sábado, octubre 16, 2021

Valoración del café se dispara tras fuerte helada en Brasil

Alejandro Gil Rivero
Periodista de profesión, estudioso de la economía política clásica, capacitado para manejar una amplia gama de espacios que abarcan el mercado de valores, comercio internacional, criptomonedas y Blockchain. Para más detalles de mis publicaciones, contácteme en redes sociales.
- Publicidad -

Te puede interesar

El comercio del café es uno de los más activos y su valoración en distintas épocas del año lo convierte en un commodity muy atractivo. Como la mayoría de los commodities relacionados con la agricultura, en épocas de plantación su precio se dispara. Luego, en épocas de cosecha o zafra, el valor del café cae considerablemente. Esto lo convierte en un activo de muy fácil predicción de precio, por lo que atrae grandes sumas de dinero en inversión.  

Sin embargo, eventos inesperados pueden alterar este círculo de ganancias para los inversores. Precisamente, en Brasil, el principal productor y exportador de café, se produjo una helada recientemente en el cinturón cafetalero en la región centro/sur del país. El inusual descenso de la temperatura, afectó la producción de otros rubros como la caña de azúcar y naranjas.

Así, la helada del pasado 20 de julio, dañó las plantas de café y amenaza seriamente el prospecto de suministro para el año próximo. Según los expertos, la nación sudamericana tardaría años en recuperarse de este inesperado suceso. El primer efecto de esto, es el incremento del precio debido a su escasez. Algunos índices ya muestran el mayor aumento en 7 años en el valor de mercado de este producto.

¿Qué esperar de la valoración del café en el corto y mediano plazo?

Conocer la valoración del café en tiempos ordinarios, no es una tarea muy compleja. No obstante, en tiempos extraordinarios como el actual, la volatilidad parece ser la norma común del rubro. La reciente caída de las temperaturas en Brasil, no ha sido el único evento inusual. A principios de 2021, se produjo la mayor sequía en 91 años en la zona, la cual dañó grandes cosechas de maíz.

La falta de semillas de café en el mercado, enciende las alarmas de que los productores no puedan cumplir con las entregas programadas. Algunos productores citados en Reuters aseguran que, frente a la escasez, se verán obligados a cultivar otros rubros de manera provisional. Uno de ellos, identificado como Gonçalves, lamentó haber perdido unas 80.000 plantas.

Todo esto da a entender que el precio de mercado va a variar considerablemente hacia arriba. Se trata de una tendencia que sería más aguda de repetirse a finales de mes el fenómeno de la helada. Esto último es una posibilidad no descartada por la Consultoría de Servicios Meteorológicos.

En el mercado de futuros de Nueva York, por ejemplo, la valoración del café subió un 16% desde la semana pasada. Todo esto, debido a los temores de escasez provocados por los mencionados sucesos en Brasil. Esta escasez, naturalmente, llevaría los precios a niveles poco comunes en años.

Brasil, el principal productor y exportador mundial de café, ha sufrido una fuerte helada en su cinturón cafetalero, lo que impactará de manera aguda la valoración de mercado de este commodity. Fuente: Quecafe.info
Brasil, el principal productor y exportador mundial de café, ha sufrido una fuerte helada en su cinturón cafetalero, lo que impactará de manera aguda la valoración de mercado de este commodity. Fuente: Quecafe.info

Creciente consumo y menos oferta

El consumo de café, se incrementó durante la pandemia del Covid-19 debido a que, entre otros factores, el trabajo online se extendía a horarios nocturnos. En Estados Unidos solo en 2018, los datos muestran que se compraron cargamentos en el exterior por valor de $5.700 millones de dólares, lo que equivale al 18.5% de todas las importaciones de café a nivel mundial en ese entonces.

Durante 2020, se presentaron rasgos singulares. Aunque el nivel de comercio internacional y de compra en tiendas físicas como Starbucks disminuyó, las compras online aumentaron en un 57%. Las personas que ya tomaban café, dejaron de hacerlo afuera para hacerlo en el interior de sus hogares. Al mismo tiempo, 6 de cada 10 personas en ese país consumen café en un promedio de 2.9 tazas al día.

Se trata de una tendencia creciente de consumo la cual, mezclada a la mencionada pérdida de las cosechas en Brasil, podría afectar fuertemente el precio. Otro dato a tener en cuenta es que Brasil y Colombia son los dos principales proveedores del commodity a Estados Unidos. En tanto, todo dependería que Colombia sea capaz de llenar los espacios dejados por su rival.

La incertidumbre sigue y aumenta la ansiedad en los mercados

Los mercados se mantienen nerviosos ante la incertidumbre del caso Brasil respecto a la valoración del café. Las bajas temperaturas, que en algunas zonas llegaron a niveles por debajo de cero, se convirtieron en devastadoras. No se conoce con exactitud la magnitud de los daños.

«Si los daños son muy grandes, los agricultores no tendrán más remedio que podar las plantas. Esto llevará a una aguda crisis de producción», explican analistas en Business Today. La poda de plantas en zonas como Mogiana, significa que el año próximo no habrá cosecha.

Pero las malas noticias van más allá. En otras palabras, incluso no siendo necesaria la poda de las plantas, la helada afectará el proceso de desarrollo y florecimiento de los sembradíos. Esto se traduce en una mayor incertidumbre en los mercados.

Cualquier otra variación en la temperatura, la cual no se descarta, afectará definitivamente la estabilidad de las pocas plantas que no se podaron. En tanto, el mercado interno se mantiene en un alto nivel de volatilidad. No existen reportes de que en otros países aumente la producción para satisfacer la demanda exterior que provocaría el vacío dejado por Brasil.

No todos están nerviosos

Aunque los compradores del mercado internacional «necesiten una taza de café» para calmar la ansiedad frente a la incertidumbre, no todos la pasan mal. Aquellos que almacenan grandes cantidades de este commodity, son quienes se han encontrado con que sus reservas de café se tornaron en reservas de oro.

Según estimaciones de la Intercontinentan Exchange (ICE) de Estados Unidos, el mayor exchange para el comercio de futuros de café, los precios tenderán a multiplicarse. Buena parte del café arábigo almacenado en stocks, ha presenciado un incremento sustancial de su valor en la última semana. Según Bloomberg, se habla de un 17%.

En palabras sencillas, mientras más cosechas se pierden en Brasil, más se valoriza el precio del café almacenado en Estados Unidos. Se resalta que muchas de las reservas de este commodity, tienen más de tres años almacenadas.

Por su parte, Judy Ganes, consultada en el citado medio, asegura que cualquiera que posea café almacenado «está sentado en una mina de oro».

- Publicidad -

Posts relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -