martes, octubre 26, 2021

Crisis asiática de energía hará difícil esta Navidad para Occidente

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La actual crisis de energía que afecta a Europa y a la región asiática, podría tener consecuencias negativas para las compras de fin de año. Esto, teniendo en cuenta que China y los países del sudeste de Asia, son los principales productores de mercancías. Analistas consultados en CNBC temen que algunos productos comiencen a agotarse en breve.

Miles de productos son manufacturados en China, desde árboles de navidad y bebidas gaseosas hasta iPhones y juguetes. A pocas semanas del invierno, la cantidad de barcos estancados en los puertos chinos aumenta considerablemente. Los envíos se retrasan por múltiples causas y se espera que los precios de los bienes relacionados con las fiestas de fin de año, aumenten.

Similar situación se vive en Vietnam, país al que migró una importante cantidad de empresas desde China, tras el inicio de la guerra comercial. Otras naciones del sudeste de Asia, también sufren una importante interrupción en sus envíos. En otras palabras, la situación de la cadena comercial es delicada y ahora se presenta una oportunidad para ponerla en evidencia.

Importación asiática estancada debido a la crisis de energía

La pandemia sigue jugando una parte importante en los retrasos de envíos marítimos. Sin embargo, la crisis de energía en China, la principal exportadora asiática, agudiza la situación. La misma se llevaría hasta un límite en que se espera que, para noviembre y diciembre, se hayan agotado importantes mercancías en Occidente.

Algunos medios de información como el citado CNBC, recomiendan a las personas hacer las compras de fin de año ahora. De lo contrario, podrían correr el riesgo de quedarse sin las tradicionales mercancías como juguetes, comidas especiales o artículos tecnológicos como computadoras, vehículos y teléfonos inteligentes.

Se debe tener en cuenta que estos últimos, parecen ser los más golpeados desde todos los ángulos. Es decir, los productos tecnológicos sufren por la pandemia, por la escasez de chips semiconductores y ahora por la crisis de energía en China y otras naciones del continente.

De esta manera, se espera que un invierno particularmente difícil acompañe a esta parte del mundo. La crisis asiática de energía es un factor que no estaba en los planes del ya malogrado sistema de comercio marítimo internacional.

La crisis de energía en China y toda la región asiática en particular, levanta los temores de escasez y altos precios de productos navideños en el hemisferio occidental. Fuente: France 24
La crisis de energía en China y toda la región asiática en particular, levanta los temores de escasez y altos precios de productos navideños en el hemisferio occidental.

Estos productos podrían ser los más afectados

Se debe tener en cuenta que esta crisis no solo afecta a Estados Unidos y Europa, sino a todo el hemisferio. Los productos chinos son puertos de decenas de países, entre los que se incluyen los de América Latina. En el subcontinente, los poderosos y demandantes mercados de fin de año de México, Argentina o Brasil, también sufrirán este fin de año.

Entre los productos más vulnerables a la escasez, podría contarse los alimentos de todo tipo, sobre todo los enlatados. Asimismo, las bebidas gaseosas, las cuales dependen del dióxido de carbono para mantener sus condiciones. Otros productos procesados también dependen del hielo seco para mantenerse frescos en los largos viajes desde Asia.

En ese sentido, la crisis asiática de energía, afectó considerablemente la producción de estas materias necesarias para los envíos. Ante la escasez de electricidad, las autoridades ordenaron el cierre total o parcial de plantas procesadoras de alimentos y creadoras de mercancías.

En consecuencia, es de esperar que mercancías como juguetes, teléfonos, árboles de navidad, luces decorativas y mucho más aumenten progresivamente de precio. Esa tendencia seguirá hasta agotarse en la misma medida en que se aproximan las fechas festivas de fin de año.

Vietnam y Europa

En el continente europeo la situación pinta más turbia que en América (del norte y del sur). En la primera región, existe una gran crisis de escasez de gas y combustible. La misma llevó a las autoridades a alertar a los ciudadanos para que tomaran previsiones frente a un «invierno difícil».

En el sudeste asiático, Vietnam también presenta problemas de envíos. De esta nación comunista dependen los envíos de miles de mercancías como iPhones, Nikes y otras.

La pandemia obligó a las autoridades a cerrar importantes puertos en ese país. Situación parecida se aprecia en Tailandia y Malasia. En palabras sencillas, las esperanzas parecen ser limitadas para los que desean una navidad normal.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -