sábado, septiembre 25, 2021

Pago de cripto impuestos se puede evitar de manera legal

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Una de las razones de ser de las criptomonedas, es evitar el control gubernamental sobre las finanzas personales de las personas. Sin embargo, las autoridades buscan la manera quebrar esas barreras y exigir el pago de impuestos, incluso a los poseedores de cripto activos. De tal manera, Estados Unidos es uno de los países que exige a sus ciudadanos el pago de impuestos por poseer monedas digitales.

Esto se debe a que, en el mencionado país norteamericano, las criptomonedas, entre las que se incluye Bitcoin y otras, se consideran como propiedades. De esa manera, según el Internal Revenue Services (IRS), considera que poseer o vender una moneda digital, es similar a vender una casa o un vehículo. Eso, en pocas palabras significa, que se debe pagar impuestos por tal acción.

Teniendo eso en cuenta, aparece en escena «Plan B Passport». Se trata de una opción totalmente legal que ofrece ciudadanía a clientes ricos con criptomonedas para que no tengan que pagar impuestos nacionales en Estados Unidos. La ciudadanía que ofrece, es en 8 países en los que la posesión y uso de criptomonedas está libre de impuestos.

¿Cómo evitar el pago de cripto impuestos sin que sea considerado evasión?

Evadir impuestos, es un delito que se penaliza en prácticamente todos los países del mundo. No obstante, solicitar residencia y nacionalidad de otra nación, no lo es, incluso si la finalidad es evitar el pago de impuestos sobre cripto activos. De esto se trata el negocio de Katie Ananina, una expatriada rusa, quien se dedica a poner en práctica la filosofía de las criptomonedas.

De acuerdo a un reporte de CNBC, la rusa asegura que una inversión de $200 dólares en Bitcoin, inevitablemente se convertirá en $100.000 en algún momento. En ese sentido, subraya que su misión es evitar que un 40% de eso se lo queden los gobiernos. Para ello ofrece paquetes de nacionalidades en 8 naciones que incluyen Portugal, Dominica, Antigua y Barbuda y otros paraísos fiscales.

Sus cuotas para clientes ricos, no sobrepasan los $200.000 dólares. Uno de sus clientes, consultado en el mencionado portal de noticias, aseguró que se trata de un precio muy favorable. El mismo considera que se trata de un monto muy inferior al que tendría que pagar en impuestos. Asegura que optar por el programa Plan B Passport, le ha costado apenas el 1% de su fortuna.

Katie Ananina, es una joven nacida en Rusia. Para ella, la posesión de cripto activos no se debe someter al pago de impuestos a gobierno alguno. Fuente: CNBC
Katie Ananina, es una joven nacida en Rusia. Para ella, la posesión de cripto activos no se debe someter al pago de impuestos a gobierno alguno. Fuente: CNBC

¿Puede EE.UU. evitar que sus ciudadanos se salten los impuestos cambiando de nacionalidad?

Para los poseedores de cripto activos en Estados Unidos, contrario a lo que muchos piensan, es difícil evitar el pago de impuestos. La vigilancia y la centralización de los reguladores y la colaboración de los más importantes exchanges de criptomonedas, dificultan que Bitcoin cumpla su papel de proteger la privacidad financiera. Se trata de una tendencia que avanza rápidamente en todo el mundo con nuevas leyes y regulaciones dedicadas a las monedas digitales.

Parece una tarea difícil que un ciudadano norteamericano decida obtener una segunda nacionalidad y dejar de pagar impuestos. Las leyes internas de ese país estipulan que una segunda nacionalidad no exime a una persona nacida en territorio estadounidense de pagar impuestos.

John Feldhammer, ex trabajador de IRS explica: «comprar Bitcoin a $10.000 y venderlo a $50.000, implica que hay un capital de $40.000 sujeto a impuestos». Resalta que «no es algo que un segundo pasaporte pueda arreglar automáticamente».

De esta manera, la única opción con la que cuentan las personas, es renunciar a su ciudadanía estadounidense. Pese a ello, eso implica pagar un impuesto de renuncia. «Renunciar a una nacionalidad, no es tan sencillo como vender todo y marcharse».

El pago de un impuesto por renunciar a la nacionalidad, podría ser un mal menor teniendo en cuenta las proyecciones de los cripto activos. Así, Ananina asegura que su cartera de clientes está creciendo considerablemente y la inmensa mayoría de ellos está dispuesta a renunciar a su ciudadanía estadounidense.

Plan B Passport es un negocio legal

El mencionado ex trabajador de IRS, consultado por CNBC, asegura que técnicamente no es ilegal brindar servicios de cambio de nacionalidad. Por su parte, Ananina, explica que, en sus constantes viajes a Estados Unidos, los funcionarios de los aeropuertos la retienen durante horas.

Los interrogatorios son agotadores y revisan hasta los más impensables rincones de sus pertenencias, relata. Pero resalta que, siempre logra ingresar al país porque no consiguen nada ilegal en su negocio.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -