miércoles, enero 26, 2022

Palestina planea adoptar criptomonedas dentro de su economía

David Fuentes
Estudiante de Relaciones Internacionales y Derecho en la Universidad Central de Venezuela. Interesado en el estudio de la economía internacional, así como del desarrollo y aplicabilidad de los derechos de Propiedad Intelectual a nivel global.
- Publicidad -

Te puede interesar

Palestina es uno de los temas por antonomasia dentro de la dinámica internacional. Y es que la historia turbulenta que protagoniza con Israel, lo mantiene entre los grandes focos de conflicto del mundo. Hoy, el país vuelve a ser el centro de atención, tras el anuncio que Palestina planea consolidar el uso de criptomonedas como método de pago entre sus gobernados. Desde EnQuéInvertir te contamos.

Los planes de Palestina

El mundo ha sido testigo de cómo ciertos países han adoptado a las criptomonedas de manera activa en distintas partes del mundo. Así, recordamos como el Salvador se convirtió en el primer país en convertir a Bitcoin en una moneda de tránsito totalmente legal. Otros países como Cuba y Venezuela también han manifestado sus intenciones de explotar las bondades de los criptoactivos de cara al futuro.

De manera análoga, Palestina planea ser parte de la lista de países en adoptar a las monedas digitales de forma abierta dentro de su economía nacional. Sin embargo, mientras los otros Estados realizan está adopción como una política de fortalecimiento macroeconómico, Palestina busca con esto lograr su independencia monetaria con respecto a Israel.

Vale decir entonces que en cumplimiento con los pactos internacionales que Palestina ha celebrado con nación judía, los árabes acordaron en un primer momento no acuñar su propia moneda legal. Por el contrario, la economía de Palestina depende de manera directa de los dictámenes establecidos por el Banco Central de Israel, así como del comportamiento del dinar jordano y el dólar estadounidense.

Gracias a esto, es justo decir que los bancos de Palestina ejercen su actividad de forma restringida. En primer lugar, el número de trasferencia que pueden realizar estas instituciones a Israel responde a un monto fijo al día; razón por la que el flujo de dinero es limitado. Del mismo modo, para Palestina poder realizar pagos a otros Estados, muchas veces debe incurrir en préstamos; un hecho que deriva en una creciente posesión de bonos nacionales israelíes.

¿Es esto realmente posible?

Pese a que Palestina planea ser parte de la tendencia de adoptar criptoactivos de manera oficial; valdría la pena preguntarse si esto es realmente factible.

En primer lugar hay que decir que la economía de Palestina se destaca por su precariedad. Durante el último año, la economía del país ha caído un 11%. Del mismo modo, dada la negativa de las autoridades palestinas de aceptar los impuestos recaudados por Israel, la brecha fiscal se ha expandido en más de mil millones USD. Todo esto son elementos que ponen en tela de juicio la capacidad de la economía de palestina, de tolerar una hipotética transición al mundo de los criptoactivos.

Del mismo modo; vale decir que la fragmentación territorial que presenta Palestina, es otro de los grandes elementos que podría impedir la materialización de los planes de la nación árabe. Vale recordar entonces que el territorio donde Palestina ejerce su soberanía no es un espacio continuo; sino que este se encuentra dividido en cientos de tramos, muchas veces rodeado en su totalidad por territorio israelí. Esto es un hecho que dificultaría la aplicación armónica de la nueva política monetaria.

Finalmente; dado que al final del día se está hablando de activos digitales, es claro que para poder instaurar criptomonedas como un método de pago oficial, la nación deberá contar con una infraestructura eléctrica bien consolidada, así como a un acceso a Internet estable; todos elementos que, dada la fragilidad del Estado palestino, parece difícil garantizar.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -