domingo, mayo 26, 2024

Patrones de velas japonesas: Estrellas del amanecer y anochecer

Antonio Cairo
Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

Existen patrones que facilitan la confirmación de cambios sobresalientes en las tendencias de los mercados. Entre las velas japonesas, las estrellas del amanecer y anochecer permiten tener una idea de hasta donde podrían llegar los movimientos alcistas o bajistas.

Su relevancia llega en el momento que las tendencias se dirigen hacia niveles de interés para los usuarios, considerando la posibilidad de generarse un cambio en el trayecto.

La formación de las estrellas

Este tipo de velas presentan la particularidad de dar por concluido el trayecto de una tendencia, indicando la posibilidad de un cambio de rumbo. Siendo esta formación un patrón de cambios, representa el comienzo de una tanda de entradas o salidas del mercado en un momento crucial.

En el caso de las estrellas del amanecer y anochecer, la aparición de un posible cambio podría ser más fiable si se cumplen ciertos parámetros. Se puede considerar, por ejemplo, al nivel en el que un valor se encuentre, ubicándose cerca de resistencias o soportes previstos por el mercado.

Las estrellas más fiables presentan una estructura recurrente. Una primera vela representa a la tendencia que se tenía hasta el momento, la segunda, que indica un momento de incertidumbre, y la tercera, que denota el cambio de rumbo frente a las anteriores.

La vela que representa la incertidumbre de los operadores también puede aparecer entre las tendencias, pero al no completarse la formación, es de fiabilidad baja.

Escenarios alcistas y bajistas

Entre el amanecer y el anochecer, el «amanecer» se refiere a las velas que retienen la continuación de una tanda bajista para dar cabida a un alza en el valor. Estas se posicionan al final de una tendencia bajista y señalan que el volumen del mercado se inclinaría hacia la compra.

  • Comienza con una vela bajista de cuerpo grande, seguida de la vela de indecisión, con un cuerpo más pequeño y ubicada por debajo de la anterior.
  • La última vela abre con dirección alcista.
Tanto las estrellas del amanecer como anochecer se presentan en un nivel de interés para los usuarios que operan en un valor determinado.
Tanto las estrellas del amanecer como anochecer se presentan en un nivel de interés para los usuarios que operan en un valor determinado.

Además de las estrellas del amanecer, están las del «anochecer», las cuales señalan una posición contraria. Estas demarcan la culminación de una tanda alcista, mientras que se registran un mayor volumen de ventas y se busca la confirmación de un retroceso.

  • Las estrellas del anochecer comienzan con una vela alcista.
  • Luego, se presenta la respectiva vela de incertidumbre, seguida de la vela bajista parecida a la primera de la formación.

Llegan en el momento que los temores del mercado se alivian y los operadores retoman las tenencias para entrar en una posible recuperación.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -