jueves, junio 13, 2024

Patrones de velas japonesas: Formación tres soldados

Antonio Cairo
Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

La aparición de velas japonesas de formación tres soldados en un escenario determinado ayuda a los inversores a considerar una reversión de una tendencia, para la entrada o salida de un valor. Presenta varias velas las cuales van superando a la anterior, evadiendo algún retroceso entre las aperturas y los cierres.

Tanto los tres soldados (alcistas) como los tres cuervos (bajistas) opacan rápidamente las posiciones que estén en sentido contrario.

¿Cómo se forma esta estructura?

Para que pueda presentarse este tipo de formación, el mercado debe estar ubicado en el final de una tendencia, con intenciones de iniciar posiciones opuestas rápidamente. Dicha formación comienza con una vela de cuerpo grande, la cual indicará un impulso sostenido de los operadores.

Tanto en la formación tres soldados (alcista) como en su versión bajista «tres cuervos», a la primera vela le siguen otras 2. Estas son similares en sus tamaños. El fundamento de esta estructura se basa en la disposición de cada vela para superar a la anterior, con una posición que sobrepase al último cierre, sea la dirección que sea.

Los tres soldados o tres cuervos se confirman en el momento que las 3 velas presenten tamaños muy parecidos. Este patrón perdería la fiabilidad si la última vela terminase con un tamaño inferior, por ejemplo.

El debilitamiento de alguna de las velas indicaría una falta de impulso por parte del mercado, lo cual podría revertir la tendencia.

Por otro lado, el hecho de que ninguna de las velas involucradas presente alguna sombra en el lugar de cierre, denota un movimiento fiable y progresivo.

Movimiento alcista y bajista

Se le denomina formación «tres soldados» cuando las velas comienzan a trazar un trayecto inverso a una tanda bajista. Todas las velas presentarían cierres positivos con cuerpos alargados.

En el sentido inverso, la formación «tres cuervos» representa el comienzo de posiciones de ventas apresuradas, mientras que los usuarios compradores perdieron todo el control.

Las velas japonesas de formación tres soldados y su inversa, tres cuervos, poseen una estructura que representa un trayecto alcista o bajista constante, dando inicio a una tendencia.
Las velas japonesas de formación tres soldados y su inversa, tres cuervos, poseen una estructura que representa un trayecto alcista o bajista constante, dando inicio a una tendencia.

La confirmación de ambos escenarios determina un trayecto seguro en el movimiento del valor, ya sea para ganar impulso o retroceder con fuerza. Su aparición permite que la balanza se incline con facilidad para compradores y vendedores, haciendo que las posiciones contrarias pierdan influencia.

Si bien la condición óptima de la formación tres soldados y tres cuervos sería la nula presencia de sombras o «mechas», pueden existir algunas. Aunque esto sea posible, no representaría una mayor amenaza si los cuerpos conservasen sus longitudes semejantes y extensas.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -