martes, octubre 26, 2021

Los bonos azules: la protección del océano es la protección del planeta

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Los bonos verdes son ampliamente conocidos y utilizados desde hace muchos años como una forma de contribuir a la desaceleración del cambio climático. Sin embargo, desde hace poco tiempo también existen los bonos azules, cuya finalidad es la preservación de los océanos. Estos sufren actualmente un gran impacto debido al calentamiento y la polución.

Se destaca que los océanos juegan un rol de gran peso en la existencia de las distintas formas de vida en el planeta. Y no solo se trata de la vida marina, sino de todo el conjunto de especies marinas y terrestres incluyendo a los humanos. El océano es responsable de absorber gran cantidad de dióxido de carbono y de producir un importante porcentaje del oxígeno que requiere la vida.

Asimismo, en lo que se refiere a la economía, el mismo soporta el 80% del comercio internacional. De acuerdo a importantes portales, el Producto Bruto Marino Anual, es de $2.5 billones de dólares. Este, cabe destacar, equivale al Producto Interno Bruto de los países. En otras palabras, si el océano fuera un país, estaría entre las 10 principales potencias mundiales.

¿Cuál es la finalidad de los bonos azules?

Teniendo en cuenta la importancia del océano para la vida en el planeta y su papel en la economía, es que nacen los bonos azules. Estos nacen como una manera de financiar las iniciativas destinadas a la preservación de la estabilidad de los océanos. Se debe resaltar, una vez más, que estos equivalen al 2.5% del PIB mundial, lo cual es una cifra enorme.

Algunos expertos, asegura un post del BBWA, consideran que el crecimiento de los bonos azules será similar al de los bonos verdes. Asimismo, se destaca que, entre los primeros ofertantes, tanto de unos como de los otros, se encuentra el Banco Mundial.

Al mismo tiempo, se destaca que el primer programa relacionado con la emisión de bonos azules, fue liderado por la República de Seychelles. El objetivo de este último proyecto, es salvar las 115 islas de esa región, las cuales están rodeadas de arrecifes de coral. Esto cobra importancia si se tiene en cuenta que para 2030 el 90% de los arrecifes estarán en peligro de extinción.

Ahora bien, teniendo claridad de cuál es la intención principal y el objetivo de los bonos azules, surge la pregunta ¿Cómo funcionan? No se debe perder de vista que existen diversas opciones para que los inversores puedan poner capitales en ellos.

En medio de las preocupaciones ambientales, la polución causa estragos en los océanos. Conoce la nueva forma de contribuir a aliviar los problemas mediante los bonos azules. Fuente: Britannia AS
En medio de las preocupaciones ambientales, la polución causa estragos en los océanos. Conoce la nueva forma de contribuir a aliviar los problemas mediante los bonos azules.

¿Cómo funcionan en estos mecanismos de preservación de los océanos?

Se debe resaltar la existencia del fondo The Nature Conservancy (TNC). El mismo reúne al Banco Mundial, a la nación costera, a donantes e inversores para negociar el acuerdo de deuda por mares. De esta manera, el gobierno de un país con acceso al mar, se compromete a preservar el 30% de las áreas marinas cercanas a la costa.

Esto último incluye los arrecifes coralinos y cualquier hábitat para las especies marinas. De cumplir con este acuerdo, esas naciones costeras podrán reestructurar su deuda soberana. Con ello, se consigue ganancia para todos por medio de los bonos azules.

Las naciones protectoras, tendrán mejores tasas de interés y prolongados períodos de pagos. Por su parte, el dinero recaudado se orientará hacia un fondo que paga las áreas protegidas de los océanos.

Según el citado portal de Nasdaq, dos terceras partes del comercio marítimo, dependen de océanos saludables. En otras palabras, la contaminación de los océanos, no solo causa daños relacionados con la vida en el planeta. Aparte, en el plazo inmediato afecta la economía de una manera importante.

Algunos de los primeros emisores

Otros de los emisores de los bonos azules para la protección de los océanos, son bancos comerciales y gubernamentales. Algunos de estos, son el Banco de Inversiones Nórdico (NIB). Este lanzó un fondo para apoyar a los bancos que ofrecen préstamos para las empresas que preservan el Mar Nórdico. Esta iniciativa data del año 2019.

De igual manera, se destaca el ya mencionado bono del Banco Mundial de ese mismo año 2019. El mismo recaudó hasta la fecha, unos $10 millones de dólares.

En noviembre de 2020, el Banco de China, se convirtió en la primera institución de capital privado en emitir bonos azules. Este recaudó $1 millón de dólares.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -