martes, diciembre 7, 2021

Biden nomina a Powell para un segundo mandato en la FED

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La administración demócrata de Estados Unidos, encabezada por Joe Biden, nominó este lunes a Jerome Powell como presidente de la Reserva Federal. Se trataría de un segundo mandato para el ex banquero republicano. Este tendría la responsabilidad de llevar a término las más importantes reformas en política monetaria del banco central desde 1970.

El otro nominado, Lael Brainard, llevaría la vicepresidencia de la FED, según relataron medios relacionados. De esta manera, el actual presidente del banco central sobreviviría a dos administraciones no del todo cercanas a él. En tanto, se impuso a las duras críticas del exmandatario Donald Trump y ahora recibe un espaldarazo del partido que le rivaliza ideológicamente.

Por otro lado, es de tener en cuenta que la propuesta de Biden deberá ser ratificada por el Senado. Este órgano, por su parte, tiene mayoría demócrata, pero se encuentra estrechamente dividido. Con la propuesta del primer mandatario de ese país, se rejuvenece la política de las últimas décadas de cubrir ese puesto con un enfoque bipartidista.

¿En que se basa la confianza de Biden en Jerome Powell?

El hecho de que ahora Joe Biden nomina a Powell para continuar al frente de la FED, no es sorpresivo. Se trata de la continuidad de las políticas del banco central para cerrar un ciclo en la economía que sigue abierto. El mismo, se centra en la eliminación progresiva de las medidas de estímulo relacionadas con la pandemia.

La continuidad en el cargo, reafirma la dirección de las políticas estatales y garantiza la relativa tranquilidad en los mercados. En ese sentido, debe tenerse en consideración que la preocupación por el destino de la economía se acrecienta entre los inversores. Muchos de ellos pierden la confianza en las políticas de la principal institución financiera del país norteamericano.

Esto último significa que remover al ex banquero de 68 años de su cargo, aumentaría la intranquilidad al perderse el rumbo. En consecuencia, una mayor incertidumbre en las políticas económicas es lo menos que desean en estos momentos las altas esferas del gobierno de Estados Unidos. Todo indica que el Senado no tendrá objeciones en la ratificación de la propuesta.

Por otro lado, esto no quiere decir que la nominación de Powell por parte de Biden no esté libre de problemas. La economía de EE.UU., se encuentra en una situación delicada, dado que los números no pintan muy favorables, por lo que mantener el equilibrio es crucial.

Este lunes, se conoció la noticia de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, nominó a Jerome Powell para continuar al frente de la FED. Fuente: Business Insider
Este lunes, se conoció la noticia de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, nominó a Jerome Powell para continuar al frente de la FED. Fuente: Business Insider

Hay mucho por hacer

La confianza del primer mandatario de postular a Powell para un segundo mandato, se expresaron en las propias palabras de Biden. En un mensaje a los medios de comunicación vía correo electrónico, aplaudió los esfuerzos de la FED. Paralelamente, reconoció que existe mucho trabajo por hacer.

«Mientras existe aún mucho por hacer, hemos tenido un remarcable progreso en los últimos meses en llevar a los estadounidenses a reincorporarse al trabajo y en poner en movimiento nuestra economía de nuevo», puntualizó.

De esta manera, Biden nomina a Jerome Powell a concluir un importante trabajo de reestructuración económica. Las reformas, como ya se resaltó, son las más importantes y polémicas emprendidas por la Reserva Federal desde la década de 1970.

Así, se puede decir que las formas de accionar de la FED en este período continuarán bajo el guion impuesto por la actual administración del banco central. Estas consisten en iniciar el tapering o recorte de subsidios para finales de este mes. La compra de deuda de $120.000 millones mensuales, tendrá un recorte mensual de $15.000 millones. De estos $10 millardos corresponden a la compra de bonos del Tesoro y $5 millardos a asuntos hipotecarios.

En tanto, las tasas de interés se mantendrán bajas hasta nuevo aviso, lo cual genera ansiedad debido a la alta inflación.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -