jueves, mayo 30, 2024

¿Es posible predecir los movimientos de la bolsa con ChatGPT? Un estudio dice que sí

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

El mercado bursátil es un lugar inhóspito que castiga sin piedad a los inexpertos y a quienes no toman precauciones. Uno de los grandes rompimientos de cabeza es dar con una herramienta que permita predecir con precisión el movimiento de las acciones. Según una reciente investigación, con ChatGPT se podrían precisar los movimientos futuros de la bolsa.

En un artículo no revisado por partes, el profesor de la Universidad de Florida, Alejandro López-Lira, sostiene ese postulado. Según el experto, la Inteligencia Artificial (IA) generativa tiene la capacidad para anticiparse a los movimientos de los activos del mercado de valores.

Afirma que el trabajo de analizar titulares es impecable y eso podría servir para decidir de una manera más acertada. Asimismo, el académico se manifiesta sorprendido de que aun la herramienta no sea utilizada por los inversores más sofisticados. En líneas generales, el estudio sostiene que los resultados de la IA a la hora de elegir posibles inversiones terminan mejor que cualquier elección aleatoria.

ChatGPT podría ser la próxima sensación en la bolsa

La herramienta, ChatGPT, desde su lanzamiento el año pasado se convirtió en un fenómeno en todos los escenarios y ahora va por la bolsa. Y no se trata solamente de que los inversores colocarán capitales en acciones relacionadas con esa tecnología. Aparte de ello, la IA sería la nueva asesora de inversión para muchos inversores de Wall Street.

Aunque esa posibilidad no hace gracia a centenares de empresas de asesoría, la misión de la IA generativa no se detiene. Miles de puestos de trabajo profesional estarían cerca de pasar al museo laboral como consecuencia de la irrupción de estos desarrollos. Ni siquiera el mercado de acciones parece tener posibilidades de escapar de esa revolución.

Vale mencionar que el experimento de López-Lira toca el nervio más temido de las herramientas de IA generativa. Se trata de «capacidades emergentes» que adquieren estas tecnologías al tiempo que se desarrollan. En otras palabras, adquieren habilidades para las cuales no fueron inicialmente creadas o planificadas. Si herramientas similares a esta IA todavía no operan abiertamente en el mercado de valores, sería cuestión de tiempo para que eso suceda.

Por ahora, las condiciones para ese escenario parecen contar con el impulso necesario y la bolsa podría ser el próximo gran objetivo de ChatGPT. Al menos eso es lo que opina el mencionado académico. Una vez su estudio sea revisado por pares y los resultados replicados por expertos independientes, se podría tener una clara perspectiva. En este enlace se puede conocer los detalles del experimento.

Puestos de alta remuneración en riesgo

Como ya se mencionó, si la tecnología que emplea ChatGPT irrumpe con todo su potencial en la bolsa, muchas cosas cambiarían. No sería solamente la forma en que hacen dinero las grandes instituciones, sino el propio mercado laboral del sector financiero. En consecuencia, miles de empleos financieros bien remunerados estarían en riesgo de desaparecer.

Bajo esas condiciones, el metro de Nueva York podría convertirse en un desierto en horas picos. Los empleados que queden de las instituciones ocuparían puestos secundarios ante una inteligencia más capaz y eficiente. Aunque pueda parecer una realidad distópica, expertos creen que la civilización humana está en riesgo. En ese sentido, miles de conocedores, entre ellos Elons Musk, firmaron una carta pidiendo una pausa a los desarrollos de IA.

De cualquier modo, todo dependerá de que la IA sea capaz de analizar las noticias y determinar el impacto de las mismas en las acciones. Si logra hace esto y con tiempo suficiente para que los inversores acomoden sus capitales antes de la reacción, la IA se convertiría en el mejor asesor de inversión de la historia.

«El hecho de que ChatGPT comprenda información destinada a humanos casi garantiza que, si el mercado no responde a la perfección, habrá previsibilidad en los retornos«, apunta la citada investigación. Así, la sombra de ChatGPT se posa, para bien o para mal, sobre la bolsa de valores.

ChatGPT podría ser el próximo protagonista de la bolsa.
ChatGPT podría analizar los titulares financieros y determinar con alto grado de precisión la reacción que tendrán las acciones en el mercado bursátil como consecuencia.

Las deficiencias actuales de las herramientas

Aunque la capacidad de las herramientas de IA es enorme para el área de las inversiones, sus limitaciones también son mayúsculas. El artículo también pone en evidencia las deficiencias de la IA generativa para muchas tareas vinculadas al sector financiero.

Por ejemplo, los experimentos realizados no incluyen los precios objetivos y la IA tampoco hizo modelos de análisis matemáticos. Debe tenerse en consideración que estas herramientas tienden a inventar números, tal como demostró la propia Microsoft recientemente, según publicó CNBC. Bajo esas condiciones, la confiabilidad de la tecnología, al menos en estas etapas tempranas, no es la mayor como para poner capitales de inversión a su disposición.

Lo que si se destaca es que la herramienta es capaz de analizar titulares de una manera singular. Aunque se concluya que no tiene la capacidad para sustituir a los homos sapiens que trabajan en el mercado financiero, al menos podría ser de mucha ayuda. Con respecto a ese punto, el investigador se manifiesta sorprendido de que inversores de talla todavía no la utilicen.

El tiempo de la bolsa para enfrentarse con los avances de la IA encarnados en ChatGPT está llegando rápidamente. La tarea de los grandes capitales ahora consiste en prepararse para un salto que luce inevitable.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -