domingo, octubre 24, 2021

El Salvador será desde el 7 de septiembre el primer país con Bitcoin como moneda legal

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

A partir de este martes, El Salvador, se convertirá en la primera nación en dar el paso hacia la adopción de las criptomonedas. Con la entrada en vigencia de manera oficial de la Ley Bitcoin, esa moneda virtual adquiere el estatus de aceptación para transacciones comerciales. Desde entonces, la criptomoneda creada por el misterioso Satoshi Nakamoto, correrá en la economía de ese país a la par con el dólar estadounidense.

Pese a la innovación que esto pueda significar y a las grandes posibilidades de ahorro del país, no todos están de acuerdo. Según una reciente encuesta de la Universidad Centroamericana (UCA), hasta un 70% de los salvadoreños rechaza al BTC como moneda legal. En otras palabras, aunque el presidente cuente con una gran aprobación ciudadana, este parece que no es un apoyo ciego.

Según explican medios, tres importantes sondeos ratifican que la mayoría de los habitantes del país rechaza la criptomoneda pionera. Más allá de la aprobación y de lo negativo que podría tener la adopción de la moneda, hay aspectos a considerar. Se puede decir que el uso de Bitcoin en El Salvador tiene ventajas y desventajas, como es de suponer.

Aunque parezca una medida sencilla, el uso de Bitcoin como moneda legal es altamente polémica. Los partidos de oposición son los principales detractores y se encargan de politizar la situación. En otras palabras, aunque el uso de BTC pueda tener desventajas, las mismas son magnificadas por los detractores.

Para lograr sus objetivos, la oposición política se encarga de esparcir desinformación (FUD) para crear incertidumbre y rechazo. Esto, sumado al bajo nivel educativo del país y al poco interés de informar, es el caldo perfecto para que las personas rechacen la innovación.

Ciertamente, los partidos políticos que gobernaron el empobrecido país, son precisamente los que aúpan el rechazo a la innovación. Según los planes del actual gobierno, las remesas desde el extranjero tendrían que pagar menos comisiones, lo que supondría una ventaja estimada de $400 millones de dólares. Además, incentiva el turismo, ya que personas que visiten el país, podrán usar sus monedas virtuales de manera directa.

Con eso último, se estimularía de una manera importante la economía de la nación centroamericana. En ese sentido, el presidente salvadoreño, Nayib Bukele califica de «torpes» a quienes promueven el rechazo al uso de Bitcoin como moneda legal en la nación.

El uso de Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador, genera polémica a pocas horas de la entrada en vigencia de la ley. Fuente: AP
El uso de Bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador, genera polémica a pocas horas de la entrada en vigencia de la ley. Fuente: AP

Entre oportunidades y desventajas

Algunos de quienes rechazan la medida de adopción de Bitcoin, consideran que la medida trae ventajas solo para un sector acomodado de la sociedad. De esta manera, los sectores de bajos recursos no tendrán oportunidad de acceder a este tipo de inversiones como la minería o el comercio cripto.

Otra de las desventajas, es que la mayoría de los 6.5 millones de habitantes del país, no están familiarizados con los pagos en línea. Para ellos, el efectivo retirado de cajeros automáticos o en taquillas del banco es el único acceso posible a medios de intercambio. El uso de cuentas virtuales bancarias es bajo.

Por ello, saltar hacia las wallets en la Blockchain puede parecer para ellos algo muy lejano a sus posibilidades. Otro de los dilemas que enfrenta la adopción de Bitcoin como moneda legal, son las críticas desde afuera. Tanto el Fondo Monetario Internacional como el Banco Mundial, fueron enfáticos.

Estos entes financieros, consideran que la volatilidad de Bitcoin y de las criptomonedas en general, es un factor de mucho riesgo. Si la economía de un país, argumentan, se ampara en una moneda volátil, en el momento en que esta baje de precio, la economía pierde su valor.

Decisión autoritaria

Entre las críticas a la aplicación de la denominada Ley Bitcoin, es que esta habría sido aplicada de manera autoritaria. En otras palabras, el presidente habría usado su influencia sobre el parlamento para aprobar una medida muy delicada sin consultar con las personas.

Por otra parte, los ciudadanos rechazan que el Estado regale $30 dólares a las personas por abrir carteras en la aplicación Chivo. Debe destacarse que las personas que acepten la criptomoneda, si no desean poseerla, pueden pulsar un botón y cambiar a USD de inmediato.

Como se puede apreciar, a pocas horas de la entrada oficial de Bitcoin como moneda de curso legal, la polémica se agudiza. Las decenas de cajeros electrónicos instalados por el gobierno, son resguardados por militares para evitar que los opositores los dañen.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -