sábado, octubre 16, 2021

Reciente informe de empleo evidencia incertidumbre económica en EE.UU.

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El más reciente informe del Departamento del Trabajo de Estados Unidos sobre el estado del empleo, mostró cifras decepcionantes. De acuerdo a las estadísticas correspondientes al mes de agosto, solamente 235.000 nuevas nóminas fueron agregadas frente a la expectativa de 720.000.

Esto sugiere que durante el mes pasado la economía estadounidense sufrió un importante estancamiento. De acuerdo al New York Times, la variante delta del Covid-19 fue la causante, puesto que habría frenado drásticamente las contrataciones. De esta manera, se detiene el auge de nuevas firmas de contratos laborales que se presenció durante inicios de verano.

Se trata de una de las esperadas consecuencias de las nuevas olas de infecciones por las nuevas variantes del virus Sars-Cov-2. Un preocupante incremento de contagios y de muertes por coronavirus, explica el citado medio, «socava las esperanzas de que las restricciones a las actividades diarias estaban llegando a su fin».

De esta manera, el desempleo se ubica en 5.4% en comparación con 5.2% del pasado mes de julio.

¿Qué otros factores indica el reciente informe de empleo?

El hecho de que el reciente informe de agosto del Departamento del Trabajo relacionado con el empleo, muestre cifras decepcionantes es un claro indicativo. En ese sentido, muestra la incertidumbre que rodea a la economía de Estados Unidos a pesar del buen estado del mercado financiero.

Esa misma situación de ansiedad, llevó a que las predicciones del Dow Jones de unos 720.000 nuevos puestos de trabajo en agosto, parezcan exageradas. Aunque se trata de un número alto en comparación a las cifras de cualquier mes del año pasado, ahora representa una caída. Debe recordarse que durante el pasado mes de julio, la cantidad de nuevos trabajos fue de 962.000.

Además, se debe tener en consideración que existen 8 millones de desempleados. La magnitud se ve cuando se considera la diferencia de 727.000 puestos de un mes al siguiente en un universo de 8 millones de parados. En pocas palabras, se puede afirmar que se trata de una desaceleración brusca en una economía que viene manifestando indicios positivos de recuperación.

De tal manera, se puede concluir que los resultados del reciente informe de empleo, tienen un punto de inflexión en la pandemia. Entre otros números destacados, se incluye el crecimiento sobre bases anuales del salario en un 4.3%.

La generación de nuevos empleos en agosto muestra su peor desempeño desde el mes de enero de este año, según datos del más reciente informe del Departamento del Trabajo. Fuente: CNBC
La generación de nuevos empleos en agosto muestra su peor desempeño desde el mes de enero de este año, según datos del más reciente informe del Departamento del Trabajo. Fuente: CNBC

El peor desempeño desde enero

Según este reciente informe, la baja cantidad de nuevos puestos de empleos generados durante el mes de agosto, es el peor desempeño desde enero de 2021, apunta CNBC. De esta manera, queda en evidencia que la pandemia no solo se niega a retirarse del panorama, sino que además contraataca.

Un efecto directamente relacionado con esto, es que las políticas de la Reserva Federal de iniciar el tapering, podrían empañarse. Como ha reportado ampliamente EQI, el banco central sopesa iniciar este año el proceso de recortes a los estímulos a la economía. Estos, constan de $120 mil millones de dólares mensuales destinados a la compra de bonos.

El ala más radical de la FED, exigía un inicio «inmediato y agresivo de los recortes». No obstante, otro sector opinaba que el virus no había dado su última palabra. Así, se puede decir que los segundos tenían razón en su cautela. El tapering o recorte, planteado para iniciar antes de finales de año y concluir a mitad de 2022, podría retrasarse si se toman al pie de la letra los números del reciente informe de empleo de agosto.

La consecuencia de esto último, podría ser el incremento de la tasa de precios al consumidor. Todo esto, sumado a la crecida de los precios del petróleo, podrían acelerar la inflación hasta límites no previstos por la FED.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -