miércoles, diciembre 7, 2022

Bitcoin es el salvavidas de las creadoras de contenidos para adultos

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Las vendedoras de contenido +18 tienen a Bitcoin como un salvavidas:

  • Con las estrictas políticas de los bancos con respeto a las trabajadoras sexuales, la creación de contenido virtual para adultos podría estar en peligro. Como consecuencia, la vida financiera de miles de mujeres estaría al borde del colapso.
  • Las criptomonedas se convierten en una de las mejores alternativas para estas emprendedoras, puesto que las mismas garantizan independencia financiera.
  • Ante la posible censura de Onlyfans, nacen nuevas iniciativas como WetSpace, una plataforma de contenido sexual con un formato similar a Instagram. Esta funcionaria de manera exclusiva con criptomonedas.

A diferencia de las trabajadoras sexuales tradicionales, muchas de las actuales lo hacen por medio del Internet con plataformas como Onlyfans. Ahora, Bitcoin se convierte en un salvavidas para muchas de estas creadoras de contenidos. La razón de esto, son las políticas de censura o las altas comisiones por parte de los intermediarios bancarios.

Las cualidades descentralizadas de las criptomonedas, permiten que las creadoras de contenido tengan mayor control sobre su propia actividad financiera. En ese sentido, por sus cobros en criptomonedas, no hay comisiones, ni hay congelamiento de cuentas. Se trata de llevar las vidas de estas personas a un mayor nivel de libertad personal, solvencia e independencia financiera.

Durante la pandemia, muchas personas, sobre todo mujeres, encontraron en la venta de contenidos sexuales una gran ayuda financiera. Sin embargo, la censura por parte de los bancos, son pan de cada día. Bajo la acusación de «tráfico sexual», muchas trabajadoras virtuales sufren grandes pérdidas.

Bitcoin se convierte en un salvavidas frente al baneo de los bancos

El hecho de que Bitcoin exista en medio de una época de vigilancia, se convierte en el salvavidas para muchas trabajadoras online +18. Aunque la volatilidad puede ser un problema, las contantes subidas son un contrapeso que también reporta ganancias extras.

Más allá de esto, se trata de un sentido de pertenencia que permite una creación de contenido más libre. De tal modo, las creadoras de contenido adulto pueden trabajar sin la presión de recibir llamadas o continuos interrogatorios de sus bancos. Recientemente, el portal CNBC, entrevisto a una serie de vendedoras de contenido sexual, quienes denunciaron casos de atropello financiero por parte de los intermediarios.

Una de ellas, Allie Eve Knox, dijo que su decisión definitiva de saltar a las criptomonedas, fue cuando PayPal le cerró la cuenta. Knox vendió ropa íntima a un cliente, el cual pagó una suma alta de dinero, lo cual fue suficiente para que esa plataforma de pagos levantara sobre ella una bandera roja. En todo caso, ni la entrevistada ni el cliente recibieron la devolución de los fondos.

Para 2014, Knox tenía una wallet y durante un show vía Zoom, su cliente le pidió que alzara la pantalla de su teléfono con el QR. Este lo escaneo y el monto le llegó de inmediato. En ese momento, explica, entendió que Bitcoin era el salvavidas para su independencia y libertad financiera.

Las creadoras y vendedoras de contenido para adultos por internet, encontrarían en Bitcoin un salvavidas frente a la presión de los bancos.
Las creadoras y vendedoras de contenido para adultos por Internet, encontrarían en Bitcoin un salvavidas frente a la presión de los bancos.

Una red de contenido sexual descentralizada y 100% cripto

Recientemente, la principal red de venta de contenido adulto por suscripción, Onlyfans, anunció la inminencia de eliminar contenido sexual. En consecuencia, la plataforma aseguró que sería una decisión impulsada por presiones externas, es decir, de los bancos. Aun cuando la decisión fue revertida poco tiempo después, hizo sonar las alarmas para las creadoras de estos contenidos virtuales.

Este fue el caso de Allie Rae, una ex enfermera de Boston quien fue despedida de su trabajo luego de que se conociera que vendía fotos atrevidas en Onlyfans. De tener un sueldo de $80.000 anuales como enfermera, pasó a ganar millones luego de dedicarse a tiempo completo a la creación y venta de contenido adulto. No obstante, la posibilidad de que esa plataforma pusiera fin al contenido sexual, la aterró.

Para Rae, Bitcoin no solo se constituye como un salvavidas sino como la base de su nuevo emprendimiento. La creadora contrató un equipo de desarrolladores. Así, de sus propios fondos dedicó una buena parte para crear una aplicación similar a Instagram de exclusivo contenido sexual y con pagos en criptomonedas. Con el nombre WetSpace la plataforma sería lanzada en las próximas semanas.

De vender fotos por Internet, Rae ahora es una emprendedora que habla con fluidez de Blockchain, NFTs y contratos inteligentes y que además podría recoger gran parte de las cuentas de Onlyfans en caso de que esta sea obligada por los bancos bloquear todo contenido sexual. Con este episodio, Bitcoin y las criptomonedas en general, demuestran que muchas personas, comercios y emprendimientos, ahora estarían arruinados de haber quedado a merced de los bancos.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -