lunes, febrero 26, 2024

JPMorgan: el dólar estadounidense está en riesgo

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

El gigante financiero, JPMorgan Chase, afirma que los mercados están pasando por alto el problema en que se encuentra el dólar estadounidense. La moneda dominante parece que no luce con la mejor perspectiva ante el ascenso de una fuerte amenaza desde los mercados emergentes.

Según los estrategas del banco, citados por Bloomberg, existen dos grandes elementos que fomentan el debilitamiento de la moneda. El primero de ellos es la fuerte fragmentación política interna dentro de los Estados Unidos, la cual es fuente de preocupación entre los socios comerciales. El segundo elemento es la denominada «guerra fría 2.0» con la República Popular de China.

Un tercer elemento se puede agregar a este asunto y es la utilización de la moneda como arma de guerra por parte del país norteamericano. La influencia de otras potencias en ascenso crea la necesidad de diversificación de socios de algunos países que anteriormente eran exclusivos de EE.UU. Como respuesta, Washington recurrió a las sanciones contra gran parte de esos Estados. El resultado parece contrario al objetivo de mantenerlos bajo su férula.

Según JPMorgan, el dólar estadounidense continuará perdiendo tracción

De acuerdo a los estrategas de JPMorgan, el papel del dólar estadounidense como moneda de reserva no está cerca de llegar a su final. Sin embargo, el debilitamiento es una tendencia constante que se mantendrá irremediablemente. En dominio de mercado, los billetes verdes están zona de peligro, pero esto se compensa con su papel como activo de reservas internacionales.

El banco asegura que el dominio de mercado en 2001 era superior al 73% y ahora se coloca un poco por encima del 58%. Pero es durante los últimos meses que la moneda entró en una zona de grave peligro que los mercados están ignorando.

La guerra con China es uno de los más agudos problemas, de acuerdo a la mencionada institución financiera. Si Washington continúa su hostilidad contra Pekín, estos últimos podrían tomar medidas más radicales en el proceso de desdolarización de su cadena comercial. El peso comercial del país comunista es enorme y eso implica que, si deciden acelerar el paso de cambiar la moneda de intercambio, el USD se desinflaría considerablemente.

Se trata de una de las mayores secuelas de la actual política de aproximación hostil hacia China. No debe perderse de vista que se trata de la segunda potencia económica mundial. Esa influencia le permite impulsar iniciativas como una posible moneda del BRICS amparada en el oro, algo que sería algo cercano a una tragedia para el dólar.

Para JPMorgan, el asunto con China es apenas una parte de los problemas que tiene en frente el dólar estadounidense. El otro tiene que ver con el deterioro político interno.

La fractura política dentro de los Estados Unidos

Este año, el acuerdo para subir el techo de la deuda se alcanzó en el último inning. Aunque la nación no entró en default, la mera posibilidad se convirtió en un serio daño a la confianza de los socios comerciales y financieros en el dólar. En consecuencia, luego de valorizarse cerca de altos históricos, el dólar estadounidense, tal como explica JPMorgan, enfrenta un fuerte retroceso durante varias semanas.

Otro aspecto que juega en esta ecuación es la política de todo o nada de los halcones con respecto a sus socios externos. Históricamente, los políticos estadounidenses consideran que los socios comerciales deben tener relaciones solamente con ellos. Los países que intentaron salir de esa relación tóxica fueron seriamente golpeados con sanciones que implican el bloqueo financiero del USD.

Tomando esos precedentes, gran parte de los países denominados como «No Alineados», prefieren comenzar el proceso de desdolarización para diversificar socios sin pasar por las consecuencias de las sanciones. No se debe perder de vista que China es uno de los líderes de este enorme grupo de los No Alineados. De hecho, los partidos comunistas de China y de la antigua Yugoslavia fueros los ideólogos de este movimiento y quienes introdujeron la terminología de los tres mundos. 

De tal manera, JPMorgan considera que gran parte de estos factores que rodean al dólar estadounidense están siendo ignorados por los mercados.

Según JPMorgan, el dólar estadounidense está en constante debilitamiento.
A pesar de mantenerse cerca de máximos históricos, el USD podría entrar en una nueva en la que debe desprenderse de su monopolio comercial. Fuente: Bloomberg

¿Qué esperar?

Como ya se mencionó, JPMorgan considera que el dólar estadounidense no está en peligro de ser derrocado de su pedestal en los próximos 10 años. No obstante, en ese mismo período de tiempo el debilitamiento continuará sin ningún tipo de freno, lo cual perjudicará a los inversores.

Teniendo eso en consideración, la institución financiera recomienda algunas medidas a los inversores temerosos.

Una de ellas es infraponderar el dólar, los mercados estadounidenses, las acciones financieras y bonos de larga duración en sus portafolios. Asimismo, sugieren apuestas en acciones de EE.UU. orientadas al valor. Estas son aquellas que «tienden a superar el crecimiento en un entorno de rendimiento real en ascenso».

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -