jueves, junio 20, 2024

Jamie Dimon dejó de usar la palabra criptomoneda

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

CEO de JPMorgan dice que es ilógico usar la palabra criptomoneda:

  • Según el CEO de JPMorgan, las criptomonedas carecen de las cualidades necesarias para ser consideradas como dinero. Entre ellas, se destaca el respaldo de instituciones y leyes.
  • De acuerdo a la teoría económica clásica (Ricardo, Smith y Marx), cualquier objeto que sirva para el intercambio recurrente es un equivalente, es decir, una moneda.
  • Las criptos no podrían ser consideradas monedas debido a que su uso es raro. No obstante, lo mismo lo pudo haber dicho un detractor de los automóviles a principios del siglo XX para no considerarlos como medios de transporte.

En una reciente entrevista con el medio de noticias griego Ekathimerini, el CEO de JPMorgan, Jamie Dimon, nuevamente atacó a las monedas digitales. En ese sentido, dijo que usar la palabra criptomoneda carecía de sentido porque estos activos no son monedas. Aclaró que, en su lugar, optó por llamarlas tokens criptográficos.

Se trata de un nuevo capítulo en las hostilidades de la cabeza del mencionado gigante financiero. Resulta paradójico que este banco es uno de los más activos en ofrecer exposición a sus clientes a las criptomonedas. Sea como sea, la actitud rabiosa de Dimon contra las monedas virtuales es de larga data.

Sus acusaciones contra estos activos, son las clásicas de todos detractores de los mismos (apodados no-coiners por los entusiastas criptos). Afirma que Bitcoin y el resto de las monedas carecen de valor intrínseco y que son herramientas para actividades criminales.

¿Por qué Dimon ya no utiliza la palabra criptomoneda?

En la mencionada entrevista, Dimon dijo que existen muchas razones para dejar de usar la palabra criptomoneda. En consecuencia, explica que las monedas tienen una serie de atributos que los criptos no poseen.

«Las monedas tienen reglas y normas detrás que las soportan, bancos centrales y autoridades», expresa. Al mismo tiempo, afirma que no usará nuevamente la palabra moneda para referirse a las mismas y en su lugar aplicará el término «token encriptado».

Es importante tener en consideración un punto relacionado con la economía clásica que pudiera dejar sin efecto, al menos en parte, esta creencia de Dimon. En primer lugar, el concepto moneda al que él se refiere, es a las denominadas monedas fiat respaldadas por gobiernos y bancos centrales. Solo en ese caso sus palabras son justas, pero el concepto moneda es más amplio y va más allá del dinero fiat.

Tomando por ejemplo la teoría de David Ricardo, cuando relata la historia del valor, este explica que todo facilitador de un intercambio es un equivalente universal, es decir, una moneda (sal, ovejas, oro, etc). En otras palabras, como todos los procesos, los equivalentes evolucionan a través de varias etapas, las criptomonedas son una continuación de las monedas fiat del mismo modo que estas son una continuación de los metales y estos de otros productos fortuitos y así hasta remontarnos a la etapa del trueque (barter).

Pese a ello, Dimon parece convencido de que usar la palabra criptomoneda es un error.

Para el CEO de JPMorgan, usar la palabra criptomoneda es incorrecto porque estos activos, a su juicio, no cumplen con los requisitos para ser monedas. Fuente: Ekathimerini
Para el CEO de JPMorgan, usar la palabra criptomoneda es incorrecto porque estos activos, a su juicio, no cumplen con los requisitos para ser monedas. Fuente: Ekathimerini

Las monedas digitales fallan como monedas

Más allá de la teoría económica clásica, los detractores de las criptomonedas aseguran que el punto es que estas no cumplen ese propósito. En palabras más sencillas, afirman que en teoría son monedas, pero en la práctica no cumplen esa función. Así, con Bitcoin no se puede comprar nada salvo un café en El Salvador. Pero el principal objeto de cambio de las criptos es por dinero fiat.

En tanto, para adquirir una mercancía, se necesita una moneda y esa moneda es, precisamente, el dinero fiat, ya que las criptos no son aceptados como equivalentes para la compra en cuestión. Sin embargo, ningún tipo de activo se adopta de la noche a la mañana. En poco más de una década, las criptomonedas se usan considerablemente y el uso como equivalentes es cada vez mayor.

El poco uso circunstancial no es motivo para dejar de usar la palabra criptomoneda. Se trata de un asunto temporal que no afecta la naturaleza de estos activos. Si la adopción continúa y en 10 años los pagos directos con Bitcoin u otras criptos se vuelven masivos, la naturaleza de estas será la misma de hoy.

Asimismo, decir que las monedas virtuales no funcionan como reserva de valor debido a los riesgos relacionados con su volatilidad, podría carecer de sentido según la óptica de los entusiastas criptos.

Para ambos casos, se puede citar la analogía de los carros a principios del siglo XX. Según esta, un detractor de los automóviles considera que estos no se pueden denominar como medios de transporte porque su uso es raro. Además, niega que los mismos funcionen como ahorradores de tiempo, ya que su velocidad los hace riesgosos en comparación con la seguridad de los caballos.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -