miércoles, enero 26, 2022

Tres estrategias para invertir en tiempos de estanflación

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

La economía de Estados Unidos y otros países, se mantiene en difíciles tiempos teniendo en cuenta la creciente aproximación a números de estanflación. Los precios de la energía y las materias primas aumentan el drama que día tras día mantiene a los inversores preocupados. Asimismo, las medidas para frenar la inflación parecen no dar los resultados esperados en el corto plazo.

En ese sentido, los inversores en un número progresivamente creciente, pierden la paciencia en los llamados de la Reserva Federal. El banco central mantiene su postura de denominar la actual crisis inflacionaria como un elemento «transitorio». No obstante, muchos inversores temen que ese carácter pasajero esté desvaneciéndose para convertirse en algo más estructural.

Otro aspecto de suma preocupación es que las medidas para frenar la inflación, podrían desembocar en un aumento del desempleo. Se trataría de una situación preocupante teniendo en cuenta que el gobierno del país norteamericano no tiene cifras muy halagadoras en ese terreno. De cualquier manera, los inversores notan cómo el rango de toma de decisiones de la FED se hace cada vez más limitado.

Así se manifiestan los tiempos de estanflación

Conseguir una receta mágica que proteja el dinero en los temidos tiempos cercanos a la estanflación, puede resultar angustiante. No se trata de un asunto que se pueda resolver con ensayo y error, pues cualquier paso en falso podría significar la pérdida del capital de inversión.

Se debe destacar que la estanflación es un período crítico en la economía en el cual se juntan diversos factores. Lo que la hace tan temible, es que esta se compone de un lento crecimiento económico, desempleo y un crecimiento constante en el índice de precios al consumidor (IPC). La economía de Estados Unidos, si no está, poco le falta para la estanflación.

Los inversores reaccionan a esto y grandes oleadas de dinero se están dirigiendo, por ejemplo, a los ETFs proyectados para hacer frente a la inflación. EnQuéInvertir reportó recientemente como los 18 principales fondos dedicados a la lucha contra los altos precios recibieron el equivalente al 37% de sus activos, triplicando el rendimiento promedio de todo el mercado ETF.

De este modo, los tiempos de la estanflación parecen tocar a la puerta y los inversores están actuando para preservar su capacidad de capital. A continuación, se presentan tres estrategias que podrían resultar de gran utilidad.

La estanflación podría llegar a la economía de Estados Undios en estos tiempos de ralentización del crecimiento económico y problemas de desempleo e inflación. Fuente: Nordea Corporate
La estanflación podría llegar a la economía de Estados Undios en estos tiempos de ralentización del crecimiento económico y problemas de desempleo e inflación. Fuente: Nordea Corporate

Las 3 estrategias para evitar la pérdida del poder de inversión

La primera de las estrategias que podrían resultar salvadoras, es la denominada barbell strategy. Según analistas de Morgan Stanley, citados en CNBC, esta consiste en «poseer acciones de valoración baratas con un alto flujo de caja libre y dividendos». Se destaca que el flujo de caja libre es una medida que representa el monto de dinero que puede generar una compañía tras contabilizar las salidas para controlar gastos.

Esta estrategia implica irse a los extremos entre alto riesgo y cero riesgos. De esta manera los inversores no se quedan «en mitad de camino». Para más detalles, se puede ampliar el conocimiento de la barbell strategy en este enlace.

Otra de las estrategias protectoras en tiempos de estanflación, es evitar las acciones de crecimiento e ir por los fijadores de precios. Así, los inversores pueden colocar sus capitales en empresas upstream y evitar las downstream. Para ilustrar esto con un ejemplo, se puede citar los chips semiconductores. En consecuencia, las acciones upstream, pertenecerían a las fabricantes de chips, mientras las downstream, a las empresas cuya producción depende de estos chips.

No ir más allá de las acciones cíclicas

La tercera de estas estrategias para el resguardo de capitales en tiempos de estanflación, es no creerse un tiburón. Al contrario, Morgan Stanley recomienda a los inversores limitarse a las acciones cíclicas y de valor. Estas, explican, dan mejores resultados cuando la inflación se mantiene creciente.

Se debe destacar que las acciones de valor son aquellas que parecen cotizar por debajo de lo que se piensa es su valor real. Las acciones cíclicas, por su parte, son aquellas que, como su nombre lo indica, siguen ciclos. Estas suben y baja de acuerdo a las condiciones macroeconómicas.

«Si el riesgo de estanflación continúa, una estrategia de ‘inversión de negociación’ podría destacarse en términos de rendimiento. Esto podría significar comprar con los peores precios rezagados del mes pasado y esperar una reversión de los mismos en el mes siguiente», explica el banco.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -