lunes, diciembre 6, 2021

Magnitud de la deuda de EE.UU. es irrelevante para el mundo financiero

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Para el mundo financiero, la magnitud de la deuda de Estados Unidos parece irrelevante en estos momentos. En ese sentido, las peleas entre los políticos en el Congreso parecen no ser más que un desgaste en algo que poco interés tienen para la vida real.

Según expertos citados en Bloomberg, el mercado no está interesado en el tamaño de la deuda, sino en cómo esta puede afectarles. En otras palabras, en el momento en que las autoridades aumenten en techo de la misma, el problema sería considerado como «superado» por parte de los inversores.

En estos momentos, la gran contradicción entre los políticos se encuentra en un dilema de aumentar la deuda o entrar en default. La Reserva Federal, por su parte, hará todo lo posible por mantener el mercado de bonos del Tesoro a $22 billones de dólares.

¿Cómo quedarán los intereses en cuanto a la magnitud de la deuda?

Las autoridades de Estados Unidos, pese a mostrar un clima interno conflictivo, probablemente culminen con una solución nada complicada. En ese sentido, explica el citado medio, a pesar de la magnitud de la deuda, podrían negociar pagos menores de intereses sobre la misma.

«Los pagos de intereses por parte del gobierno durante los próximos tres años, serán tan bajos como en cualquier otro momento desde la década de 1960». Esto último, explican la Oficina de Presupuestos del Congreso, medidos en comparación con el tamaño de la economía.

La respuesta a esto último, es que la disminución de los préstamos causada por la pandemia, es extremadamente costosa. Incluso, podría costar más que el endeudamiento de las autoridades gubernamentales para paliar los efectos de la crisis financiera del año 2008.

De esta manera, la magnitud de la deuda de Estados Unidos no es tan dramática como se pinta en muchos portales actualmente. Por supuesto, el peligro de un impago es un elemento perturbador para los mercados financieros no solo de ese país, sino de todo el mundo.

La FED tiene muchos problemas

Los problemas que enfrenta la Reserva Federal en estos momentos, si son de gran magnitud. Por ejemplo, la recuperación económica no va al ritmo que esperaría el banco central para los próximos movimientos. De hecho, los índices inflacionarios recientemente publicados por el Departamento de Comercio, recibieron el mote de «decepcionantes» por parte de Jerome Powell.

Pero en los recientes informes de recuperación, en los que se desglosa de manera amplia el desafío del desempleo y la inflación, no se habla de la deuda. Pese a ello, importantes analistas citados en Bloomberg consideran que la FED está haciendo esfuerzos desesperados para ayudar al gobierno a salir de esta situación de deuda.

Sea como sea, la magnitud de la deuda podría ser más grande que en cualquier momento, aunque esto no cambie muchas cosas en las finanzas. Teniendo esto en cuenta, es que los inversores del mercado financiero no piensan que el problema sea cuánto se deba.

Mientras todo esto ocurre, la recuperación sigue en marcha. Pese a ello, es una recuperación que se da en medio del nerviosismo, alimentado a su vez por múltiples factores. Entre estos, se destaca el crecimiento de la inflación y la perdurabilidad de la pandemia.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -