sábado, abril 13, 2024

Las acciones de VISA están en posición de compra, pero cuidado

Alejandro Gil Rivero
Alejandro Gil Rivero
Alejandro es licenciado en comunicación social enfocado en las áreas de economía y finanzas.
- Publicidad -

Te puede interesar

  • La inversión en la gigante de los pagos y las tarjetas, VISA, es considerada como una de las más consistentes de la última década.
  • Para este año, las acciones de la empresa en la bolsa podrían continuar creciendo gracias a un simple y a la vez sólido esquema de negocios.
  • Pese a la visión positiva, los analistas de diversos portales también advierten de posibles banderas rojas luego del desplome de principios de semana.

Sin mucho que objetar, las acciones de VISA se cuentan entre las opciones más convenientes de la última década. Esto último está relacionado con un modelo de negocios simple y altamente resistente a los embates económicos. Independientemente de las crisis, las personas continúan usando sus servicios.

Los ingresos de esta compañía se generan por medio de las comisiones por cada transacción que procesa su red. Teniendo en cuenta la usabilidad masiva, se trata de uno de los negocios más rentables. El viraje hacia las tarjetas continúa en auge en la medida en que progresa la tendencia al abandono del efectivo.

Considerando la imponente escala de la red, esas transacciones se suman. Para tener una idea de cómo es este proceso, se destaca que en el primer trimestre la empresa procesó 50.000 millones de transacciones. De esta gigantesca cantidad, la empresa extrae tarifas de servicio, procesamiento y cambio de divisas. En conjunto, todo esto totalizó casi $8.000 millones en el primer trimestre de 2023.

El fuerte respaldo de las acciones de VISA

Aunque las acciones de VISA sufren un descalabro desde el principio de semana, esto no anula su fortaleza. Como ya se dijo, su modelo de negocios es tan simple y efectivo que garantiza un buen prospecto para los accionistas, tanto en el corto como en el largo plazo.

El flujo masivo y constante de ingresos hace que la empresa goce de un negocio sumamente atractivo. El mismo habla por sí solo de las ventajas que presenta para los inversores. Por otra parte, no se debe perder de vista que también las acciones de la firma exigen y este probablemente es un punto negativo.

Las acciones de la compañía tienen un alto múltiplo de precio a ganancias. Esto último deja patentado que las mismas no están aptas para todos los portafolios. Sin embargo, gracias a la expansión de la empresa entre comerciantes, consumidores y grandes bancos, se convierte en una candidata a quedarse muchos años en la arena. La caída de esta semana se debe asumir como un desplome circunstancial que en nada afecta el esquema de la compañía. Pese a ello, también trae algunos puntos negativos como se expresa más adelante.

A pesar del retroceso, las acciones de VISA están respaldadas por un crecimiento amparado en la inflación en el gasto global nominal. Asimismo, tienen como base un fuerte compromiso con los rendimientos de los accionistas y una atractiva valoración. Si todos estos elementos se mantienen en sus respectivos puestos de combate, la situación dispone de más espacio para seguir dando buenos retornos a los inversores.

El estado actual de la empresa en la bolsa

En los tiempos que corren no se puede juzgar a una empresa por el hecho de que sus acciones caigan. Se trata de una realidad por la que atraviesan todas las compañías que basan su esquema en el público minorista. El modelo de VISA tiene una alta sensibilidad al estado del consumo minorista. Aunque ese índice se mantiene fuerte, las muestras de fractura son cada vez más evidentes como consecuencia de las altas tasas de interés en EE.UU. y Europa.

En consecuencia, el consumidor resiliente parece estar en la primera etapa de un camino de vacilación. No obstante, encima de todo se deben colocar las cifras importantes. De estas se desprende que la empresa cuenta con un sólido historial de ganancias y los fondos mutuos están tomando nota en la medida en que aumentan su participación en la compañía.

Al momento de redactar, las acciones de la gigante de las tarjetas se colocan en $222,95 dólares por unidad de participación, según Yahoo Finance. Para este mes de abril, las ganancias por acción (EPS) de la firma ascendieron a $2,09 dólares, sobre ingresos de $7,92 mil millones de dólares. En ambos casos, las expectativas son fuertemente superadas.

Es importante acotar que el sólido gasto del consumidor, sobre todo después de la pandemia, viene menguando como consecuencia de la persistente inflación. «El gasto en sectores afectados por la pandemia, como restaurantes, hoteles y pasajes aéreos, está comenzando a agotarse», explica un reciente informe de Morning Consult. En el mismo se agrega que durante los últimos dos meses consecutivos se experimentan fuertes caídas interanuales en ese terreno.

El rendimiento de la empresa

Pero si hay algo que no deja discusión es que el rendimiento de las acciones de VISA tiene más fortalezas que debilidades. Durante los últimos 3 años, la empresa experimenta un aumento de 14% en sus ganancias por acción o EPS. A esto se suma un sólido aumento del 10% en sus ingresos por ventas.

Según el portal Investors.com, las acciones de la empresa obtienen una calificación EPS de 93 sobre 99 puntos. Paralelamente, la calificación SMR es de categoría A. Vale mencionar que la calificación EPS refleja la salud de la empresa en cuanto a ganancias fundamentales. En tanto, la calificación SMR representa una medición del crecimiento de las ventas, los márgenes de ganancias y el rendimiento del capital.

En lo que respecta a los ingresos por transacciones internacionales, los mismos ascendieron un 24% hasta los $2.750 millones de dólares. Los ingresos por procesamiento de datos también subieron 10% hasta $3.820 millones. Con esto se corona nada menos que el octavo trimestre consecutivo de crecimiento de ganancias en ventas de la empresa.

Teniendo en consideración este telón de fondo, no es en absoluto atrevido a decir que las acciones de VISA están muy lejos de terminar el rally.

Las acciones de VISA tienen mayor potencial de retorno a largo plazo.
Las acciones de la gigante de los pagos pueden continuar subiendo en lo que queda de año, pero los analistas advierten sobre posibles banderas rojas. Fuente: Yahoo Finance

¿Vale la pena comprar acciones de Visa?

Como siempre, la decisión final de invertir en cualquier activo financiero depende del inversor particular y de las recomendaciones de sus asesores. En EQI nos limitamos a presentar datos de buena fe que tienen fines exclusivamente informativos. Los mismos pueden contener desaciertos, por lo que no se les puede tomar como asesoría o invitación de inversión.

Teniendo claro esto, pasamos a dar un vistazo a algunos elementos técnicos de las acciones de VISA. Para ello, nos basamos completamente en el análisis de Investors. Este apunta que las acciones de la firma tienen un punto de compra de doble fondo de $227,51 dólares por acción en un gráfico semanal. En tanto, la zona de compra se extiende hasta los $228,88 dólares.

Pero la línea de fuerza relativa tiene una marcada tendencia a la baja. De tal manera, la caída que inició el lunes y que puso las acciones por debajo de la línea de 50 días se presenta como algo terrible. Pese a ello, los analistas dicen que afortunadamente no se trata de un desplome lo suficientemente bajo como para asimilarlo como una señal de venta.

De todo esto, los expertos concluyen que las acciones de VISA técnicamente se mantienen como opciones de compra. La caída del lunes la ven como una bandera roja. Por tanto, aconsejan que la compra se haga con ciertas precauciones si se buscan ganancias en el corto plazo. En cuanto al largo tramo, las posibilidades de retornos se incrementan ampliamente.

Antes de la caída del lunes, Wall Street daba una fuerte calificación de compra con 17 votos de compra, uno de atesoramiento y ninguno de venta.

- Publicidad -

Posts relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Lo más reciente

- Publicidad -