viernes, mayo 7, 2021
Inicio Noticias Los objetivos de China con la regulación de las firmas tecnológicas

Los objetivos de China con la regulación de las firmas tecnológicas

Las recientes acciones de la República Popular de China en contra de las empresas tecnológicas, podrían estar detrás de los grandes objetivos de ese país. Como se sabe, la gran meta de Pekín, es convertir a su nación en una superpotencia en el menor tiempo posible, por lo que el control de la tecnología parece ser de primer orden.

Aunque las leyes antimonopolio de China son de vieja data, las autoridades las dejaron de cumplir. La razón de esto, fue para dejar que se desarrollaran al máximo las grandes empresas. Una vez alcanzado el desarrollo de estas gigantes, el siguiente paso, sería el control.

Debe tenerse en cuenta, que el sistema económico de China es diametralmente distinto al conocido en Occidente. En esta parte del mundo, la economía es de libre mercado, mientras en China es totalmente controlada por el Estado, dado que ese país es de orientación socialista.

China es un bloque monolítico con objetivos estrictamente definidos

El desarrollo chino después de la muerte de su líder Mao Tse-tung, han tomado una orientación de desarrollo al estilo capitalista. No obstante, esto parece ser solo la superficie que cubre todo el complejo sistema de planificación económica de China, con sus objetivos bien trazados.

Dentro de Estados Unidos la economía es regulada por el mercado, en China, por el Estado. En los denominados planes quinquenales, el Partido Comunista traza los objetivos que se deberán lograr en cinco años. En ese sentido, si el país necesita empresas tecnológicas, toda la economía se enfoca en ese objetivo de manera obligatoria.

Esto, aunque cercena las libertades de comercio de muchas empresas, facilita el desarrollo económico, sobre todo a grandes velocidades. Ahora bien, si las grandes empresas amenazan con escaparse del control, las autoridades no dudarán en apretar el nudo contra las mismas.

Eso, precisamente, fue lo que sucedió con el ex CEO y cofundador de Alibaba, Jack Ma. El empresario, al ser uno de los millonarios más importantes del mundo, se sintió muy poderoso para cuestionar los objetivos y planes de China. Esto le costó algo más que el puesto al frente de la empresa.

El control de la tecnología producida por grandes firmas, es crucial para que China alcance los objetivos centrales de reforzar su presencia internacional de gran potencia. Fuente: China Daily
El control de la tecnología producida por grandes firmas, es crucial para que China alcance los objetivos centrales de reforzar su presencia internacional de gran potencia. Fuente: China Daily

Las declaraciones de Jack Ma fueron la campanada

El pasado mes de octubre, Jack Ma realizó fuertes declaraciones contra las autoridades económicas designadas por el Comité Central del Partido Comunista. Para ese ente gobernante, las mismas fueron consideradas como una alarma que llamaba a tomar acciones inmediatas. Los objetivos de China podrían estar en juego si Alibaba se salía de control.

En ese sentido, (aparte de la «desaparición» de Ma), el Estado comenzó a llevar a cabo algunas acciones. Kendra Schaefer de la firma Trivium China, durante una entrevista en CNBC, relató algunos de los más recientes pasos dados por Pekín.

Uno de los más importantes, explica, se relaciona con la Administración estatal para la regulación del mercado (SAMR). Esta institución, el mes pasado inició una investigación en contra de Alibaba para determinar si esta gigante tecnológica estaba realizando prácticas monopólicas.

Asimismo, en octubre de 2020, las autoridades comenzaron a investigar a varias empresas de este tipo en el área del manejo de la información personal.

Todas estas regulaciones son parte de los esfuerzos de China para convertirse en una superpotencia en la arena tecnológica, afirma Schaefer.

Una estrategia global

Si China tiene entre sus objetivos convertirse en un actor de primer orden, necesita controlar la tecnología de punta. Haciendo énfasis en ello, Emily de La Bruyere, de Horizon Advisory, explica que estas grandes empresas son la puerta de entrada de China para hacerse una posición dominante.

«Esas compañías multinacionales de tecnología, son decididamente la fuerza que permitirá a China extender su influencia globalmente», expresó. Paralelamente, aseveró que este escenario no podrá ser interrumpido, ya que, en poco tiempo, China alcanzará el estándar de Estados Unidos.

Pero las acciones gubernamentales destinadas a controlar las empresas tecnológicas, parece no ser exclusiva de China. En Europa, se han llevado a cabo iniciativas muy agresivas para encausar a estas compañías.

La General Data Protection Regulation (GDPR), lanzada en 2016, busca presionar a las grandes compañías en relación con el uso de datos. Por su parte en Estados Unidos, aunque recientemente se dieron algunos pasos al acusar a Facebook y otras firmas de prácticas monopólicas, parece no haber una regulación sólidamente establecida.

Resumen en datos

  • Para convertirse en una potencia de gran influencia, tal como sus objetivos lo dictan, China debe controlar las empresas tecnológicas.
  • En tal sentido, se ha lanzado una serie de acciones encaminadas a supervisar las prácticas monopólicas y la protección de datos personales.
  • La primera de estas grandes firmas tecnológicas investigadas por Pekín, es Alibaba.
  • En otras partes del mundo, como en Europa, también se han lanzado proyectos agresivos de control de estas compañías.

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Periodista con 10 años de experiencia. Buena parte de ellos, dedicados a temas relacionados con el mundo de la economía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Brokers Destacados

Review del broker XTB

Review del broker XTB

Review del Broker Plus500

Review del Broker Plus500

Lo más reciente