jueves, junio 17, 2021

Se acerca un nuevo superciclo de materias primas según Goldman Sachs

Belén Alfonsi
Futura internacionalista. Apasionada de la economía global y de todos los avances tecnológicos y sociales del mundo, orientados hacia las tendencias actuales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El mercado de las materias primas se vio profundamente afectado por la crisis del COVID-19 en el 2020. Así mismo, los analistas proyectaban meses aún más tensos para el primer trimestre del 2021. Sin embargo el conglomerado Goldman Sachs prevé un panorama diferente, pues consideran que se acerca un nuevo superciclo de materias primas.

Ahora, la pregunta que los analistas se enfrentan es si un segundo año de COVID-19 podría poner en marcha un nuevo superciclo de materias primas. El cual permita un cambio revolucionario en el mercado. Lo cierto es que Goldman Sachs cree que sí es factible este escenario.

De esta manera, los analistas de Goldman aseveran que es cuestión de tiempo para que se comience a observar un repunte alcista. Esto para el rubro de las materias primas básicas a nivel global para el año 2021.

Un nuevo superciclo alcista para las materias primas y los rubros básicos

Los analistas de Goldman, realizando un estudio de los movimientos de la década, aseveraron que están en juego fuerzas estructurales similares a las que impulsaron las materias primas en la década de 2000.

Cabe recordar que la década de 2000 fue transformadora para los precios de los metales. Los cuales experimentaron un impulso estratosférico de la demanda por la industrialización y la urbanización en las naciones emergentes. Siendo el caso de China particular.

Así mismo el cobre, el referente del sector de los metales industriales, subió de menos de 2.000 dólares por tonelada en el 2000. Luego fue un récord de 10.190 dólares en febrero de 2011.

Pero la exageración del superciclo se disipó en el transcurso de un mercado bajista de cuatro años. El cual solo avanzó a fines de 2015, dejando a muchos inversores desilusionados con el sector.

Por ello, nadie ha hablado mucho sobre un superciclo de materias primas desde entonces, lo que hace que la decisión de Goldman sea aún más notable.

¿Por qué un superciclo es tan importante para el mercado de las materias primas?

Un superciclo se puede definir como los «movimientos por encima de la tendencia durante décadas en una amplia gama de precios de materiales base». Y son derivados de un cambio estructural en la demanda.

Este fenómeno inició con la industrialización de los Estados Unidos a finales del siglo XIX. Y la reconstrucción de la posguerra en Europa y Japón en la década de 1950. Así pues, uno de los superciclos más relevante de la década de 2000 se ajustó inicialmente al mismo patrón. Esta vez en los países BRIC: Brasil, Rusia, India y China.

Pero la crisis financiera global sacó al superciclo y solo China duplicó sus sectores de infraestructura y construcción. Todos los demás estaban combatiendo incendios financieros y apuntalar a los bancos no hace mucho por la demanda de materias primas.

De esta manera, el auge de las materias primas de la década de 2000 se convirtió en bancarrota para algunos entes financieros. Por ejemplo, el índice de productos básicos de Goldman Sachs (S&P GCSI) cayó un 60% durante la última década, borrando tres décadas de ganancias.

¿Por qué ahora Goldman Sachs considera que el COVID-19 permitirá este evento?

La visión del superciclo de Goldman se basa en cómo el mundo se recuperará de la crisis del COVID-19 con énfasis en una revolución industrial verde y un enfoque político en las necesidades sociales.

Esto queda claro con China comprometiéndose recientemente con la neutralidad de carbono para 2060 y Joe Biden prometiendo devolver a Estados Unidos al Acuerdo de París sobre el cambio climático. Pues, el impulso de la descarbonización se está volviendo tanto global como sincronizado.

Ser ecológico, sostiene Goldman Sachs, «tiene el potencial de crear un ciclo de inversión a la par con el ciclo impulsado por los mercados emergentes de la década de 2000».

Esto no solo afectará directamente la demanda de metales como el cobre, sino que tendrá un efecto multiplicador en los mercados laborales y los países productores de materias primas.

Mientras tanto, el consenso político emergente en torno a la recuperación en lo que ha sido una crisis social más que financiera necesitará una solución social.

«Los legisladores de todo el mundo han señalado que el pleno empleo y el aumento de los ingresos para los hogares de bajos ingresos es una parte clave de la política posterior a COVID», dice Goldman.

Goldman Sachs no está basando sus opiniones sobre consensos, aseveran los analistas del conglomerado

El crecimiento chino se modera después de una recuperación estelar del COVID-19 en 2020 y el resto del mundo lucha por ponerse al día.

Pero eso es lo que pasa con los superciclos. Pues, son más complejos de lo que parecen. Un ejemplo reciente de esto fue en el 2016. Ese año, el exdirector de BHP Billiton, Andrew Mackenzie, admitió que los mineros del mundo no veían venir el superciclo de la década de 2000. «Muchos (incluido BHP Billiton) no estaban preparados para lo que ha sido el mayor auge de las materias primas de nuestro tiempo».

Ahora, la pregunta que ronda entre los analistas financieros es si el mercado de materias primas está a punto de experimentar un nuevo superciclo.

Así mismo, el tema ha recuperado su auge gracias a las opiniones emitidas por Goldman Sachs, volviéndose tendencia en los buscadores de los inversores globales.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -