viernes, mayo 24, 2024

El ETF SPY recibió un jugoso regalo navideño

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

La semana pasada continuó el rally navideño de las acciones, con los principales índices acercándose a picos luego de las declaraciones de la FED. En ese sentido, el mayor ETF del mundo, el State Street’s SPY, recibió una entrada de nada menos que de 24 mil millones de dólares.

Los ingresos que llegaron a este fondo de $478 mil millones fueron totalmente orgánicos, afirmaron a Bloomberg, expertos de Wall Street. El punto de motivación de los ingresos estuvo en las declaraciones de la FED sobre tres posibles recortes de tipos para 2024. De igual manera, se presentaron otros movimientos en los mercados, sobre todo durante la jornada del viernes 15 de diciembre.

En todo caso, el reacomodo y el vencimiento de las opciones, permitió que los capitales buscaran puertos. Como es de suponer, SPY es uno de los más reconocidos desde que nació hace tres décadas. Vale la pena destacar que el flujo de capitales del viernes hacia el fondo fue el mayor desde que saliera al mercado en 1993. De hecho, es posiblemente el mayor de la historia para uno de estos instrumentos de inversión.

A pesar de las fuertes subidas de las acciones de riesgo, todavía existen demasiadas incertidumbres macroeconómicas.

El ETF SPY recibió un jugoso regalo navideño.
Los ingresos de capitales para el ETF SPY fueron los mayores de su historia en tres décadas. Fuente: Bloomberg.

El ETF SPY con flujos orgánicos

Como ya se mencionó, algunos expertos dicen que las grandes cantidades de capital que recibió el ETF SPY son completamente orgánicas. Uno de ellos es Matt Bartolini, de SPDR Americas, para quien el fondo recibió una justa parte del rally navideño que está actualmente en marcha.

No obstante, este ambiente positivo oculta un peligro debajo de la corteza y es la incertidumbre macroeconómica. En consecuencia, el hecho de que todo marche según los planes es una de las principales fuentes de preocupación, teniendo en cuenta que el fantasma de la recesión continúa rondando.

La inflación continúa bajando dramáticamente y la economía a buen ritmo. Así, parece prepararse el terreno para el deseado aterrizaje suave. Todas estas noticias positivas provocan que los capitales salgan de posiciones defensivas y se dirijan a las acciones de riesgo. Pero cualquier cambio de rumbo en 2024 podría fácilmente hacer que el flujo vuelva sobre sus pasos.

Bajo esas condiciones, se puede decir que el buen momento del ETF SPY y de los mercados financieros en general es más que frágil. En toda esta maraña no se deben pasar por alto las tensiones geopolíticas, las cuales históricamente juegan un papel aterrador.

Por ejemplo, la situación en Yemen y el Mar Rojo podría crear caos en la economía global, considerando que por allí pasa gran parte del comercio marítimo. El escenario podría ponerse mucho más cuesta arriba si, como todo apunta, Rusia finalmente obliga a Ucrania a aceptar una rendición incondicional. Como se puede apreciar, el 2024 no parece tener la pinta del año idílico para los mercados.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -