miércoles, enero 26, 2022

Patrones de velas japonesas: El martillo normal e invertido

Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

Los patrones de las velas japonesas nos permiten identificar un punto crucial en la dirección que podría tomar un valor determinado. Algunos de ellos señalan la reversión de una tendencia, que se agota y da cabida a las posiciones inversas. Tal es el caso del martillo, normal e invertido, quien denota  la debilidad de las ventas frente a las compras.

Los martillos reflejan las posiciones de operadores más confiados, dispuestos a retomar las tenencias de un valor.

La formación de los martillos

Este tipo de velas se presentan en una situación de cambio potencial en el rumbo de un mercado. Están asociadas a la demarcación del final de un movimiento bajista, dando una señal a los operadores de la llegada de más compras.

El martillo denota una fuerza de entradas masivas mientras que las posiciones de venta se reducen, aludiendo al inicio de un trayecto de subida. El volumen de compra consigue ralentizar la tanda de ventas hasta el punto de lograr que el cuerpo de la vela se aleje del último mínimo registrado.

Los aspectos fundamentales de un martillo son un cuerpo pequeño, en conjunto con una «mecha» o sombra mucho más larga. El hecho de que la sombra pueda tener hasta más de 2 veces la longitud del cuerpo representa el poder de las compras que empiezan a contrarrestar el movimiento bajista.

En ambos casos, en el martillo normal e invertido, la sombra extensa queda en un extremo y el cuerpo pequeño en otro. Esto no descarta la posibilidad que en el extremo del cuerpo exista otra sombra muy reducida, pero esta siempre será muy corta o prácticamente nula.

Escenarios de ambos martillos

Con respecto a la utilización de este tipo de velas, sirven como patrones indicadores de un impulso que revierte las posiciones que se tienen hasta el momento previo a su aparición.

Si bien otros patrones se contrarrestan en su versión inversa, el caso de los martillos es particular. Estas formaciones representan de todas las formas a un mercado que busca entrar en una tanda alcista. Esto es así en ambos casos, para el martillo normal e invertido.

El martillo normal e invertido refleja la aparición de nuevos movimientos alcista, con un nivel de fiabilidad que varía entre ambos.
El martillo normal e invertido refleja la aparición de nuevos movimientos alcista, con un nivel de fiabilidad que varía entre ambos.
  • Cuando se presenta el martillo normal (con el cuerpo arriba y la sobra extensa por debajo), se denota un volumen de compra apresurado, de alta fiabilidad.
  • Por el contrario, el martillo invertido (con el cuerpo abajo y la sobra extensa por arriba), representa a un volumen también de compra, pero menos acertado.
  • Más allá del color en el que cierren, la extensión de las sombras apunta a un volumen de entradas apresurado.

La diferencia que separa a los 2 martillos sería el nivel de confianza que estos reflejen en la perspectiva de los operadores. Mientras que el martillo original (normal) indica directamente un retroceso en las posiciones de ventas, el invertido  demarca una fuerza de compra aún indecisa.

En el caso de registrarse una tendencia alcista no tan segura, podría esperarse la llegada de las siguientes velas para confirmar el cambio de rumbo.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -