sábado, octubre 16, 2021

El Oro estuvo inestable durante la semana: ¿Por qué?

Antonio Cairo
Estudiante de ingeniería, con interés en la economía digital, finanzas y desarrollo tecnológico.
- Publicidad -

Te puede interesar

Pasada una semana llena de tensión, la cotización del metal no consiguió colocarse dentro de una tendencia sostenida. Ante la esperada reunión de los bancos centrales, donde estaría presente Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, el Oro estuvo inestable, considerando las reacciones posteriores del mercado.

Para el cierre del viernes, la trayectoria del precio se vio afectada por un fuerte e inusual impulso, que denotó un ambiente de dudas entre los operadores. Aquí te presentamos los detalles del acontecimiento.

La volatilidad de los últimos días

Los mercados del metal se comportaron de una manera agresiva a medida que avanzaba la semana. La cotización del activo de refugio tomaría una tendencia de rebotes mientras que se esperaban declaraciones de las entidades financieras.

En el momento que la bolsa de valores crecía de manera progresiva, el Oro estuvo inestable, ante la incertidumbre de lo que resultaría tras la reunión de la FED. Las posiciones de los compradores y vendedores en el mercado del metal fluctuaron con cierta volatilidad. Esto, después de una aparente sostenibilidad iniciada en la segunda mitad de agosto.

La situación que pudiera resultar del simposio en Jackson Hole incrementó el nerviosismo entre los inversores.

Luego de toda una semana lleva de dudas, el escenario se tornó aún más volátil el viernes, cuando el precio del metal se disparó. Parece que los operadores decidieron buscar un puesto seguro antes que arriesgarse a entrar en los valores accionarios.

Mientras se conocían las opiniones emitidas en la reunión de la Reserva Federal, los capitales entraban al refugio. El Oro estuvo inestable hasta el momento que llegó el fuerte impulso del viernes, el cual situó el precio en un nivel no visto desde los primeros días del mes.

Rendimiento del precio

Si bien la semana iniciaba con una tanda alcista un tanto persistente, el escenario no pudo conservar ese trayecto. Ya en la mitad de la sesión semanal, comenzó un retroceso de la cotización. El precio del Oro se estancaría en un mínimo de $1.783,60 el pasado jueves, lugar de donde emprendería otra vez el rumbo alcista.

Pasado el pico de $1.811,70, además del mínimo del jueves, llegaría el último máximo previo a la subida del viernes, ubicado en los $1.806,10. En definitiva, el rumbo en el mercado del Oro estuvo inestable, con la participación de inversores temerosos e indecisos.

Al llegar el día viernes y el momento de conocerse con más claridad la opinión de los funcionarios de la banca central, el metal se impulsó fuertemente. Ante la incertidumbre, el precio se alzó rápidamente hasta un pico de $1.821,40, a horas tempranas del viernes.

Gráfica donde se aprecia el rendimiento con el que el Oro estuvo inestable durante toda la semana, terminando el viernes con un fuerte impulso. Fuente: Yahoo Finance.
Gráfica donde se aprecia el rendimiento con el que el Oro estuvo inestable durante toda la semana, terminando el viernes con un fuerte impulso. Fuente: Yahoo Finance.

Ya en el cierre de la tarde, esa cantidad retrocedió un ligero 0,04% hasta $1.820,50. Puede que después de denotarse un rendimiento fortalecido en los valores bursátiles, algunos inversores salgan al riesgo. No obstante, los operadores esperarían un ritmo calmado en los próximos días para salir del refugio.

Por ahora, tras suceder la tanda alcista del viernes, se tiene como soporte a la barrera de $1.810, además del soporte crítico en los $1.793.

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -