miércoles, enero 26, 2022

Goldman Sachs baja el pronóstico de crecimiento del PIB de China para 2022

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El crecimiento del PIB de China está en serias dificultades para este año 2022 debido a los grandes desafíos. Según analistas del banco Goldman Sachs, el prospecto de incremento de este índice de crecimiento económico está muy por debajo de lo que se espera. En ese sentido, la institución estadounidense bajó la cifra objetivo de la segunda economía mundial.

El banco tenía una proyección de incremento de 4.8% y ahora la recortó a 4.3% debido a serios problemas que debe enfrentar Pekín. Como reportó recientemente EnQuéInvertir, existe una serie de contratiempos que bloquean la claridad del panorama de la nación asiática para este año. Desde los problemas del sector inmobiliario hasta la drástica caída del consumo minorista, se mantienen al acecho.

Sin embargo, en esta ocasión, la protagonista en la nueva estimación de Goldman, es la política de «tolerancia cero» frente al virus. Las autoridades de ese país, a la hora de optar por el crecimiento económico o la salud de sus habitantes, se decantan por la segunda sin ningún tipo de miramientos. En consecuencia, en las zonas en las que se reportan brotes del virus, sin importar su relevancia estratégica para la economía, la actividad se paraliza.

PIB de China podría tener un crecimiento deficiente

De esta manera, es la política de China hacia el virus lo que podría bajar considerablemente el radio de crecimiento del PIB. La nueva cepa Ómicron ya está causando infecciones en el país, por lo que se espera una nueva avanzada de las autoridades. Esto último se traduce en una nueva etapa de confinamiento y paralización de actividades.

Pese a que China es uno de los países más exitosos en controlar la pandemia, esto lo hace a expensas de la economía. Se trata de una postura diametralmente opuesta a la de otras naciones, las cuales pasan por alto, en muchos casos, el contagio masivo y mantienen las actividades productivas y comerciales para no interrumpir la recuperación.

Lo que se torna preocupante, en el caso de China, es que una población de unos 1400 millones de habitantes es difícil de inmunizar de manera rápida. Sumando esto a la poca exposición de sus ciudadanos al Covid-19, puede dar un resultado peligroso para aquellos sectores que no están inmunizados ni por vacunas ni por contagios anteriores.

Esta podría ser la preocupación que motiva a China a ser más estricta con su política de «tolerancia cero», aun si esto pone en riesgo el crecimiento de su PIB. De cualquier manera, este es solo uno de los dolores de cabeza del Partido Comunista.

En Tianjin y otras ciudades, las políticas de cierre para evitar la propagación del virus podrían obstaculizar el crecimiento del PIB de China. Fuente: CNBC
En Tianjin y otras ciudades, las políticas de cierre para evitar la propagación del virus podrían obstaculizar el crecimiento del PIB de China.

El virus y el gasto minorista

La política de «tolerancia cero», aleja constantemente a los ciudadanos del comercio de bienes y servicios, perjudicando de manera enorme el comercio minorista. Esto creó una reacción en cadena que incluye el aumento de los precios y la incapacidad de los ciudadanos de gastar suficiente dinero que mantenga a los comercios trabajando.

Ahora las personas gastan solo en alimentos y vestimenta, dejando el sector de servicios como algo opcional que se debe en la mayor medida. Por otro lado, cuando comienza a renacer nuevamente la actividad se producen nuevos confinamientos. De este modo, la economía del país parece entrar en un constante atolladero debido a la intervención estatal.

Precisamente, estos son los factores que vienen estudiando los analistas de Goldman Sachs para su evaluación del crecimiento del PIB de China. Así, si efectivamente se produce una agresiva campaña de confinamiento, tanto el consumo minorista como el comercio interno y las exportaciones, sufrirían un golpe particularmente fuerte.

El problema de la interrupción en las cadenas de suministro internacional, sería más agudo de lo que está actualmente.

Estado del virus en algunas provincias

La nueva variante Ómicron está presente en algunas localidades chinas como Tianjin, donde se reportó un importante brote. También se reportaron casos en Anyang, ambas ciudades de la provincia de Henan. La respuesta de las autoridades fue un inmediato cierre parcial de las actividades. Xi’an, por su parte, se mantiene confinada desde diciembre debido a un importante brote, aunque este no es de Ómicron.

Hui Shan, analista de Goldman Sachs asegura que «teniendo en cuenta los últimos pasos del Covid. En particular, el mayor despliegue de las restricciones (y, por tanto, de costo económico) para contener las infecciones de la variante Ómicron, hemos ajustado nuestro pronóstico de crecimiento para 2022 desde 4.8% hasta 4.3%».

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -