miércoles, mayo 18, 2022

Patrones de velas japonesas: Formación Harami

Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

En el apartado de patrones de cambio, las velas japonesas de formación Harami contribuyen a la determinación de una detención de las tendencias. Su aparición llega cuando los operadores ya no tienen certeza sobre la continuación de un alza o una baja.

Este patrón tendría que localizarse en un nivel relevante para que pudiera ganar credibilidad, considerando el ámbito de indecisión generado.

Surgimiento de la estructura

Se dice que un patrón de velas es de formación Harami cuando se refleja una posible reversión en lo que sería el final de una tendencia. No obstante, la fiabilidad de su estructura puede verse afectada por la posición en la que se encuentren los cuerpos que la conforman.

El aspecto esencial consiste en una primera vela de cuerpo amplio, al cual le precede una vela mucho más pequeñas, ubicada dentro del rango del cuerpo anterior. Su relevancia gana terreno en el momento que el patrón se acerca a niveles de interés para el mercado.

Mientras que la formación Harami coincida con soportes o resistencias sobresalientes, la posibilidad de que venga una reversión incrementa. No obstante,  aún habría que observar una diferencia de tamaños considerable entre ambas velas para que la fiabilidad sea óptima.

Entre más grande sea la primera vela y más pequeña la segunda, el cambio de tendencia gana impulso.

En el caso donde la segunda vela se parezca más a una Doji, se registraría una pausa en la trayectoria del valor. Los operadores se encontrarían en un momento de incertidumbre que por lo menos detendría la ruta que se tenía hasta ese entonces.

Escenario alcista y bajista

Considerando un ambiente óptimo, donde la formación Harami se visualice cerca de soportes o resistencias cruciales, se confirmaría un cambio de tendencia.

Por el lado de un escenario alcista, dicha formación tendría que estar al final de un movimiento bajista, presentando una reversión posterior a la vela roja. La segunda puede ser de cualquier color, pero su fiabilidad aumenta si toda la estructura adquiere el color de cambio.

En tal sentido, si hay una tendencia bajista y ambas velas se tornan en verde, es más probable que ocurra el cambio del rumbo.

La formación Harami señala a una tendencia que se tornó indecisa o debilitada, esperando la confirmación de la reversión.
La formación Harami señala a una tendencia que se tornó indecisa o debilitada, esperando la confirmación de la reversión.

Del lado contrario, en el escenario de un giro bajista, la formación Harami debería estar en lo más alto de un trayecto alcista. La confirmación de las 2 velas daría paso al retroceso del valor, tomando en cuenta su nivel de fiabilidad.

Siendo ambas de color rojo, la llegada de una reversión hacia abajo ganaría fuerza, al mismo tiempo que se tenga cerca una buena resistencia.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -