domingo, enero 16, 2022

¿El dinero digital llegó para quedarse?

Lenín Navas
Soy un internacionalista venezolano apasionado por las nuevas tecnologías y las dinámicas de la Economía Internacional. Me dedico al estudio de los efectos de la Cuarta Revolución Industrial en el mundo, las oportunidades de emprendimiento en América Latina y los flujos financieros internacionales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El COVID-19 ha obligado al mundo a cambiar, y en pocos sectores es esto tan obvio como en el financiero. Pues, aunque la digitalización es una tendencia que viene tomando fuerza desde hace varios años, ha sido la pandemia lo que ha permitido que la misma de un salto y se convierta en un fenómeno de actualidad. El cual se ve reflejado no solo en Bitcoin y las criptomonedas, sino en las finanzas en general. Por ello, hoy en EnQuéInvertir nos preguntamos si el dinero digital llegó para quedarse.

Dinero digital: del fiat al cripto

Cuando pensamos en dinero digital es normal que lo primero que venga a nuestra mente sean las criptomonedas, y más específicamente Bitcoin. Y es que, durante los últimos meses las noticias financieras en el mundo entero han dedicado doces de horas a la cobertura del mercado de criptoactivos. Esto luego de que el precio de Bitcoin empezase su mayor movimiento alcista hasta el momento, atrayendo a inversionistas institucionales de todo el mundo.

Sin embargo, las criptomonedas son solo una parte de la historia. Pues, la creación de estos criptoactivos ha traído en sí misma la semilla de la creación de su rival: las monedas virtuales gubernamentales. Estas monedas se encuentran en desarrollo en todo el mundo, y serían una forma de los gobiernos para enfrentar la pérdida de poder sobre el mercado monetario que generaría el triunfo de las criptomonedas. Proporcionando las ventajas de los criptoactivos con la centralización del dinero fiat.

No obstante, lo que realmente ha terminado por impulsar el desarrollo del dinero digital gubernamental no han sido las criptomonedas sino la pandemia del COVID-19. Ya que, para hacer frente a las medidas que nos impuso la enfermedad para proteger nuestra salud, la economía ha tenido que adaptarse y moverse hacia una mayor digitalización.

La carrera de los gobiernos

Así, cuando se analizan las cifras que ha dejado la pandemia, podemos observar un aumento interanual del 30% en el consumo online durante el primer semestre de 2020 a nivel mundial. Lo que vino acompañado por un colapso en el uso de máquinas ATM, y una caída en el porcentaje de transacciones realizadas con efectivo en los Estados Unidos desde el 51% al 28%.

Esto ha obligado a los gobiernos a acelerar sus planes para el lanzamiento de dinero digital gubernamental. Algo fácilmente observable en iniciativas como las de gobiernos locales en China, los cuales repartieron varios millones de yuanes en «sobres rojos» descargables a ciudadanos al azar, como parte de una prueba rumbo al lanzamiento completo de la moneda virtual gubernamental china.

Al mismo tiempo, el Banco Central de Brasil lanzó una red de pagos digitales llamada Pix, el Banco Central de Corea creó un programa piloto para explorar las consecuencias del lanzamiento de una moneda virtual gubernamental, y el Banco Central Europeo lanzó nuevos documentos con planes para el diseño de dinero digital. Siguiendo una tendencia hacia la digitalización que no hará otra cosa que profundizarse en los próximos años, en un ecosistema financiero que debe adaptarse a la innovación traída por las criptomonedas y el COVID-19.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -