sábado, octubre 16, 2021

La escasez de Rolex y la negativa de la fabricante de aumentar la producción

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Los meses de la pandemia, se caracterizan por muchos factores, la mayoría de los cuales podrían calificarse como negativos. Uno de los más comunes, es la escasez, la cual se extiende a vehículos, chips y ahora a relojes de lujo Rolex. Lo particular de este caso, es que la demanda toca picos históricos y la fabricante se niega a aumentar la producción.

Poseer uno de estos relojes es una muestra de solvencia en los negocios. Tradicionalmente sus precios son altos, ya que son reservados para una clase especial de ganadores en el mundo de la economía. Sin embargo, ese precio ahora es más descabellado, puesto que la oferta se encuentra en manos de revendedores. Estos deciden cuál es el precio de estas mercancías cuya oferta es extremadamente limitada.

De esta manera, decenas de multimillonarios, pese a contar con el dinero, son incapaces de acceder a uno de estos relojes. En el mejor de los casos, pueden entrar en listas de espera que pueden prolongarse. En algunos casos, los revendedores obligan a las personas a comprar relojes de otros tipos o modelos como condicionante para entrar a la lista de espera.

¿Por qué la escasez de Rolex está lejos de terminar?

La pandemia del Covid-19, obligó a la empresa a cerrar los centros de fabricación. De esta manera inició la parte más crítica de la actual escasez de relojes Rolex. Algunos especialistas consultados en Yahoo Finance, afirman que el incremento de la demanda ya venía desde hace algunos años.

En otras palabras, con el tope estimado de producción en 2019, ya venía perfilándose la escasez. Luego, con la pandemia y la actual etapa de recuperación, la oferta no alcanza los niveles previos a los confinamientos. Todo ello, mientras la demanda de estos bienes de lujo se incrementa aceleradamente.

Lo que pone mayor angustia a la situación, es que la empresa, alegando que sus clientes merecen bienes altamente cotizados, no aumentará la producción. Incrementando la oferta, los precios de estos relojes de pulsera bajarían considerablemente. En tanto, los clientes que los compraron a precios altos, se encontrarán con un artículo que vale menos.

Pese a ello, algunos analistas en el citado portal, afirman que la escasez de Rolex tiene solución. En otras palabras, aun con la negativa de la empresa a aumentar la producción, quitar las listas de espera a los intermediarios, aliviaría la situación. En ese sentido, con Rolex controlando los lotes y pedidos, se evitarían los costos innecesarios que tienen que asumir los clientes.

La escasez de relojes Rolex se agudiza en la medida en que aumenta la demanda en Estados Unido y China. Fuente: The Watch Company
La escasez de relojes Rolex se agudiza en la medida en que aumenta la demanda en Estados Unidos y China. Fuente: The Watch Company

Especulación en niveles estratosféricos

Otro tanto que se destaca de esta limitación de la oferta de relojes de lujo, es el trato cada vez más opresivo de los intermediarios. Algunos, venden los relojes a una segunda fase de especuladores, quienes colocan los precios más altos con sus propias listas incluidas.

Algunos comerciantes más honestos, explican que el nivel de la escasez de relojes Rolex, está en niveles escandalosos. Afirman que cuando llegan los nuevos lotes a sus tiendas, en menos de 15 minutos se agotan. «En cuestión de minutos o segundos, se venden todos los ejemplares», explica Paul Altieri, director de una comercializadora de relojes de lujo.

Para tener una idea del aumento de la demanda, se puede decir que el porcentaje de ventas solo en julio, aumentó en 7.6%. Asimismo, en comparación con las ventas de la época previa a la pandemia, las mismas suben hasta un 48.5% en Estados Unidos. Al otro lado del mundo, en la creciente China, el incremento es de 75%.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -