática, afirma, contrató a personas que sí lo son.

Así, nació la segunda de las exitosas empresas de Hong, Paradox Computer, la cual no se queda en las fronteras de Corea. De hecho, afirma que recibe decenas de pedidos de media docena de países de la región, entre ellos de China. El valor de sus relojes se proyecta en unos $80 dólares. Se destaca que el funcionamiento de los mismos es mediante la vibración.

Una de las dos exitosas empresas del joven Sukon Hong, registra ventas anualizadas de $1 millón de dólares en Corea del Sur. Fuente: Facebook
Una de las dos exitosas empresas del joven Sukon Hong, registra ventas anualizadas de $1 millón de dólares en Corea del Sur.

Continuar con sus estudios

Aunque Hong alcanza el éxito de manera acelerada y pensó abandonar sus estudios, ya que no los consideraba necesarios, cambió de opinión. Explica que todos los empresarios que ha conocido le recomiendan que siga adelante con un grado universitario.

La decisión ya está tomada, relata al citado medio. Ahora, con mayores comodidades, este emprendedor tiene ante sí el sueño de cualquier aspirante a empresario, arrancar a temprana edad de manera exitosa.

El ejemplo de este adolescente, es que no se necesita una anormal suma de dinero para alcanzar el éxito. Conociendo el mercado que lo rodea y cuál estrato social mueve la mayor suma de dinero y con qué fines, le ayudó a determinar el tipo de producto acorde al consumo.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -