lunes, febrero 26, 2024

Dave Portnoy pagó $1 para recomprar Barstool Sports

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

Este miércoles, se conoció que Dave Portnoy y Penn Entertainment llegaron a un acuerdo que le permite al empresario recomprar Barstool Sports. Lo que se podría calificar de una devolución for free se acordó con una pérdida de $850 millones para Penn, según Bloomberg.

Lejos parece la época en que Penn pagó centenares de millones por una firma que esperaba que le reportara mucho más. Sin embargo, la compra no fue lo que esperaban, sobre todo por el dominio de mercado de algunas grandes del sector. En consecuencia, Penn reconoció que «la empresa no era para ellos».

No fue hasta asegurar el acuerdo reciente con ESPN que la compañía decidió desprenderse de esta adquisición a un fuerte costo. La mejor manera de pasar la página fue devolverla a su dueño original en un acuerdo de transacción valorado en $1 dólar.

Devolver Barstool Sports fue lo más conveniente para Penn

La trayectoria de Portnoy es una de grandes polémicas y eso le pasa factura a cualquier empresa que se relacione con él. Incluso, una empresa de casino como Penn es incapaz de soportar esa carga del controvertido emprendedor. Hasta tal punto se acumuló la presión que permitieron la recompra de Barstool Sports para salir del atolladero.

A cambio, Penn consiguió a un socio menos problemático en ESPN. En ese sentido, la firma anunció este martes un acuerdo de 10 años por $1.500 millones de dólares para usar la marca ESPN de Walt Disney Co., la cual abrirá la puerta a una nueva aplicación de apuestas en línea.

«Se hizo evidente para ambas partes que probablemente haya solo un propietario natural a largo plazo de Barstool Sports, y ese es Dave Portnoy», expresó al respecto Jay Snowden, CEO de Penn. Durante una conferencia de prensa el miércoles afirmó que su compañía y la firma de Portnoy eran completamente incompatibles.

«Al ser parte de una compañía de juegos con licencia, altamente regulada y de propiedad pública, quedó claro que éramos un propietario no natural», agregó. Por otra parte, el acuerdo para recomprar Barstool Sports llega con algunas condicionantes para Portnoy. Particularmente que Penn mantiene un 50% de derechos sobre la firma y que el empresario se compromete a no venderla nunca.

Una mala apuesta de Penn Entertainment

Los coqueteos de Penn con Barstool comenzaron en 2020 con una inversión que la convirtió en socia mayoritaria al adquirir 36% de las acciones. Posteriormente, compraron el resto por más de $300 millones de dólares. En ese entonces, Snowden confiaba que la compañía le sería de gran ayuda para atraer a la audiencia joven del mundo de las apuestas.

Sin embargo, la apuesta fue pésima en un sector dominado ampliamente por gigantes como DraftKings y FanDuel. Para tener una idea de la mala jugada de Penn, vale la pena mencionar que en el segundo trimestre de 2023 Barstool solamente ocupada el 2% del mercado de apuestas de los Estados Unidos.

Según Chris Grove de la firma Eilers & Krejcik, existe una falla fundamental en la innovación de la empresa que mantiene alejados a los apostadores. A su entender, las personas prefieren utilizar plataformas con mejores soluciones tecnológicas y ese no es el caso de Barstool Sports. Por otra parte, a pesar de que Barstool tiene una legión fiel de seguidores, la misma es mínima en comparación con la de ESPN.

De tal manera, después del tropezón, la empresa Penn se va a lo seguro aliándose con ESPN. Esta es la razón de que concedan un acuerdo tan generoso que permite a Portnoy recomprar Barstool Sports.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -