miércoles, enero 19, 2022

Inversiones en el sector de vehículos eléctricos es una de las más seguras

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

Una de las plazas más seguras para obtener ganancias a futuro, es el sector de vehículos eléctricos. Esto se debe al potencial que este negocio representa para el alcance de las metas de cero emisiones de carbono para el año 2050. El resultado de eso, es que a partir de ahora hasta la próxima década será una época decisiva en el que se darán los primeros y más importantes pasos.

En otras palabras, la creación de la infraestructura primaria para el movimiento de los vehículos alimentados con electricidad por un lado. Y por el otro, la adaptación de las fabricantes automotrices a la nueva tendencia, serán fundamentales. Una vez alcanzados esos primeros pasos, el resto será simple producción en cadena.

En la medida en que mayor cantidad de ciudades y países se vayan sumando, la demanda que tendrá esta industria le dará grandes proporciones. En otras palabras, los inversores primarios, por ejemplo, los de la actualidad, podrán recoger grandes ganancias, sobre todo durante esta década de creación de infraestructura.

¿Cuál es la real dimensión de la industria de vehículos eléctricos?

Aunque las dimensiones solo se pueden imaginar en su grandeza, se puede decir que el sector de vehículos eléctricos abarcará todo el planeta. Y no se trata solamente de los prospectos como Tesla o Nio Inc., sino una infinidad de empresas fabricantes de una gran variedad de modelos de coches.

Esto último se refiere no solo a vehículos de uso urbano, sino también motos, bicicletas, buses, camiones y hasta yates eléctricos. Se trata de un cambio de dimensiones profundas en el modo en que la sociedad se moviliza. La intención, como ya se resaltó, es pasar de un mundo emisor de toneladas de gases de efecto invernadero a eliminarlas por completo. ¡Todo ello en apenas 5 décadas!

Para llevar a cabo ese proyecto, que se convertiría en una hazaña para la humanidad, se necesita inversión. Grandes cantidades de inversión que llevarán la capitalización del sector a un extremo difícil de imaginar en estos momentos, salvo algunas proyecciones conservadoras.

De esta manera, cabe decir que, si usted tiene inversiones en alguna empresa relacionada con el sector de los vehículos eléctricos, está en buen camino. Si su situación amerita alguna recomendación, sería la de ampliar la vista al mundo del transporte eléctrico como un todo. Es decir, ir más allá de una o dos empresas importantes.

Un proceso dinámico dentro de la industria

La transición de los vehículos movidos por combustible fósil a los alimentados con energía eléctrica, va a ser extremadamente dinámica. Tanto así que, para 2035 se espera que se ensamble el último de los vehículos de combustión. Los coches contaminantes estarán rodando el tiempo suficiente mientras la infraestructura de los eléctricos se asienta.

Por otra parte, para tener una idea de cómo es el ritmo de esa transición, se deben mirar algunos casos particulares. El primero de ellos, es el Plan de Infraestructura que se llevará a cabo en Estados Unidos. El mismo contempla la inversión de miles de millones de dólares en la creación de centros de recarga para coches eléctricos.

Al mismo tiempo, se realizarán inversiones descomunales para la sustitución de flotas de autobuses en todo el país. De esta manera, el transporte masivo haría un giro de 180 grados, tras el cual, decenas de millones de personas se moverán con energía eléctrica.

Paralelamente, la creación de la infraestructura en las principales ciudades, abrirá el compás para la rápida adaptación de las automotrices. Junto a estas, surgirán otras empresas nuevas en el sector de la creación de vehículos eléctricos. Las ventajas de esta medida, aparte de ambientales también tienen que ver con resultados de economizar costos de rodaje y mantenimiento.

El sector de los vehículos eléctricos, es uno de los que tiene mayores proyecciones de crecimiento en el mediano y largo plazo. Fuente: Portal Movilidad
El sector de los vehículos eléctricos, es uno de los que tiene mayores proyecciones de crecimiento en el mediano y largo plazo. Fuente: Portal Movilidad

China se aproxima con estruendo

Al otro lado del mundo, se destaca la figura imponente de China. Ese país, ya ha dado inicio a un atrevido plan de sustitución de vehículos de combustión por coches movidos por energía eléctrica.

Tal como reportó EQI recientemente, la prohibición de la minería de Bitcoin en toda la geografía china, dejó grandes excedentes de energía. La misma sería destinada a alimentar grandes centros de recarga para coches eléctricos en provincias distantes a las principales ciudades.

Para mediados de esta década, China planea tener en las calles 3 vehículos eléctricos por cada 5. Se trata de un ambicioso proyecto que podría dar sus frutos debido al celo del país asiático a la hora de cumplir sus metas. Por otro lado, se debe decir que las empresas chinas de vehículos eléctricos son de una magnitud y calidad sin igual.

El otro aspecto resaltante es que la transición hacia vehículos eléctricos, permitirá a China disminuir las importaciones de petróleo. En palabras sencillas, se ahorrarán gastos de importación. Así, estos podrán ser reorientados a acelerar el cumplimiento del plan de cambio de un tipo de coches contaminantes por otros sustentables.

Compra las balas, no las armas

Dentro del sector de los vehículos eléctricos, también hay subcategorías para que los inversores puedan poner sus fondos. El sitio web de Nasdaq, aconseja de manera particular la orientación de capitales hacia los mismos. Para ello asegura que es mejor «comprar las balas, y no las armas».

Con esto, se refieren a que se debe invertir en empresas dedicadas, por ejemplo, a la fabricación de baterías de cambio para estos coches. En ese sentido, se puede indagar sobre la existencia de compañías dedicadas a la fabricación de baterías para camiones o yates eléctricos. ¿Existen? ¿Cuál es su potencial?

Invertir para obtener ganancias seguras en un negocio emergente que ya está en marcha, pocas veces había sido tan nítido. El sector de los vehículos eléctricos pinta indetenible y ya existen decenas de inversores dando los primeros pasos.

La finalidad de este contenido es meramente informativa. Ni el autor ni el medio aconsejan que se tome como una guía para invertir. Antes de hacer cualquier tipo de inversión, por el contrario, recomiendan buscar orientación profesional.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -