viernes, diciembre 3, 2021

¿Qué es el Bitcoin?

Lenín Navas
Soy un internacionalista venezolano apasionado por las nuevas tecnologías y las dinámicas de la Economía Internacional. Me dedico al estudio de los efectos de la Cuarta Revolución Industrial en el mundo, las oportunidades de emprendimiento en América Latina y los flujos financieros internacionales.
- Publicidad -

Te puede interesar

En los últimos años todos hemos oído hablar de Bitcoin y las criptomonedas. Y es que, luego del gran alza en el precio de la moneda virtual durante el año 2017, es imposible para cualquier inversionista bien informado ignorar a estos activos financieros. Por esta razón, desde En Que invertir queremos darte toda la información necesaria para que sepas qué es el Bitcoin, y cómo puedes aprovechar a esta criptomoneda dentro de tu portafolio de inversiones.

¿Qué es Bitcoin?

Antes que nada debemos entender en qué consiste Bitcoin. Pues, la simple idea de una moneda virtual emitida sin la supervisión de ningún gobierno, empresa u organización del mundo, puede parecer bastante rara para alguien que la oiga por primera vez.

Así, Bitcoin es la primera criptomoneda del mundo, nacida en el año 2009 y diseñada por Satoshi Nakamoto, el pseudónimo elegido por el misterioso creador de BTC, cuya identidad verdadera se mantiene secreta hasta el día de hoy. Esta moneda virtual fue creada durante los peores momentos de la Crisis Financiera del año 2008, y tiene como objetivo acabar con el monopolio de los gobiernos y los grandes bancos sobre el dinero.

Esto se lograría gracias al funcionamiento descentralizado de Bitcoin a través de la tecnología Blockchain, el cual le permite operar a la criptomoneda sin la participación de ninguna entidad central. Siendo los propios usuarios de la moneda virtual los que deciden el futuro de BTC, a través de sus transacciones y de las decisiones que tome la comunidad sobre la criptomoneda.

¿Tecnología Blockchain?

Ahora bien, si el concepto de las criptomonedas como Bitcoin puede parecer intimidante a primera vista, mucho más lo es la tecnología Blockchain. Y es que, la misma ha sido presentada normalmente como una tecnología muy complicada, que solo pueden entender expertos en informática. Nada más alejado de la realidad.

La Blockchain en realidad no es otra cosa que una base de datos distribuida, en donde todos los usuarios validan las operaciones realizadas por otros usuarios de la red. Así, en lugar de que una única entidad como un banco central se encargue de ejecutar y registrar las transacciones que se realizan con Bitcoin. Son todos los usuarios que deseen prestar parte de su poder de cómputo a la red, los que se encargan de realizar este trabajo.

Estos usuarios, conocidos como mineros, validan las transacciones que ejecutan las personas en la Blockchain de Bitcoin. Proporcionando para ello parte de su poder de procesamiento, y recibiendo a cambio Bitcoins como recompensa. Siendo este el mecanismo mediante el cual son emitidos nuevos Bitcoin al mercado. No por la decisión discrecional del gobierno, sino por el trabajo prestado por los usuarios en la red, y según límites prestablecidos.

Este modo de funcionamiento proporciona dos grandes ventajas a Bitcoin sobre el dinero tradicional. La primera de ellas siendo la imposibilidad de que la red sea manipulada. Pues, al no ser un único ente sino miles de usuarios los que registran las transacciones en Bitcoin, para poder manipular los registros se tendría que hackear a todos los mineros, algo técnicamente imposible.

Mientras que la segunda ventaja se encuentra en la descentralización. Pues, el funcionamiento de Bitcoin se encuentra definido en su código. Siendo imposible de alterar sin la participación de la mayoría de la comunidad, brindando confianza y transparencia en el proceso.

¿Cuál ha sido el desarrollo de Bitcoin?

Ahora que entendemos por qué nace Bitcoin, y cómo funciona la tecnología Blockchain que la impulsa, cabe preguntarnos: ¿Qué tal le ha ido a BTC desde su nacimiento? Y la respuesta a esto nos la brinda su precio. Pues, aunque Bitcoin no ha conseguido la masificación que se propone para poder competir con el dinero fiat tradicional. La cotización de la criptomoneda demuestra la vitalidad del cripto mercado.

Su precio es una buena forma de entender qué es el Bitcoin. Fuente: CoinMarketCap
Su precio es una buena forma de entender qué es el Bitcoin. Fuente: CoinMarketCap

Esto ha sido así especialmente debido al surgimiento de Bitcoin como un activo reserva de valor. Es decir, un activo cuyo precio no se encuentra directamente correlacionado con el mercado financiero tradicional. Lo que significa que cuando los activos financieros caen frente a una crisis política o económica, los activos reserva de valor mantienen o aumentan su cotización. Siendo el oro el mejor ejemplo de este tipo de refugio para capitales en la última década.

Gracias a sus cualidades, especialmente la imposibilidad de que sea manipulado por algún ente externo. Y el suministro limitado de Bitcoins fijado en los 21 millones de BTC, que garantiza la escasez de la criptomoneda. Bitcoin se ha venido perfilando como un nuevo activo reserva de valor en los últimos años. Lo que le permitiría consolidar su posición como uno de los activos financieros más importantes del mundo.

Los desafíos de Bitcoin

Sin embargo, no todo en el desarrollo de Bitcoin ha sido positivo. Pues, aunque alcanzó en tiempo récord una altísima cotización, ubicada al momento de escribir este artículo en los 10.730 dólares por BTC. La criptomoneda se enfrenta a importantes obstáculos de cara a su masificación.

El primero de estos obstáculos es el problema de la escalabilidad. Y es que, debido a la complejidad a que se enfrentan los mineros para ejecutar y registrar la transacciones. Sumado al limitado tamaño de los bloques de la Blockchain en dónde deben registrarse las mismas. A medida que nuevos usuarios ingresan a la red y realizan operaciones con sus Bitcoin, el tiempo de espera de las mismas y el tamaño de las comisiones va aumentando. Lo que imposibilita que las transacciones con BTC sean inmediatas.

El segundo desafío de Bitcoin es la volatilidad en su precio. Este problema surge debido a que el tamaño del mercado de BTC, a pesar de ser de 198.627 millones de dólares, sigue siendo muy pequeño en comparación con los objetivos que se propone cumplir. Lo que permite que usuarios con muchos Bitcoin, conocidos como ballenas, puedan manipularlo comprando y vendiendo grandes cantidades de la criptomoneda.

Finamente, el último desafío al que se enfrenta Bitcoin es el rechazo gubernamental. Pues, al apuntar directamente al monopolio que los gobiernos han ejercido durante décadas sobre la política monetaria. Los gobiernos del mundo son en general hostiles a la criptomoneda, prohibiéndola, limitando sus usos, o creando monedas virtuales gubernamentales para competir con ella.

¿Debo comprar Bitcoin?

Luego de haber recorrido los elementos básicos de Bitcoin, y comprender en qué consiste la criptomoneda, cómo funciona, y cuál ha sido su desarrollo, todavía nos queda una pregunta por responder: ¿Debo incluir a Bitcoin en mi portafolio de inversiones o por el contrario debería enfocarme en activos más tradicionales?

Y aunque la respuesta rápida a esta pregunta es que efectivamente es una buena idea comprar Bitcoin, la realidad puede ser un poco más compleja. Pues, en primer lugar, como con cualquier activo financiero, debemos intentar reducir al mínimo nuestra exposición a la criptomoneda. Dedicando únicamente un porcentaje de tu portafolio, que no debe superar el 15%, a la compra de BTC.

Asimismo, debemos entender que el desarrollo que ha seguido el precio de Bitcoin a lo largo de su historia nos indica que la criptomoneda es un activo muy volátil. Por lo tanto, hay dos estrategias que podemos implementar con la moneda. Teniendo la opción de comprar una cantidad de Bitcoin y mantenerla por meses y años, esperando que su precio aumente de forma importante. O podemos aprovechar la volatilidad para realizar trading en alguna de las múltiples exchanges disponibles. Una opción que puede resultar extremadamente redituable.

Finalmente, es bueno recordar que no es obligatorio comprar Bitcoin. Existen otras criptomonedas que, como Ethereum o Binance Coin, poseen características técnicas que las vuelven atractivas para la inversión. Asimismo, si prefieres no entrar al cripto mundo, siempre hay otras opciones para invertir como el oro o el mercado Forex. Sin embargo, siempre es bueno analizar seriamente la posibilidad de ingresar al cripto mercado, para no quedarte afuera de lo que podría ser el gran boom financiero del siglo XXI.

- Publicidad -

Posts relacionados

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -