lunes, noviembre 29, 2021

¿Qué sucede en Sudáfrica?: El caso del expresidente Zuma

Belén Alfonsi
Futura internacionalista. Apasionada de la economía global y de todos los avances tecnológicos y sociales del mundo, orientados hacia las tendencias actuales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Un total de 72 personas han perdido la vida. Esto en una ola de protestas que se vienen registrando desde el día viernes 9 de julio en Sudáfrica. Es un escenario donde los saqueos, incendios y la violencia han sido protagonistas, pero, ¿qué sucede en Sudáfrica? Jacob Zuma es parte de la respuesta.

Inicialmente las movilizaciones iniciaron al este del país. Esto como producto del encarcelamiento del expresidente de la nación, Jacob Zuma. Luego de ser condenado a 15 meses de prisión por desacato al tribunal.

De esta manera, los disturbios se extendieron a los barrios más pobres de ciudades como Johannesburgo, la cual es la capital económica del acontecido país. Esto, aunque no precisamente por la situación de Zuma, sino que por la crisis sanitaria y económica que afecta al país debido al Covid-19. Pues, la situación de Zuma, sólo fue la gota que derramó el vaso. Y es el inició de lo que sucede en Sudáfrica.

¿Por qué Jacob Zuma es el epicentro de estas revueltas en Sudáfrica?

El exmandatario se citó a comparecer ante la comisión que investiga la corrupción estatal bajo su presidencia, pero no se presentó. Y el pueblo de Sudáfrica estaba esperando los resultados de estas investigaciones.

De esta manera, Dali Mpofu, su abogado, sostuvo en el pasado que su cliente es demasiado mayor para ser encarcelado (tiene 79 años). Es por ello que corre el riesgo de contraer el Covid-19 en prisión, argumentos que rechazaron. Y, por ende, los primeros atisbos de inconformidad han surgido en la población.

Asimismo, las protestas iniciaron en Sudáfrica cuando Zuma inició su condena de 15 meses de prisión por desacato a un tribunal. El exmandatario se negó a obedecer una orden judicial que le obligaba a declarar en dicha investigación.

En su fallo, el Tribunal Constitucional de Sudáfrica ordenó al expresidente que se entregara a la comisaría de Nkandla, cerca de su domicilio. O a la comisaría central de Johannesburgo, en un plazo de cinco días. Pero, de nuevo, no apareció. Incrementando el descontento de la población, ya débil y azotada por la crisis del COVID-19.

Finalmente, «El presidente de teflón», como lo catalogaron por lograr eludir a la Justicia en reiteradas oportunidades, se entregó el miércoles por la noche. Y así cumplir su condena de 15 meses. Esto tras nueve años en el poder. Pues, renunció a la presidencia por pedido de su propio espacio político, y fue sucedido por Cyril Ramaphosa.

La gran lista de problemas legales de Zuma

Según Reuters, el expresidente de Sudáfrica está siendo, además, juzgado por cargos de corrupción relacionados con un negocio de armas en 1999. Esto cuando era vicepresidente. Los señalamientos apuntan a que el político supuestamente recibió sobornos del fabricante de armas francés Thales. Su asesor financiero se condenó y encarceló por ese caso.

Además, en 2005, Zuma fue acusado de violación, pero fue absuelto en 2006. Esto después de que el tribunal determinara que las relaciones sexuales fueron consensuadas con la víctima en cuestión. Pero, algunas fuentes aseguran que esto fue artimaña de sus propios contactos corruptos. Manipulando el caso a su favor.

Finalmente, en 2009, ganó las elecciones presidenciales del país. Pero, en 2018, la creciente evidencia de corrupción desenfrenada en su administración hizo que su partido, el gobernante Congreso Nacional Africano, lo obligara a dimitir. Estos motivos dan a entender un poco más qué sucede en Sudáfrica.

¿Por qué sucede en Sudáfrica esta escalada de violencia?

«Partes de nuestro país padecen desde hace varios días y noches actos de violencia pública, destrucción de propiedades y saqueos que pocas veces se han visto en la historia de nuestra democracia». Así afirmó el presidente en una intervención televisada a diferentes medios de comunicación internacionales.

Asimismo, los primeros incidentes estallaron el viernes en las zonas zulúes (este) de donde es originario Zuma y donde también ingresó en prisión. Desde entonces, los disturbios se extendieron en el país.

Finalmente, es una respuesta del pueblo, ante la clara muestra de que la democracia y el orden de los derechos en el país están debilitados. Pues las restricciones por la tercera ola de Covid-19 que se impusieron en junio afectan a los pequeños empleos con los que sobreviven muchos de sus habitantes.

Aunque, algunas fuentes afirman que los disturbios son un caso de «delincuentes e individuos oportunistas», esto según un vocero de la policía, lo cierto es que puede ser la muestra de una población en crisis.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -