miércoles, septiembre 28, 2022

¡Así cerró Wall Street en la primera mitad del año!

Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

En la culminación del primer semestre del 2022, la bolsa de valores asimila resultados desfavorables para los accionistas. Wall Street se mostró «flojo» en la primera mitad del año, a medida que la Reserva Federal retiraba estímulos financieros para «palear» las crisis de la inflación. Esta situación extiende el temor de los operadores a que se genere una nueva recesión económica.

La bolsa perdió fuerza en esta temporada

El mercado fue testigo de una serie de movimientos a la baja que dieron continuidad a la visión «temerosa» de los inversores. A medida que avanzaba la inflación en la economía, el sector bursátil afrontaba la posibilidad de que llegaran medidas financieras más «estrictas».

De esta manera, y en concordancia con las previsiones, las nuevas medidas económicas llegaron, haciendo que la confianza en las acciones se viera afectada. La Reserva Federal inició su plan de incrementos en las tasas de intereses para afrontar dicha inflación. Si bien en un inicio no se hicieron cambios tan «agresivos», los cambios realizados fueron ganando intensidad.

Los operadores de Wall Street asimilaron un escenario más «ajustado» en la primera mitad del año, tomando en cuenta la reducción de estímulos económicos. La confianza depositada en los valores de crecimiento se redujo constantemente, haciendo que el USD ganara terreno en el marco de la liquidación de los capitales.

El índice DXY se situó sobre las 105 unidades durante la jornada del viernes, siendo beneficiado por las liquidaciones de acciones bursátiles. Fuente: TradingView.
El índice DXY se situó sobre las 105 unidades durante la jornada del viernes, siendo beneficiado por las liquidaciones de acciones bursátiles. Fuente: TradingView.

Al ver que la inflación no perdía su ritmo, la FED aumentó el puntaje básico de cada cambio en las tasas, desde 50 puntos básicos hasta 75. Además, está previsto que este porcentaje (0,75%) se mantenga vigente para nuevas modificaciones en las tasas de intereses, durante las reuniones venideras de la entidad financiera. La bolsa perdió fuerza y todavía pueden llegar más ajustes a las políticas monetarias.

Caída de los principales índices

Las visiones negativas del mercado se reflejaron en los rendimientos de los grandes índices, generando pérdidas notables en el entorno. Dentro de una observación generalizada, los porcentajes de retrocesos superan el 20%, con el índice S&P 500 a la cabeza de las posiciones de ventas. Su pérdida semestral (incluyendo al cierre de este viernes) se sitúa en 971,26 unidades (-20,24%).

La situación tensa con la que Wall Street registró una «pésima» primera mitad del año hizo que el índice S&P 500 bajara más de un 20%. Fuente: Yahoo Finance.
La situación tensa con la que Wall Street registró una «pésima» primera mitad del año hizo que el índice S&P 500 bajara más de un 20%. Fuente: Yahoo Finance.

En sintonía con el S&P, otras pérdidas registradas en Wall Street durante la primera mitad del año fueron las de:

  • Dow Jones: Cerró este viernes en los 31.097,26 puntos, con una pérdida semestral de 5.487,80 unidades (-15%).
  • Nasdaq: Quedó al cierre en los 11.127,84 puntos, perdiendo 4.704,96 unidades frente al inicio del año (-29,71%).

Trabas económicas internacionales

Los estragos ocasionados por las cadenas de suministros deficientes impactaron directamente en los movimientos con los que la bolsa perdió fuerza. El consumo alentado por la entrega de estímulos monetarios a los hogares del país incentivó a la expansión de la inflación. A este escenario se le une el conflicto de Ucrania y los rebrotes del Coronavirus en China.

Mientras tanto, la cotización del crudo retrocedió en las últimas semanas. Del lado de Estados Unidos, el petróleo WTI quedaba en los $108 por barril, durante la noche del viernes. Se rompió el soporte de los $110, justo después de que las cotizaciones alcanzaran niveles superiores a los $120.

En el momento que la economía se abría, y mientras que el consumo recuperaba su ritmo, dicha inflación fue más veloz que la Reserva Federal. Ahora, la entidad financiera se apresura a endurecer sus políticas, y esto no sienta bien a los beneficiarios de las acciones. Wall Street cerró la primera mitad del año sopesando los «apretones» económicos que la FED pretende dar en sus reuniones.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -